Alquileres: esperan aumentos similares a los del año pasado

“Los precios de los alquileres no van a bajar ni se van a mantener”, apuntó uno de los entrevistados

Estiman que los incrementos semestrales serán de entre un 10% y un 12%. Así lo expresaron referentes del sector inmobiliario, quienes además señalaron que la demanda de casas es muy superior a la de viviendas disponibles para alquilar

Todos los entrevistados coincidieron al afirmar que hay mayor disponibilidad de departamentos que de casas

El año 2018 recién comienza y, como cada año, observar el comportamiento en los precios de los alquileres, tanto sea de casas como de departamentos, es una variable a la que muchos apuntan para obtener un “pantallazo general” del comportamiento de la economía de nuestro país.

Así fue que EL DIARIO consultó a distintos referentes del sector inmobiliario local, quienes analizaron el presente del rubro, hablaron sobre los niveles de incrementos que esperan para este año y, entre otros aspectos, cuáles son los tipos de viviendas más demandados por los villamarienses y por la gente de la región que decide venir a vivir a Villa María o mandar a estudiar a sus hijos a la ciudad cabecera del Departamento General San Martín.

 

Al ritmo de la inflación

El primer consultado fue Rubén Fraire, de Fraire Negocios Inmobiliarios, quien afirmó contundentemente que “los precios de los alquileres no van a bajar ni se van a mantener, van a seguir incrementándose con el ritmo inflacionario que hay en el país”.

“Sobre eso no hay ninguna duda. Estamos manejando una inflación aproximada del 23% anual y los contratos se van a ir manejando con ese mismo nivel de aumento”, añadió.

A la vez argumentó que “el incremento semestral, que ronda el 12%, está acompañando el nivel inflacionario porque al dueño del inmueble le aumenta absolutamente todo, ya sea arreglos, mantenimientos o impuestos”.

“No tenemos que echarle la culpa al dueño de la propiedad por estos aumentos”, opinó.

Al mismo tiempo, Fraire expresó: “Obviamente que para los inquilinos sería fundamental poder bajar los niveles de aumentos semestrales, sobre todo a aquellos que ya vienen renovando contratos”.

“Sobre esos inquilinos, al menos desde nuestra inmobiliaria, se tienen algunas consideraciones especiales. Igualmente los aumentos son inevitables”, manifestó.

En cuanto al tipo de vivienda que más requieren sus clientes, el empresario del rubro inmobiliario sostuvo que “la demanda mayor en estos momentos es por casas con dos dormitorios, garaje y patio, pero es lo más difícil de conseguir”.

“Los departamentos son más pedidos por personas jóvenes, sobre todo estudiantes o matrimonios, y también son buscados por seguridad, porque a las personas mayores le brindan mayor tranquilidad en ese sentido”, indicó y amplió: “Dentro del rubro de los departamentos, hay muchísima demanda por parte de estudiantes. Años atrás esa demanda comenzaba a notarse en noviembre y ahora se produce durante todo el año”.

En cuanto al panorama que imagina para 2018, Fraire dijo: “Siempre tenemos buenas expectativas. Si bien las actuales políticas del Estado no favorecen mucho a la clase trabajadora, en nuestro rubro se está dando un movimiento en niveles más o menos buenos”.

“De todos modos estamos muy lejos de una realidad 100% positiva, pero después de un 2016 y una primera mitad de 2017 muy flojos, en el segundo semestre del año pasado hemos notado una cierta mejoría”, afirmó y finalizó diciendo: “Todo lo que sucede en la actualidad es por una cuestión netamente política. Si escuchamos que se cierran las fábricas, que el Gobierno quiere ajustar y poner techo a los sueldos, todo se hace mucho más difícil y se torna muy perjudicial para todos”.


En los mismos niveles que en 2017

Por su parte, Silvia Neyra, con más de 20 años de experiencia en el rubro inmobiliario, comenzó diciendo: “He notado que en los últimos tiempos hubo un aumento bastante considerable en los precios de los alquileres, que estimo se deben al nivel inflacionario que está atravesando el país”.

“De todos modos, también está la buena voluntad del propietario de mantener un nivel, porque los sueldos no han subido tanto como sí lo están haciendo, por ejemplo, los insumos e impuestos”, valoró.

A la vez, opinó que “el reajuste de los contratos, que por lo general oscila entre un 10% y un 13% semestral, a veces complica la situación de los inquilinos”.

“Igualmente siempre tenemos consideración en cuanto a la actividad que realiza cada persona”, indicó.

Pensando en lo que se viene, expresó: “Creo que en 2018 los aumentos van a mantener los niveles del año pasado, es decir en niveles importantes”.

En cuanto a la demanda, contó que “lo que más se está pidiendo en estos momentos son casas con garaje. Igualmente, teniendo en cuenta que Villa María se ha tornado una ciudad universitaria, cada año va creciendo bastante la demanda de departamentos para estudiantes”.

“Hay gente que en diciembre de 2017 ya han alquilado departamentos para cuando comience el ciclo lectivo de este año. En ese sentido, muchos de los alquileres y de las consultas viene por parte de gente de la región que quiere mandar a estudiar a sus hijos a nuestra ciudad”, relató.

Seguidamente, manifestó que “hay mucha oferta de departamentos y se puede elegir, no así con las casas, donde hay mucha demanda y poca oferta, lo que genera que a veces haya sobreprecios en ese rubro”.

“Muchos propietarios que tenían una casa grande han dividido y armaron dos departamentos porque de esa manera obtienen más ganancias”, aseguró.

Por último, Neyra sostuvo: “Pienso que 2018 va a ser muy similar al año pasado, con una oferta y demanda muy variable”.

 

Bajar los porcentajes de aumentos

Por último, Alejandro Melano Vera, de Zuin Negocios Inmobiliarios, fue contundente al afirmar, ante los constantes aumentos que deben afrontar los inquilinos, que “sugiero bajar la tasa de indexación de precios de los alquileres, que el año pasado estaba entre un 12% y un 15% semestral, a un 10%, lo que significaría un 20% anual frente a un 15% del nivel inflacionario que intentará conseguir el Gobierno”.

“Si de aquí a un año vemos que realmente los niveles inflacionarios han bajado, la idea sería seguir bajando el porcentaje de ese ajuste semestral en el valor de los alquileres”, aseguró.

Por otra parte, contó que “lo que más se demanda actualmente son casas de dos dormitorios con garaje para un auto y patio, es decir una vivienda para una familia tipo, pero no hay mucha oferta y por eso los precios están altos”.

“Al haber pocas viviendas de ese tipo, los valores de los alquileres se tornan más elevados”, argumentó.

A la vez opinó que “la cotización del dólar no debería tener tanta influencia en el monto de los alquileres, pero en Argentina siempre que podemos aumentar lo hacemos”.

“Mientras tanto, hay más disponibilidad de departamentos que de casas, por lo que estimo que los alquileres de los departamentos podrían bajar un poco”, opinó.

En otro orden, relató: “En mi caso particular, tengo pocas consultas por departamentos para estudiantes. Aproximadamente un 20% de los llamados que recibo son para ese rubro y todo el resto es para gente que llega a la ciudad, pero no precisamente para estudiar”.

Para finalizar, analizando sus perspectivas para este año, Melano Vera indicó: “Creo que 2018 será un buen año para el rubro inmobiliario. Los créditos están generando muchas ventas y eso estimo que provocará una regulación de blanqueo de los propietarios que quieran vender sus inmuebles por esa vía que exige alta municipal, planos y una serie de documentaciones que van a posibilitar que se realicen más operaciones”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus