Aquellos años de los Amigos del Progreso

Escribe: Luciano Pereyra

Acta de inauguración de la biblioteca

Desde los Amigos del Progreso a la fundación de la Biblioteca José Vicente de Olmos.

Año 1904

“El 14 de enero de 1926 se me elegía presidente de la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia, núcleo fundacional de nuestra institución”1.

“Un pequeño local ubicado en la calle Entre Ríos al número 1154-1164; en sus anaqueles algo menos de 2.000 piezas bibliográficas, una asistencia a la sala de 2.880 personas al año… ese era el patrimonio físico que yo recibía de una institución que en 1904, 25 de septiembre, había sido fundada por un núcleo de vecinos reunidos en una habitación levantada donde hoy se encuentra la casa parroquial; con ella también recibía un patrimonio espiritual logrado con grandes esfuerzos y altos afanes en una trayectoria de 22 años…”2.

Antonio Sobral

 

Fraternidad ferroviaria. Fundadores de la Sociedad Amigos del Progreso y la Biblioteca José Vicente de Olmos.

Pioneros y Fundación.

Según la leyenda, en tiempos primaverales de 1904 dos ferroviarios miembros de la fraternidad, el santafesino Narciso Peña y el cordobés3 Ceferino Adrián Roldán sueñan, proyectan, delinean la fundación de una biblioteca. Difunden la idea entre sus compañeros de trabajo. Para jerarquizar la idea integran al maestro de escuela Martín Lobo Herrera, director de la Escuela Fiscal de Varones.

 

Planilla del primer Censo Nacional de 1869 donde aparece como telegrafista Ceferino Adrián Roldán

Planilla del primer Censo Nacional de 1869 donde aparece Narciso Peña.

El domingo 25 de septiembre del mismo 1904, a las 16, se declara abierta la sesión donde se pondrá como objetivo la creación de una biblioteca popular y la formación de una sociedad protectora.

Como resoluciones podemos destacar la formación de una sociedad llamada Amigos del Progreso para que inicie y funde una biblioteca con el nombre de José Vicente de Olmos, actual gobernador de la provincia de Córdoba.

Se estableció una Comisión Directiva:

Presidente: Martín Lobo Herrera.

Secretario: Ceferino Roldán.

Tesorero: Ramón Barrionuevo.

Vocal: Francisco Sánchez.

La vigencia del mandato de esta comisión se extendió hasta el 1 de enero de 1905. Se fijo el mínimo de ingreso en la suma de $2 y como cuota mensual $1. En la segunda reunión, el 2 de octubre, se entregaron los talonarios al tesorero para el cobro de las cuotas mensuales.

Asimismo se creó una comisión encabezada por Martín Lobo Herrera, Narciso Peña y Ceferino Roldán4 para presentar un proyecto de estatuto para el segundo domingo de octubre, aunque la presentación y posterior aprobación del primer estatuto se prolongó hasta el año siguiente.

Se nombró socios honorarios a los señores José A. Ferreyra, Arsenio de la Colina, Joaquín V. González o Alfredo Palacios, entre otros.

El domingo 9 de octubre se autoriza al presidente que gestione ante el intendente municipal la construcción de un local para la biblioteca, con la condición de que la misma pasaría a manos municipales en el caso que la Sociedad Amigos del Progreso se disolviera. También se plantea asistir en “corporación” (sic) el día lunes 10 a la sesión del Concejo Deliberante “para hacer acto de presencia” (sic).5

El informe del Consejo resolvió:

“Manifestar a la Biblioteca Popular que la Municipalidad simpatiza abiertamente con los fines de la sociedad y, aunque por el momento no le es posible la construcción del edificio y no dispone de local alguno para ese objeto, tendrá presente lo solicitado”6.

Finalmente, el domingo 2 de diciembre de 1904, invocando la protección de Dios y de la Patria, quedó oficialmente inaugurada la Biblioteca José Vicente de Olmos, tras el discurso de su presidente; esto ocurrió en el solar que actualmente ocupa la casa parroquial sobre calle Estados Unidos.

El doctor Julio Nóbrega Lascano sostuvo con mucho acierto que “con la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia se inauguraba una tradición de fe en la cultura, en los poderes de la inteligencia y sobre todo en el hombre”.7

 

1 Libro de actas. Biblioteca Bernardino Rivadavia. Memoria y elección de Antonio Sobral, período 1966-1971.

2 Ibíd.

3 Es cordobés, sin datos precisos de dónde nació. Sí sabemos, según el censo de 1869, que vivió en San Francisco.

4 Firmas de Martín Lobo Herrera, Narciso Peña y Ceferino Roldán.

5 Acta Nº 3, Biblioteca José Vicente de Olmos, 9 de octubre de 1904.

6 Informe de la Comisión del Consejo Deliberante. Lunes 10 de octubre de 1904.

7 “100 años entre todos”. Publicación de la Biblioteca Bernardino Rivadavia en ocasión del Centenario.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus