El Diario del centro del país

Aristimuño es el mejor jugador argentino en el ranking mundial

Abel Aristimuño, luego de enterarse de la noticia dialogó con El Diario (foto, FIBA)

BASQUET 3×3

El capitán de Ameghino apareció ayer como el mejor jugador de nuestro país en la modalidad de 3×3 en el ranking difundido en la web oficial de la Federación Internacional de Básquet. El villamariense integró el equipo que fue campeón de la Liga Nacional en agosto y que participó de un torneo internacional en México

 

La Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) publicó ayer el nuevo ranking 2018 con los mejores jugadores de cada país en la modalidad 3×3 y el jugador de Ameghino, el villamariense Abel Aristimuño aparece como el más destacado de Argentina.

El tuit enseguida tuvo una rápida repercusión en el plantel del León y en el básquetbol local, donde el jugador villamariense generó una grata sorpresa para muchos, que lo relanzan como ejemplo. Cabe recordar que hace pocas semanas atrás se recibió de ingeniero agrónomo, logro conseguido a la par de entrenar y jugar profesionalmente en la segunda división nacional.

El Diario dialogó con el jugador luego de conocerse la noticia, y éste comentó: “La verdad que es un halago. Me enteré de la noticia a través de un mensaje de Pablo Giraudo por WhatsApp y no entendía nada. Reconozco que hice un buen papel en la final en la Liga Argentina 3×3; creo que mis compañeros jugaron mejor, por ejemplo, Juan Abeiro terminó con mejores números que yo, pero seguramente, han considerado mi actuación en la final”, comentó.

El 11 de agosto del año pasado, Ameghino se alzó con el título, al ganar invicto el Final Four, disputado en Buenos Aires, en donde Abel Aristimuño fue elegido el MVP de la definición.

El club villamariense fue dueño del título, sumando el primer título nacional en una división mayor para el básquetbol local, en una jornada considerada histórica y repleta de emociones.

En esa final, en tiempo extra, le ganó a Obras Sanitarias por 21 a 18 (con un triple de Cristian Zenclussen) y obtuvo la clasificación al Máster FIBA 3×3 que se jugó entre el 6 y el 9 de septiembre en México. Integraron el equipo: Juan Abeiro, Abel Aristimuño, Cristian Zenclussen, Gerónimo Volpato, Andrés Duval.

En aquel país, el club local representó a Argentina, pero denominándose en ese torneo como Villa María. Algo similar pasó con los otros clubes que participaron, ya que llevaron como denominación el nombre de la ciudad de origen. En el torneo disputado en México, el equipo local jugó en el Grupo B, cayendo 22-9 ante Amsterdam y luego 22-14 ante Río de Janeiro.

“Lo de aquel torneo en México, creo que a nivel individual pudo haber sido mejor, haber hecho más de lo que hice. Fue mi primera experiencia internacional”, opinó.

El jugador llegó por primera vez a Ameghino en 2009, donde ganó la Liga Cordobesa B. Luego se fue a Pesca de Carlos Paz, pasó por Unión Central y retornó en 2010 a Ameghino, donde fue protagonista en todo el crecimiento alcanzado por el club, y convirtiéndose en un referente temporada a temporada y en cada división por la que fue pasando el club local.

Ya estaba Pablo Castro como entrenador de Ameghino cuando el villamariense comenzó a demostrar que su crecimiento como jugador iba a la par de las competencias que iba enfrentando el club de la ciudad.

Luego de ser campeón de la Liga Cordobesa “A”, tuvo un breve paso a préstamo en Asociación Italiana de Charata (Chaco), donde jugó la final del Torneo Federal de básquetbol. Estuvo pocas semanas, pero cosechó numerosos elogios por su labor.

Siguió en los planteles que jugaron el Torneo Federal (15-16 y 16-17) y luego en la Liga Argentina ´17-18 y la actual).

“Creo que lo realizado en 2018 y cómo ha arrancado 2019 han sido los mejores de mi vida, por los logros alcanzados. Uno de ellos fue un proyecto personal de 7 años, donde logré el título de ingeniero agrónomo. A la par, en el básquet jugando la Liga Argentina, un sueño concretado. Ahora esto de ser elegido el mejor jugador 3×3 del país. Esto fue algo impensado, pero estoy muy contento”, señaló Aristimuño.

Abel es mucho más que un integrante del plantel de Ameghino. Cumple con todos los requisitos para ser capitán y haberse convertido en referente indiscutido y un ejemplo para muchos. Por su crecimiento personal como jugador, por ser protagonista en cada desafío del club, por su ejemplo de humildad adentro y fuera de la cancha y porque a la par de jugar profesionalmente, de entrenar a la par del resto sin pedir condiciones especiales, obtuvo un título universitario. Por todo eso es un referente del club. En relación a esto dijo: “Espero que sea así. Me gusta sentir eso”.

“Lo de estar como mejor jugador argentino en el ranking FIBA 3×3 fue algo impensado. Entrenamos por la mañana en el club y luego dormí un rato la siesta. Cuando veo el teléfono había un montón de mensajes, felicitándome, muchos saludos en los grupos de WhatsApp. No estaba enterado. Estas cosas dan ganas de seguir soñando con nuevas cosas”.

Su última frase dejó lugar para una pregunta, ¿cuáles?: “El año está todavía fresco para ponerse objetivos. En lo deportivo tratar de estar en lo más alto, es un desafío que se renueva cada año. A nivel personal, me propuse como ingeniero lograr alguna maestría”, comentó.

Abel no le hizo dribbling al ser consultado si entre esos sueños está el de lograr un ascenso con Ameghino: “Sería una forma de coronar todo el esfuerzo, el personal y el del club. Poder ascender sería algo fantástico y luego de eso tal vez pensar en el retiro. Pero si me dicen que me siguen queriendo, me quedaría. Pero uno es consciente de sus limitaciones como jugador. En la Liga Nacional hay mejores jugadores, que están más preparados para ese nivel y categoría. Uno se prepara de la mejor manera para la situación que tenés enfrente. Uno se prepara para jugar con jugadores de Liga Argentina, para estar a esa altura tenés que entrenar todos los días con jugadores de ese nivel. Uno se prepara para la competencia en que está. Entreno lo justo y necesario para ese fin. Pensar en una Liga Nacional me sería difícil poder trabajar y jugar a la vez”.

Varias veces el entrenador Pablo Castro ha opinado que Abel Aristimuño es el mejor jugador de esta región que había visto, y en relación a eso, el capitán de Ameghino dijo: “Me lo ha dicho. Pablo está contento con mi trabajo en el equipo, y yo estoy contento con él, me enseñó y me hizo crecer mucho. Me ha dado muchas oportunidades. Tanto él como Pablo Giraudo me han dado flexibilidad al momento de jugar y lograr otras cosas a la vez”.

La jugadora Luciana Delabarba, oriunda de Buenos Aires, figura como la mejor del país en el ranking femenino.

 

Liga Cordobesa: sólo dos partidos

Con dos partidos que se jugarán en Cruz del Eje, retornará hoy la actividad a la Liga Cordobesa 2018/19, mientras que el restante se jugará el domingo en Freyre, cuando Sparta visite a 9 de Julio Olímpico de aquella ciudad.

En esta penúltima fecha de la fase regular del torneo, el puntero e invicto, 9 de Julio de Morteros, tendrá fecha libre.

En la jornada de hoy, Lawn Tennis jugará como local frente a Banda Norte de Río Cuarto, mientras que en el otro partido a disputarse en la ciudad del noroeste cordobés Olayón recibirá a CARIB de Tancacha.

La fecha culminará el domingo con el encuentro que protagonizarán 9 de Julio Olímpico frente a Sparta de Villa María, en un partido que puede ser clave para determinar qué equipo se quedará con el tercer lugar de las posiciones, de cara a los playoffs.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

El 70% de la industria en problemas

Mercedes Dagna

Interna en Cambiemos: hoy vence el plazo de la presentación de listas

Mercedes Dagna

“La serie está súper abierta”

Noemí Bramardo