Arquitectura sustentable pensando en el futuro

Escribe: Carlos H. Gerhauser*

Arquitecto MP: 1-1584

*postgraduado en Conservación de Edificios Patrimoniales y Neuromarketing

En Oasis Desafíos Arquitectónicos nos dedicamos a investigar la arquitectura para las personas, ya que si la arquitectura no es para el ser humano, prácticamente no sirve de nada.

Desde nuestro estudio investigamos qué es lo que buscan las personas que hacen uso de la arquitectura, así como también los inversionistas. No debemos olvidarnos de estos últimos, ya que son quienes generan fuentes laborales y aportan un valor importante para mantener en pie a un país.

Entonces ellos deben estar muy bien asesorados, para que las obras se empiecen y se terminen en el acto, sin gastos extras que conlleven al público a gastar un dinero que no tenían estipulado,

Desde nuestro lugar todos los días nos levantamos para cambiar el mundo, tratando de darle a las personas lo que buscan. Por estudios propios, sabemos que hay más ofertas de departamentos de 30 metros cuadrados que, por ejemplo, de casas.

Esas pequeñas superficies no ofrecen prácticamente nada para sus usuarios, personas con mascotas, bicicletas o motos, por citar algunos aspectos, se quedan sin la opción de poder disfrutar de un patio.

En Oasis creemos que la porción de tierra que le quitamos al planeta a la hora de construir, debemos devolvérsela en altura y multiplicando la superficie de verde, algo que se logra dándole a un edificio patios verdes.

Debemos aclarar en este punto que un patio no necesariamente debe emplazarse en una planta baja. Tanto inversores como compradores y locatarios deben sacarse ese prejuicio de sus ideales.

Una porción de verde también se puede dar en un primer o segundo piso o en el nivel en que se lo desee, pero para ello previamente deberá resolverse correctamente el sistema constructivo, algo en lo que somos especialistas.

Cuando construimos patios en altura, le devolvemos al planeta algo de oxígeno. Además, al colocar nuevas especies, hemos llegado a visualizar aves posando en ellas, algo que nunca se vio en plena ciudad y que significa un canto a la vida.

Por otra parte, según estudios propios, en la actualidad la gente quiere más a sus mascotas. De hecho, forman parte de sus familias y con una mínima inversión se les puede otorgar una porción de verde a esos seres tan especiales para muchos de nosotros.

Construyendo bajo esos principios, el inversor obtiene una renta mucho mayor que edificando con muchos metros cuadrados cubiertos, algo que genera ciudades que son un caos debido a la concentración de calor, lo que obviamente aumenta la temperatura del planeta y no aporta a disminuir el calentamiento global.

Resumiendo, los inversionistas necesitan recibir a cambio las ventas y alquileres inmediatos. Cuando hablamos de esa inmediatez nos referimos a que antes de que el edificio esté concluido, el inversor ya debe cobrar toda la construcción. Si eso no sucede, allí estará fallando el factor marketing como parte del proyecto. Y sin él no se tienen en cuenta a las personas y a sus mascotas, se estará generando un problema porque no se estará teniendo en cuenta hacia dónde va la construcción de cara al año 2020.

En ese aspecto, diariamente oímos criticar a todos y echar culpas en vez de cambiar el mundo. Hacia 2020 todos los países van a cambiar y quien no innove se verá afectado por una crisis mundial que ya se está dando en algunos lugares del planeta a causa de la negativa a innovar.

Allí aparecen un par de inversores que se hacen millonarios por crear nuevos sistemas y aquellos que siguen diseñando como hace 200 años, sin innovar y además criticando a los demás, terminan cayendo.

En estas imágenes presentemos un proyecto a modo de ejemplo. En ellas puede verse claramente cómo se quita superficie a un terreno y se la devuelve en altura, creando mayor espacio verde para la ciudad y el edificio, dotándolo de un carácter único en su fachada escalonada y con jardines en altura.

También podemos ver cómo se extrae masa en una parte para lograr visuales de un extremo a otro, mediante estructuras independientes (columnas y vigas) y de doble altura, generando un espacio muy grande para la persona cuando entra y se minimiza frente a la gran altura y la ausencia de paredes.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus