Aunque falta mucho, para referentes trans “la lucha viene dando sus frutos”

Militantes. Fanny Bustos, al centro de la imagen, de pie. A la derecha, Jenny Astargo, también de pie

Reclaman acceso laboral y que se termine la violencia institucional en el campo de la salud

Destacaron especialmente la puesta en marcha del consultorio inclusivo

Fanny Bustos, la agente sanitaria y referente comunitaria y de la diversidad sexual en Villa María, valoró que esté en marcha el consultorio inclusivo que abrió el municipio el año pasado y dijo que esta política “hubiese sido algo impensado años atrás”, al tiempo que reclamó el cupo laboral trans y que se termine la violencia institucional hacia el colectivo.

En diálogo con EL DIARIO en compañía de Jenny Astargo, otra militante de la diversidad, recalcó que “hubo políticas de inclusión que han ido visibilizando la lucha” y consideró que se está yendo “por el buen camino”.

En ese marco mencionó la reciente decisión de todos los concejales de adherir a la propuesta del Estado provincial de transformar al 17 de mayo en el Día Provincial por la Igualdad y la No Discriminación por Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género.

“En esos casos sentís que toda la lucha de tanto tiempo viene dando sus frutos”, indicó y dijo que “en la provincia de Córdoba no hay otro consultorio como el de Villa María”, estimando por eso a la gestión actual y al secretario de Salud, Humberto Jure.

“Para nosotras es un lugar de acompañamiento”, dijo y ante la pregunta de este matutino aclaró que el sistema sanitario en general “es una de las principales falencias” para este colectivo. “Y sin salud no podés buscar trabajo, no podés estudiar, nada. Una política de salud es el pilar”, destacó.

En ese contexto, admitió que “sigue existiendo violencia institucional en el sector de la salud” y demandó que en todos los centros asistenciales se revierta ese cuadro.

Respecto al espacio local, apuntó que hacen “hincapié no sólo en la atención de las compañeras, sino luego en el seguimiento, para que no quede sólo en una visita al consultorio”.

Como se conoce, funciona en el dispensario de barrio Rivadavia y está a cargo de la médica Miriam Angelelli.

En tanto, la psicóloga Viviana Larroque, también presente en la charla con este diario, puso el acento en decir que las personas trans “no son personas que necesitan tratamiento psicológico” por su condición, instando a no patologizar lo que no es una patología.

Hizo hincapié en la niñez trans. “No se habla del tema, y se necesita la escucha”, manifestó.

La especialista también se refirió a la importancia de que el sistema “salga a la calle a captar cuadros o situaciones” que requieran la atención médica y la presencia del Estado, porque muchas veces “las personas no llegan al consultorio”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus