Alternativo, eficaz y economico

Aplicando dos cordones de 1 cm de diámetro cada uno se logra el mismo efecto que con la mezcla tradicional y reduce hasta un 95% los insumos necesarios, ya que no requiere, agua, luz, arena, cal, cemento ni mezcladora
Aplicando dos cordones de 1 cm de diámetro cada uno se logra el mismo efecto que con la mezcla tradicional y reduce hasta un 95% los insumos necesarios, ya que no requiere, agua, luz, arena, cal, cemento ni mezcladora

El viejo sueño de todos los albañiles de no tener que realizar la vieja mezcla al momento de levantar muros se está cumpliendo. Es que acaba de presentarse en el mercado Dun Dun, un material alternativo al cemento para la construcción de paredes. Lista para usar, que permite ahorrar dinero, mejorar la logística en obra, aumenta la productividad y la seguridad constructiva, todo lo cual redunda en un ahorro de tiempo y dinero.

Dun Dun es la evolución del cemento por tratarse de una mezcla de polímeros para colocación de ladrillos y bloques. Es fuerte, resistente y práctico.

También facilita el almacenaje y transporte dentro de la obra, generando menos residuos y aumentando la velocidad y la eficiencia del trabajo. Con solo la aplicación de dos cordones de 1 cm de diámetro cada uno, sobre los ladrillos y bloques, se logra el mismo efecto que con la mezcla tradicional y reduce hasta un 95% los insumos necesarios, ya que no requiere, agua, luz, arena, cal, cemento ni mezcladora.

El tiempo siempre fue importante. Pero en la actualidad lo es más aún. Con este producto muchas obras se terminarían en menor tiempo y habría lugar para comenzar nuevas. Aumentaría la cantidad de obras en un año.

Si bien, todavía no se comprobó si este material terminaría en un 100% con el uso de material tradicional, todo indica que va hacia ese camino.

Los albañiles, con la utilización de materiales de este tipo, en un futuro le dirán adiós al material tradicional y trabajo que años y décadas anteriores era considerado el más pesado y el que más dañaba la calidad de vida de las personas.

En los trabajos de la actualidad y del futuro también, se busca el mejoramiento de calidad de vida. La preservación y conservación de la salud del capital humano y que las personas no tengan secuelas a la edad de su retiro, es el objetivo de muchas empresas.

Esto se ve cada vez más en todos los rubros pero principalmente en la construcción. Hace años que somos testigos de un cambio de paradigma: El “trabajar para vivir y no vivir para trabajar” es más que una frase hecha o un eslogan, es un cambio de hábitos en el estilo de vida con el fin de disfrutar más y que el trabajo sea un medio para ese disfrute para vivir y no para sobrevivir.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus