El Diario del centro del país

Arquitecto local “en manos” de la ONU

La reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en la sede de la ONU

Agustín Gagliano ganó un concurso internacional que lo convirtió en “cover artist”

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés) tuvo su sesión anual en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, con un elemento particular en materia gráfica: la portada del libro de ponencias que se entregó a los representantes de más de 150 países, fue diseñada por un villamariense…

“Me enteré del concurso a través de la página principal de Parsons School Design, una de las universidades de arte y diseño más prestigiosas a nivel mundial, con sede en Nueva York. A menudo suelo entrar a su web para ver las noticias, eventos y muchas veces suelen publicar convocatorias a concursos, pero casi siempre reservados para el alumnado; no son de carácter público”, comentó inicialmente el arquitecto Agustín Gagliano a este suplemento.

Señaló que le llamó la atención que el flyer del concurso dijese calling all designers (llamado a todos los diseñadores), y explicó que “se trataba de una convocatoria para diseñar la portada del libro, que iba a contener, entre otra cosas, las ponencias de las organizaciones asistentes y el cronograma de todo el evento”.

“No había bases tan estrictas lo cual, en un concurso de estas características, suele ser más difícil porque no tenés parámetro seguro del material que estás enviando. Las únicas consignas claras eran respetar el formato de envío, con la calidad y resolución que se indicaba y que el diseño quedara dentro del tema principal del foro de este año, que era ‘sistemas de protección social, acceso a servicios públicos e infraestructura sostenible para la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas’. Un tema muy amplio y potente”, expresó.

Y tanto que potente: la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es el principal organismo intergubernamental mundial dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Se trata de una comisión del Consejo Económico y Social que fue establecida en junio de 1946 y que goza de la cobertura de la ONU.

El arquitecto Agustín Gagliano en plena tarea

Gagliano dijo que al flyer lo vio el 13 de enero, siendo que la convocatoria cerraba al día siguiente. “En ese momento solo alcancé a darle formato a una de mis ilustraciones, que dentro de todo se aproximaba al tema y lo envié”, narró.

Al cabo de un par de días ya tenía la respuesta en su casilla de e-mail. “Me agradecían la participación y me formulaban una suerte de crítica, explicándome por qué mi ilustración no se ajustaba al carácter del evento. Pero me preguntaron si me interesaba escuchar las observaciones del comité y volver a enviar otra propuesta. Contesté afirmativamente y la observación principal fue: más diversidad”.

“Totalmente de acuerdo con esa observación, me dieron unos días para hacer una nueva ilustración. La hice, la envié y enseguida me comunicaron que el comité organizador del libro estaba muy entusiasmado con mi última propuesta, que en breve me confirmarían su decisión”, recordó, para completar que “al mes siguiente me confirmaron que la habían elegido como tapa para el libro de este año”.

“Dibujo desde muy chico…”

Gagliano dijo que dibuja “desde muy chico” al dialogar con Arquitectura, de El Diario,

“Siempre fue un medio que me permitió conectarme conmigo mismo, canalizar y expresar sensaciones, emociones, cuestiones que muchas veces las palabras no terminaban de definir del todo”, afirmó.

Contó seguidamente que en “algún momento de la primaria” empezó a cursar en la Escuela de Bellas Artes. “Pero no fui muy constante; disfrutaba más estar dibujando y experimentado por mi cuenta… En 2010 egresé del Rivadavia con orientación en artes, y ese colegio siempre me estimuló artísticamente, algo que recuerdo con muchísimo cariño”, afirmó.

Más adelante, el arquitecto villamariense indicó que en 2017 presentó su tesis en la Universidad Nacional de Córdoba, “donde algunas cátedras permitieron también que explorara inquietudes relacionadas con la ilustración”.

 

En manos de la ONU

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es fundamental para promover los derechos del género, documentar la realidad de la vida de las mujeres en todo el mundo y configurar los estándares globales sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

En 1996, el Consejo Económico y Social en su resolución 1996/6 amplió el mandato de la Comisión y decidió que debía asumir un papel de liderazgo en la supervisión y revisión de los avances y problemas en la implementación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, y en la incorporación de una perspectiva de género en las actividades de las Naciones Unidas. Tras la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en 2015, la Comisión ahora también contribuye al seguimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible para acelerar la realización de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres (resolución 2015/6 del Consejo).

Durante la sesión anual de dos semanas de la Comisión, representantes de los estados miembros de las Naciones Unidas, junto a organizaciones de la sociedad civil y organismos pertenecientes a la misma ONU se reúnen en la sede de Nueva York. Allí discuten el progreso y las brechas en la implementación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995 (el documento clave de política global sobre la igualdad de género del 23º período extraordinario de sesiones de la Asamblea General celebrado en 2000 en Beijing), así como las cuestiones emergentes que afectan la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Los Estados miembros acuerdan acciones adicionales para acelerar el progreso y promover el goce de los derechos de las mujeres en los ámbitos político, económico y social. Los resultados y las recomendaciones de cada sesión se envían al Ecosoc para su seguimiento, todo ello con el apoyo y la presencia de ONU Mujeres.

Qué quiere significar la ilustración de la portada

Las ponencias de cada disertante, que recibió cada uno de los representantes de más de 150 países, estuvieron contenidas bajo la tapa ilustrada por el arquitecto villamariense.

“La ilustración expresa la unión de las mujeres en el mundo; mujeres capaces, mujeres activas, que son el soporte de nuevos escenarios, planteando reglas de juego más inclusivas, siendo la voz de sus comunidades”, explicó Gagliano.

Indicó que en su realización “el mundo está planteado por un gran anillo, como símbolo de continuidad y accesibilidad sin barreras a la ciudad, a las infraestructuras; un mundo cada vez más conectado, sobre el que se representan diferentes escenarios naturales y urbanos, desde pequeñas casas aisladas hasta grandes urbes”.

“Cada parte de este anillo esta sostenido por mujeres, de diferentes orígenes, unidas, con la frente en alto como símbolo de empoderamiento; mujeres que son escuchadas, que hacen la diferencia y que abren camino, para que las nuevas generaciones puedan vivir en un mundo más equitativo e inclusivo”, dijo.

En el cierre, en la contratapa, con agradecimientos de los organizadores, con una especial mención (la más extensa) para este villamariense que salió del Rivadavia y de la universidad pública con la idea de dar riendas sueltas a la imaginación cada vez que se le presentara una oportunidad.

Lo hizo esta vez, y a vuelta de correo electrónico recibió el mensaje más alentador: “Felicidades. El comité Handhook ha elegido tu arte para la portada del Manual del Foro CSW de este año. Por favor, bríndanos una breve biografía y una breve descripción del simbolismo o significado detrás de las imágenes en relación con los derechos de las mujeres y el empoderamiento. Todo lo mejor”.

Esas palabras y ese deseo final empujan hacia el futuro, más allá que den cuenta de un logro actual.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Una alternativa con numerosas ventajas

Noemí Bramardo

El equilibrio hace grande lo que parece chico

Noemí Bramardo

Avanzan en la ciudad ideas enchapadas

Mercedes Dagna