Arbolado: buscan subir las multas

Beltrami aclaró que el municipio inició una campaña de poda responsable, para evitar multas

Concejo Deliberante  – El oficialismo presentará un proyecto para reformar el Código de Faltas

La iniciativa propone  que las penas se midan en unidades de multas, ya que en la actualidad tienen valores fijos que van de los 50 pesos a los 200 pesos

 

El oficialismo busca actualizar el valor de las multas para quienes sustraigan árboles sin reponerlos o los poden incorrectamente.

El proyecto será presentado esta semana por el bloque Villa María para la Victoria, y propone modificar tres artículos del Código de Faltas que regulan las multas sobre el arbolado público en lo que se refiere a una mala poda o sustracción.

“Las multas vigentes fueron estipuladas cuando se sancionó el Código de Faltas y nunca fueron modificadas, son penas que van de 50 pesos a 200 pesos, la idea es adecuar la multa a un valor razonable para quien cometa este tipo de infracciones”, explicó el concejal Mauro Beltrami, quien elaboró al iniciativa.

“La modificación que proponemos es que la sanción empiece a medirse en unidades de multa (UM), que corresponde al 80% del precio de la nafta súper, lo que llevaría el valor de las penas desde 950 pesos a 6.000 o 7.000 pesos de acuerdo a la infracción que se cometa”, indicó.

“Las multas más caras serán para quienes quiten árboles y no los repongan, especialmente si se trata de especies autóctonas. La Municipalidad autoriza a sacar árboles cuando así lo amerita la situación, pero con el compromiso de remplazarlos por especies autorizadas, porque la intención es mantener el arbolado público. Antes la multa máxima por sacar un árbol sin autorización y no reponerlo era de 200 pesos, entonces la gente ni siquiera pedía el permiso”, remarcó Beltrami.

“En el caso de la poda, es también para cuidar que se haga de una manera responsable y para que árbol no se muera. La multa se hará tanto cuando se excede el porcentaje en la poda como cuando la práctica se realicefuera de temporada”, precisó el concejal, quien recordó que el período de poda comienza en mayo y termina en agosto.

“El municipio hace campañas de concientización para una poda responsable indicando qué y cómo se puede podar”, agregó, a la vez que aseguró que con el proyecto “lo que se busca es el resguardo del arbolado público”.

Según la iniciativa, “el que infringiere normas de la obligación de arbolados de frentes”, la sanción será de 40 UM a 140 UM y si la cometiesen quienes ejecuten urbanizaciones y/o subdivisiones con apertura de calles, de 140 UM a 200 UM.

Para poda o destrucción parcial o total del arbolado público, las multas será de 40 UM a 200 UM, si la falta la cometiese una empresa prestataria de servicios públicos, la pena va de 150 UM a 500 UM y, sin son de especies en extinción, de 400 UM a 1.200 UM.

También establece penas de 50 UM a 200 UM para quien fije al arbolado público elementos extraños o publicitarios.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus