A la espera de un último testigo, cuarto intermedio hasta el lunes

Maximiliano Zucarelli (izquierda) y Kevin Salas comparecen imputados como coautores de “robo calificado”

Los defensores Maximiliano Zucarelli y Kevin Salas quieren que se localice a Brian Rocha, quien habría escuchado a un tal Federico Viera decir que él había “reventado” el minimercado de Villa Nueva. Declare o no, el juicio concluirá el lunes por la tarde

Maximiliano Zucarelli (izquierda) y Kevin Salas comparecen imputados como coautores de “robo calificado”

El juicio que se les sigue a Maximiliano Daniel Zucarelli Milanesse (26) y Kevin René Salas (23), por el asalto a un comercio villanovense, entró en un compás de espera hasta el próximo lunes, jornada en la que se receptará un último testimonio y luego se pasará a los alegatos y se dictará sentencia.

El cuarto intermedio dispuesto por el camarista Félix Martínez obedeció a un pedido de los abogados David Bazán, Marcelo Castro (codefensores de Zucarelli) y Daniel Volpe (asiste a Salas), quienes insistieron con el comparendo de un joven de Villa Nueva que, según una testigo que declaró ayer, habría escuchado a otro muchacho confesar que había sido el autor del robo al “Super La Negrita”, perpetrado el 24 de septiembre de 2016.

Se trata de Brian Nahuel Rocha, quien durante la mañana de la víspera fue buscado por personal policial en tres domicilios de la vecina ciudad, aunque no pudo ser localizado.

Según Jésica Salas, hermana de Kevin y pareja de Zucarelli (con quien tuvo una hija a principios de este año), tiempo después de la detención de ambos jóvenes el mencionado Rocha le contó que encontrándose en una plaza de Villa Nueva con un grupo de amigos, llegó Federico Ezequiel Viera y les confesó que había sido él quien “reventó” La Negrita, en alusión al robo cometido en el minimercado ubicado en Marcos Juárez y Ascasubi.

 

Los hermanos Braian y Kevin Salas durante la audiencia de la víspera

“Dispuesto a declarar”

Al prestar declaración testimonial en la sala de audiencias de la Cámara del Crimen local, Jésica precisó que Brian Rocha se acercó a su casa y le dijo que estaba “dispuesto a declarar” porque el propio Viera, al admitir el hecho, sostuvo que Zucarelli y Salas “no tenían nada que ver”.

Previamente, la joven relató que alrededor de las 9 de la noche de aquel 24 de septiembre, encontrándose embarazada, fue con Maximiliano a visitar a sus padres y decidieron quedarse a cenar allí.

Dijo que su hermano y su concubino salieron en la motocicleta Honda CG Titan de color rojo a comprar comida en una rotisería cercana y regresaron poco después con un vino y una gaseosa que adquirieron en otro negocio de la zona.

A las 21.20 volvieron a salir para buscar las milanesas que habían encargado, pero ya no regresaron, porque la Policía los detuvo por su presunta participación en el asalto, en base a los datos aportados por los testigos del hecho: las prendas de vestir y la moto en que se movilizaban los ladrones, de la misma marca y color.

En la parte final de su testimonio, Jésica contó lo que le había dicho Rocha, quien sindicó a Viera como el confeso autor del asalto en “La Negrita”.

Posteriormente compareció en la sala Braian Salas, hermano de Jésica y de Kevin, quien actualmente se encuentra alojado en la cárcel de barrio Belgrano por otra causa penal.

Braian fue llevado a Tribunales a pedido del abogado Daniel Volpe para ser comparado con Kevin respecto de su altura, contextura física y sobre todo rasgos fisonómicos. Fue así que ambos jóvenes se pusieron de pie para que el juez Martínez apreciara las diferencias.

Ocurre que, pocos días después del asalto, durante una “rueda de presos” realizada en la cárcel, en la que participaron los dos hermanos junto a otros presidiarios, la testigo Tania Grossi (que declaró el jueves) señaló a Braian como uno de los posibles autores del hecho. Sin embargo, al momento del hecho, el mayor de los Salas ya estaba privado de la libertad.

 

El “Super La Negrita” está ubicado en Marcos Juárez esquina Ascasubi

Inspección judicial

La segunda audiencia del juicio tuvo un prólogo que se concretó fuera de Tribunales, ya que las partes habían acordado realizar una inspección judicial en el lugar del asalto. Para ello, pasadas las 9.30 se constituyeron en el local comercial villanovense y luego regresaron al edificio de calle General Paz para escuchar a los testigos convocados.

Sobre este último aspecto, cabe señalar que en principio eran seis las personas citadas para declarar, pero luego de que compareciera Jésica Salas, el fiscal Francisco Márquez y los defensores decidieron, de común acuerdo, incorporar “por lectura” el resto de la prueba testimonial a los efectos de evitar más dilaciones.

Sin embargo, a partir de los dichos de la hermana y concubina de los acusados, el defensor de Salas insistió una vez más en el comparendo de Rocha por considerarlo un “testigo clave” que podría ayudar a esclarecer los hechos.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus