Afirman que Nación no manda plata y que las puertas están cerradas

“Hemos ido a Nación, hemos intentado mantener reuniones, pero nos cuesta muchísimo, no tenemos las puertas abiertas”, dijo la secretaria de Economía del municipio a EL DIARIO

Lucarelli señaló que se revisó la continuidad de programas que ya venían de la gestión anterior y que no se ejecuta nada nuevo

“Hemos ido a Nación, hemos intentado mantener reuniones, pero nos cuesta muchísimo, no tenemos las puertas abiertas”, dijo la secretaria de Economía del municipio a EL DIARIO

En el primer trimestre del año, solo el 10% de la masa de ingresos del municipio provino de transferencias de Nación o de Provincia para obras, programas, infraestructura o acciones en diversas materias, según datos oficiales.

Ante la consulta de EL DIARIO, el Gobierno de Martín Gill indicó que la Provincia sí invirtió e invierte dinero en la ciudad, pero lo hace de manera directa, sin remisión de fondos, mientras que la situación contraria se da con la Nación, que aparentemente relegó a Villa María.

El cuadro es la contracara de lo sucedido en la última década, donde de la mano de la Intendencia de Eduardo Accastello los gobiernos conducidos por Néstor (primero) y Cristina Kirchner (después) “bajaron” cientos y cientos de millones de pesos para obras. Como se sabe, esto se modificó con la llegada al poder central de Mauricio Macri y también cambió allí el vínculo con la Provincia, que había sido casi nulo durante los últimos años del accastellismo.

Los números del primer trimestre de 2017, segundo año de Martín Gill en el Sillón de Viñas, reflejan que los ingresos se compusieron en un 64% en los recursos propios, un 26% en coparticipación impositiva y otras transferencias de Nación y Provincia y solo un 10% de transferencias de Provincia y Nación para obras o infraestructura, entre otros ítems. Por un lado, esto pone en evidencia un municipio que se autosustenta, cuando al decir de Gill “hay localidades que dependen en un 90% de la coparticipación”, y por el otro, un aislamiento en las relaciones con el macrismo.

“A diferencia de otros años, en que había un flujo de fondos muy importante desde el Gobierno nacional, ahora no ocurre lo mismo”, afirmó la secretaria de Economía del municipio, Daniela Lucarelli, al ser consultada por EL DIARIO al conocer las cifras oficiales.

“La Provincia sí está remitiendo fondos a Villa María, lo que pasa es que lo hace en una modalidad que para nosotros es acertada: ellos mismos desarrollan el proyecto, nos invitan a participar del procedimiento, pero hacen la licitación y adjudicación, como es el caso de la obra de desagües”, explicó. Remarcó que en este proyecto en particular se invierten 105 millones de pesos, “un monto muy importante, un aporte muy, muy grande, que representa casi el 10% de nuestro presupuesto anual”.

 

Qué ocurre con Nación

Ante el planteo, la contadora aseguró que “Nación ha retomado una revisión integral de programas ya iniciados para ver si continúa o no dándonos fondos”. Y subrayó que esta revisión “está llevando demasiado tiempo en el sentido del cumplimiento de metas y objetivos”.

Concretamente hizo referencia a la planta depuradora de líquidos cloacales, que en los últimos años se ha visto envuelta en una controversia por su deficiente tarea, y el Programa Techo Digno, que contempla 250 casas en barrio Evita y que restan 47 de construir. “Recién ahora nos han dado la aprobación” de la fase de 47 unidades, apuntó Lucarelli.

En 2016, ya con Gill y Macri gobernando, se hicieron 21 de estas viviendas, mientras las anteriores se habían ejecutado con Accastello y Cristina en el poder. ¿Quién puso el dinero para esas 21?

“En realidad, Nación había enviado fondos en la gestión anterior, entonces no tengo certeza en relación a envío y ejecución. Nosotros también aportamos fondos para las 21, pero hay que destacar algo que también se dará para las 47 que vienen y es que Villa María ha mejorado la vivienda en cuanto a ampliar los metros cubiertos, una cuestión no reconocida por Nación, por lo que el municipio se hace cargo de la diferencia”, aseguró la funcionaria. “El anticipo de fondos que hicieron ahora para las 47 incluye un anticipo del porcentaje original del monto que aprobó Nación, pero hay más de 10 millones de pesos que los pondrá la comuna para que sean más confortables en tamaño”, adjuntó.

A la par de esto, desde el macrismo se dice que el municipio debió aportar varios millones de pesos para hacer las 21 el año pasado para “ponerse al día” con la obra en relación a diferencias respecto a lo que Nación había remitido y lo que realmente se ejecutó en el accastellismo.

Por otro lado, Lucarelli confió a este diario que “en proyectos nuevos, Nación no nos ha dado participación”. “Hemos ido, hemos intentado mantener reuniones, pero nos cuesta muchísimo, no tenemos las puertas abiertas, nos cuesta mucho acceder a programas, postularnos y resultar beneficiados”, declaró.

Diego Bengoa

 

El dato: sin sobresaltos: En el municipio aseguran que los casos de infecciones de vías respiratorias, comunes en esta época, no son mayores a los habituales para esta etapa del año, por lo que por el momento no hay picos.

El número: 10 millones de pesos son los que el municipio indicó que pondrá para la construcción de las 47 viviendas que faltan para completar el plan de 250 casas, un programa financiado mayormente por el Estado nacional.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus