El Diario del centro del país

Aiello homenajeó a Pablo Traverso con una canción

Cacho junto a Pablo, en una reciente visita a su casa en Villa Nueva

Con “El piano imaginario” – El villamariense había fallecido en 2017

Con la participación de destacados artistas, Cacho recordó a su amigo que viviera en Los Angeles y oficiara de anfitrión a referentes como Gieco, Spinetta o Chucho Valdés

Enrique “Cacho” Aiello publicó en su cuenta oficial de Facebook y en la plataforma virtual YouTube un videoclip que corresponde a un tema más que especial: “El piano imaginario”.

La pieza, que se presentara como adelanto de su inminente nueva producción discográfica, está dedicado a su amigo Pablo Traverso, el villamariense que falleciera en julio del año pasado en Sherman Oaks, Los Angeles (Estados Unidos), donde residía desde hacía varios años.

“Si bien es sobre una persona que ya no está -señaló Aiello a El Diario-, está escrita a modo de celebración por el buen tiempo y por la amistad a través de los años con el amigo Pablo, con quien fuimos amigos desde la adolescencia. El no era músico, pero tenía una percepción estética musical muy desarrollada y elevada. Compartíamos siempre nuevos discos o conciertos, lo que fuere al respecto. También fue productor de los Chateau Rock y alguna edición de La Falda junto a Mario Luna. Fue siempre muy generoso conmigo, me contactó con músicos y productores desde la época que grabábamos aquellos demos en los 80, desde los Ingaramo de Córdoba a Pedro Aznar. Se había mudado a Los Angeles hacía un buen tiempo (25 años) con su familia y allí ha sido anfitrión de todo músico argentino que llegara a grabar, desde León Gieco, Cerati a Spinetta, pasando por el genio Chucho Valdés. A todos recibía en su casa y era un tipo muy querido. En el último tiempo hizo varias visitas a Córdoba y allí, además de visitar a los amigos de siempre, pegó mucha onda con nuestros hijos y sus amigos. Al volver a su casa, hizo de Internet su principal ventana de conexión con su gente querida. El flotaba escuchando música, sus dedos en el aire tocaban un piano imaginario, los ojos cerrados y a un volumen de locos, vibraba todo. Obviamente su fallecimiento fue un golpe muy duro para todo su círculo cercano, entonces fue que sentí que necesitaba escribirle una canción, que tuviera todo lo que a él le hubiera gustado. Hay muchos guiños para quienes lo conocieron en la intimidad, pero creo que tiene un sentido importante sobre disfrutar las cosas mientras puedas. Ese es el sentido”.

 

Destacados músicos invitados

La banda que toca incluye a los dos miembros fundadores de Los Músicos del Centro: Juan Carlos y Mingui Ingaramo (el que toca el ‘piano imaginario’), su amigo de la adolescencia y compañero en el Rivadavia, Mark Young, los cuatro Ramires (Gustavo Nazar, Sergio Aranda y Hugo Ordanini y yo), más Jorge Nazar que era nuestro productor también. Cuando trabajaba en la letra se me ocurrió que al final se sumaran los pibes a quien él había “encantado”: Juan Ingaramo (hijo de Mingui), Gastón Pérez Rivera y mi hija Juli Aiello.

Fue grabado, editado y mezclado en los estudios de Cacho, Orange Audio, y el clip fue realizado por Meli Storani para Pickle Audiovisuales.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Está grave una joven madre que se electrocutó en su casa

Noemí Bramardo

Massei en fina clave política

Noemí Bramardo

Julio Aliciardi será el nuevo juez Municipal de Faltas de la ciudad

Noemí Bramardo