El Diario del centro del país

Ajustado triunfo en desteñida actuación

Beltramo intenta un engaño para escaparse de la marca que propone Menegotto, ante la atenta mirada del público femenino ubicado en la tribuna del Albo. Playosa sigue con paso firme en la vanguardia de la Zona A

CLAUSURA – Zona A – 10ma. fecha

Playosa, que a los tres minutos ya ganaba 2 a 0 con goles de Gagliese, terminó vencido 2 a 1, y con sufrimiento, a Silvio Pellico. Con los tres puntos, el Albo se ubica en soledad en el segundo escalón de su zona

Escribe Daniel J. Cerutti
Foto Osvaldo Carballo

Playosa comenzó para golear, terminó pidiendo la hora. Así de simple y concreta es la premisa explicativa de un triunfo contradictorio por 2 a 1 y con serios altibajos en su producción; teniendo por delante un adversario que fue de menos a más y ciertamente mereció llegar al empate.

Analizando el desarrollo por parte, contundencia y capacidad ofensiva extrema definieron el accionar de Playosa en el mismo comienzo del encuentro; la mejor revelación de ello fue que apenas habían transcurrido tres minutos el albo ya ganaba por dos a cero. Dos excelentes proyecciones en ataque, la primera por cesión de Guillermo García a Beltramo, el desborde de este y un centro de perfecta trayectoria, buscando la solitaria presencia de Dino Gagliese, que con medido remate contra el palo derecho de Luciani dio apertura al marcador. Se jugaba apenas un minuto.

Luego de una carga en réplica del ataque canario que no arrojó resultados positivos, vino la segunda incursión letal del dueño de casa, cuando luego de receptar una pelota en inmejorable ubicación por parte de Piva, nuevamente Dino Gagliese se hizo presente, con un impecable remate por elevación que hizo imposible la oposición de Luciani. Tres minutos y el marcador sorprendía por la efectividad plena del ataque playosense expuesta a través de su máximo artillero. Así tuvo diez minutos de estilo elogiable el conjunto de Paulo Velasco, mostrando dominio en todos los sectores, con buena labor de sus mediocampistas y motivación efectiva en el andar de sus atacantes.

Silvio Pellico mostró atisbos de reacción luego de los veinte minutos, provocando ciertos inconvenientes en la retaguardia local, que comenzó a mostrar problemas en la marcación; hubo un tiro libre de Menegotto bien conjurado por Garetto y un tremendo disparo de Sambrana que dio de lleno en el travesaño, cuando el cuidapalos local estaba vencido. En la segunda parte del período el trámite por momentos fue agradable, el balón corría de uno a otro sector, siempre con la intención latente de hacer daño a las estructuras defensivas. En los quince minutos finales de la etapa hubo dos penales no sancionados, uno por mano en el área del canario y otro por falta en el área local.

En el segundo período ambos mostraron deficiencias en su estructura de juego; Playosa progresivamente fue perdiendo su nivel, mientras que el visitante trató por todos los medios de aprovechar esos desajustes en el equipo local. En la misma iniciación Silvio Pellico obligó a dos meritorias contenciones de Garetto y un disparo de Premet pegó en el travesaño. El conjunto canario, progresivamente y utilizando mayor operatividad y reflexión que su adversario lo fue llevando hasta su área, sometiéndolo por momentos a duro asedio. Una reacción que le permitió a los dieciocho minutos conseguir el descuento, con excelente remate de Facundo Menegotto de tiro libre, en posición oblicua al marco, penetrando la pelota en el rincón más alejado, haciendo nulo el esfuerzo de Garetto por evitar la caída de su valla.

La conquista acicateó las pretensiones canarias y tuvo otra magnífica oportunidad, cuando a los treinta el árbitro le anuló la conquista que hubiera significado igualdad en el escore, cuando un cabezazo (en posición adelantada de Premet) coronó una buena proyección ofensiva tras de un córner efectuado por Fernández.

Con los cambios en Playosa, Paulo Velasco intentó readecuar el esquema de juego, pero le costó muchísimo a su línea defensiva frenar las incursiones, que partían de la buena cobertura de los mediocampistas visitantes. Playosa jugó mal en el segundo período, perdió criterio de equipo y fue superado por un rival que le discutió el resultado hasta el instante final de la contienda. Un partido que tuvo altibajos, en el período complementario fútbol de escasa condición técnica y un déficit organizativo que lo descalifican a la hora de efectuar un análisis integral de lo que aportaron ambos conjuntos. Por su enjundia y esfuerzo sostenido en el tiempo complementario, Silvio Pellico mereció un mejor resultado que el dos a uno final adverso.

La figura – Dino Gagliese

Tuvo un arranque brillante. Convirtió como los goleadores de estirpe al comienzo y de impecable factura. Parecía prácticamente imparable para los defensores canarios. Mientras estuvo íntegro físicamente marcó diferencias. En Silvio Pellico el más destacado fue Mario González.

El árbitro – Sebastián Ibáñez

De flojo desempeño. Comenzó dirigiendo correctamente y explicando los motivos de sus fallos. El comportamiento de algunos jugadores dejó mucho que desear y le complicaron la tarea. Debió expulsar por lo menos a dos integrantes de cada equipo, quienes le discutieron permanentemente sus decisiones. En el segundo tiempo cometió errores de apreciación y en equívocas determinaciones, las que opacaron el de por sí fallido desarrollo del cotejo.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Productiva jornada para Académicos y Gallegos

Daniel Rocha

Tapa de papel 04/10/2018

Alexis Loudet

Fabricio Garetto: “Creemos mucho en lo que hacemos”

Mercedes Dagna