El Diario del centro del país

Abrazado al agua

INVENTARIO/Embalse

Escribe Pepo Garay ESPECIAL PARA EL DIARIO

Miniguía

Ubicación: sur del Valle de Calamuchita.

Distancias: 155 kilómetros al noroeste de Villa María.

Población: 12.000 habitantes.

1) Balnearios

Puerta de entrada al Valle de Calamuchita (al menos para quienes ingresamos a aquellas latitudes yendo desde Villa María), la pequeña y agraciada localidad le debe su nombre al Embalse Río Tercero, el más grande de Córdoba. El gigante de más de 55 kilómetros cuadrados se puede apreciar desde distintos puntos (incluso desde la misma ruta provincial 5, con los clásicos paredones que hacen las veces de miradores), pero se luce de veras en los balnearios locales.

Entre ellas, sobresalen con luz propia playas como Saturno (dentro de la Unidad Turística de Embalse, en las cercanías del Hotel 3), Maldonado (en las adyacencias del Polideportivo), El Ceibo (en el ingreso a la Parroquia Nuestra Señora del Loreto) y la Playa de la Escuela de Esquí.

 

2) Deportes náuticos

Las citados balnearios son punto de partida para practicar una gran cantidad de deportes náuticos, como windsurf, kayak, esquí acuático (donde la persona doma las aguas con una tabla, mientras es impulsada cuerda mediante por una embarcación a motor) y surf de remo (o stand up paddle).

También se pueden realizar paseos en bote, en lancha, en moto de agua o en el célebre gomón o banana, un clásico de la temporada estival. Todas estas actividades se pueden realizar con elementos propios o alquilando en el lugar.

 

3) Pesca, buceo, caminatas y cabalgatas

Otra de las actividades que se realizan en torno al precioso dique son la pesca y el buceo. La primera está protagonizada fundamentalmente por pejerreyes, carpas y tarariras (cuando los ejemplares miden menos de 15 centímetros, la devolución es obligatoria), mientras que la segunda permite explorar los fondos del espejo de agua, sus misterios y más de su flora y fauna (una empresa local presta el servicio).

Ya con los pies sobre la tierra, la localidad convida con caminatas libres, paseos en bicicleta y excursiones a caballo (se alquilan en distintos puntos, lo mismo que las bicis), por las leves colinas linderas.

 

4) La mano del hombre

En lo que respecta a atractivos protagonizados por la mano del hombre, hay que nombrar espacios como la Central Nuclear de Embalse (las visitas se realizan con reserva previa), donde el turista podrá conocer todos los secretos de esta impactante y activa megaobra.

Menos impresionantes, pero interesantes por su historia, aparecen los famosos hoteles de Embalse (construidos a mediados del siglo XX durante el Gobierno de Perón, en lo que hoy se conoce como Unidad Turística de Embalse), el Museo Nacional Eva Perón (con objetos que pertenecieron tanto a la exprimera dama como al General), el Museo Municipal Juan Carlos Alba Posse, la Estación Hidrobiológica Fitz Simon (donde se aprecian las labores destinadas a la preservación del pejerrey y los recursos hídricos de la zona) y el infaltable Casino.

 

5) Murallón y más usinas

Para el final, surgen en el mapa del viajero el conocido como Murallón Vertedero. Rincón en el que el agua proveniente de los ríos de la zona cae con estrépito, en un espectáculo que de hecho da vida al dique. Ubicada sobre la ruta provincial 5, la obra es prima de la Usina Ingeniero Cassafousth (citada popularmente con el nombre “segunda usina”), la  Usina Ingeniero Reolín (famosa por ser punto de partida de excursiones en kayak) y la Central Fitz Simon.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

De paseo por una capital mundial

Noemí Bramardo

Para viajar antes de viajar

Mercedes Dagna

Historia viva y mediterránea

Mercedes Dagna