El Diario del centro del país

Alumni y una goleada histórica frente a un Alem para el olvido

Foto de Víctor Alvez

LIGA VILLAMARIENSE – Torneo Clausura – Penúltima fecha – Zona A

En La Leonera, el Fortinero no tuvo piedad y vapuleó a Alem por 6 a 2 para ganar un clásico devaluado, pero que va a recordar por mucho tiempo. El León no pudo ocultar sus problemas

Escribe Daniel Rodríguez

Habrá que ir a los viejos archivos y corroborar si la historia no ha sufrido una nueva modificación. Sin precedentes recientes, Alumni goleó a su clásico rival a domicilio y lo hizo de manera contundente: fue un 6 a 2 sin objeciones.

En un encuentro que tuvo los primeros veinte minutos sin mayores sobresaltos, nada hizo imaginar el aluvión que se aproximó superada la primer media hora. El juego asociado de la visita, más la claridad frente al arco contrario, terminaron dilapidando cualquier chance rival de apaciguar la potencia que demostraron los villamarienses.

En un inicio, cada una de las zonas defensivas se encontraron desconcertadas. Tal vez por ingenuidad o quizás por nerviosismo, pero la temperatura no se movía. Recién a los 9 minutos del primer tiempo Luis Demichelis y Cristopher Contreras se aproximaron un poco al arco de enfrente, pero sin éxito. En tanto, Román Martini, por Alumni, ensayó una volea a los 24 minutos que también se iba bastante lejos.

 

El quiebre

En el inicio, El Fortinero, no terminaba de adaptarse en función de ataque. Aunque más tarde encontró en los pies de Martini la creación y en los botines de Gonzalo Núñez la eficacia. Por eso, finalmente decidió cambiar de esquema y, a los 31 minutos, tras un centro del propio Martini casi en la línea de fondo, Núñez sólo la empujó para lo que sería el primero de tantos goles en la tarde.

Asimismo, los dirigidos por Cristian Agosto (quien tuvo que ver el encuentro desde la tribuna por haber sido expulsado durante el partido de reserva) respondieron, pero no pudieron concretar. El León llegó devaluado al clásico por las tres expulsiones que sufrió el pasado domingo (Moroncini, Ártico y Juan Juárez) frente a Atlético Ticino, mas la suspensión de La Furia González, que llegó a la quinta amarilla. Aún así, tuvo sus chances: primero con Demichelis, quien disparó de media distancia, pero su remate se fue desviado. Más tarde, a los 40, Contreras echó un centro perfecto, aunque nadie llegó a conectarla. Para colmo de males, el Albirrojo andaba dulce, y tras una mala salida de Mellano (a los 42’, siempre en el primer tiempo) Núñez volvió a tenerla en sus pies y desde afuera del área empalmó un sablazo que hizo temblar los piolines por segunda vez.

 

Historia repetida

Ya en la segunda etapa la historia no distó mucho de lo visto en el primer acto. Los dirigidos por David Reano fueron convirtiendo prácticamente cada vez que llegaron, en tanto los Tricolores nunca pudieron conectarse. De esos mismos errores nació el tercer gol, a los 4 minutos del complemento: Martini, nuevamente llegó al fondo de la banda izquierda y con un centro rasante al centro del área chica, habilitó a Ignacio Viamonte para transformar la victoria parcial en goleada.

Alumni era un aluvión y la siguiente jugada de peligro también se transformó en tanto. A los 17 minutos, desde la puerta del área grande, Patricio Peñaloza, como en el patio de su casa, la acomodó ante un débil Nicolás Delpino. Nadie lo podía creer y el mutismo invadió cada rincón del estadio villanovense. El panorama se puso aún peor cuando a los 23 minutos derribaron a Peñaloza en el centro del área. Allí, desde los 12 pasos, el recién ingresado José Herrero transformó el penal en gol y en un 5 a 0 prácticamente irremontable. La pena máxima fue ejecutada con fuerza al centro del arco mientras el portero anfitrión voló para su costado derecho.

El León estaba herido, pero hizo de tripas corazón y a los 25 minutos del complemento, tras un tiro libre de tres cuartos de cancha, Yamill Elhall envió un centro magistral que Luis Demichelis selló con un frentazo para marcar el descuento.

Decir que vertiginosidad no paró en ningún momento es una realidad. Por esta razón, solo sesenta segundos más tarde, tras un fuerte cruce, Martini acomodó la pelota en el borde del área grande y ejecutó un tiro libre que se coló por debajo de la barrera y fue inalcanzable para Nicolás Delpino. “¿Hace cuánto no ganamos un clásico por tanto?” se preguntaban algunos en la zona del banco fortinero.

Demostrando su dignidad, y queriendo salvar la ropa llegó el Tucu Pereyra que, a los 35 minutos, la guapeó, encaró y, casi sin ángulo, la puso entre el travesaño y Jonathan Scalzo, decretando un nuevo tanto para el descuento y el 6 a 2 que fue final.

Un partido animado, donde el honor importaba más que los puntos, finalmente fue en paz: sin expulsiones y con una cantidad mínima de amonestados para la media de nuestro fútbol doméstico. Sí. Hay que destacarlo.

 

9 de Julio hizo Patria

Después de tanto buscarlo, 9 de Julio de Pasco logró ayer su primera victoria en el campeonato, al vencer como local 2-1 a Deportivo Silvio Pellico.

Con esta victoria, el equipo patriota le dio alcance al Canario y en la última fecha cada uno buscará los puntos necesarios para no terminar último en el certamen, como un consuelo. Y en ese sentido, ambos tendrán compromisos muy complicados para Silvio Pellico recibirá al escolta, Atlético Ticino, y 9 de Julio hará lo propio con el líder, Argentino.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Lourdes Lucatto, en Estados Unidos

Alexis Loudet

San Isidro se lo llevó en el cierre

Mercedes Dagna

Un certamen con gran proyección

Alexis Loudet