Autoconstrucción: un aporte fundamental

La vivienda inaugurada el viernes está ubicada en el barrio Poetas Argentinos de Villa Nueva
La vivienda inaugurada el viernes está ubicada en el barrio Poetas Argentinos de Villa Nueva

El pasado viernes, en el barrio Poetas Argentinos de Villa Nueva, la Diócesis villamariense de Cáritas dejó formalmente inaugurada una vivienda social que fue construida en el marco del Proyecto Familiaris Consortio.

Al respecto, David Ruiz, coordinador del área de Vivienda de Cáritas Diocesana Villa María, dialogó con el suplemento Arquitectura de EL DIARIO e informó: “La concreción de esta vivienda surgió dentro del programa de viviendas que se llamaba Cáritas Nación, en el cual el Estado, durante el Gobierno anterior, proveía los fondos para que pudiéramos construir las casas”.

“Esas viviendas se construyeron bajo la modalidad de autoconstrucción, aunque cabe recalcar que no solamente construimos viviendas, sino que creamos hogares para las familias de la comunidad”, aclaró.

Seguidamente, contó que “con el nuevo Gobierno nacional, con el cual todavía no se comenzó la construcción de ninguna vivienda nueva, hemos intentado armar un nuevo programa de vivienda y estamos manteniendo diferentes tratativas al respecto”.

“En ese sentido, mientras esperamos una resolución, en todo el país se está trabajando con el ejemplo que está desarrollando la Diócesis de Villa María, en el barrio Poetas Argentinos de Villa Nueva”, destacó.

 

Las casas son construidas de acuerdo a la necesidad de cada familia

La modalidad

Brindando más especificaciones sobre la modalidad de trabajo, Ruiz contó: “Con ese programa la gente va pagando las cuotas y ese fondo de dinero vuelve a la Diócesis y con él hemos construido salones comunitarios, ampliaciones y refacciones de muchas viviendas”.

“Con otra parte de ese dinero hemos comenzado a trabajar en un programa propio al que llamamos Familiaris Consortio”, sostuvo, a lo que añadió: “A través de ese sistema, hemos hecho las primeras tres viviendas en el barrio Poetas Argentinos y para el año que viene tenemos pensado empezar a extenderlo hacia las distintas localidades de la Diócesis”.

A la vez, remarcó: “Hay un porcentaje muy elevado de devolución de dinero de todas las familias y a ese dinero lo vamos reinvirtiendo en los nuevos proyectos. Igualmente, cabe aclarar que cuando empezamos a construir una vivienda lo hacemos pensando en terminarla, no en comenzarla por las dudas para ver si se puede llegar a concluirla”.

 

La autoconstrucción asistida es uno de los pilares del Programa Familiaris Consortio

Cómo acceder

En otro orden, el funcionario de la entidad solidaria dijo que “en breve tenemos pensado comenzar con una obra en Pasco y a partir de allí queremos seguir avanzando hacia las demás latitudes de la Diócesis”.

“En la Secretaría local de Cáritas recibimos un promedio de dos personas por día que se acercan a interiorizarse para tratar de comenzar a construir su vivienda a través de estos planes, lo que da un total de aproximadamente 400 personas que este año se han mostrado interesadas”, detalló.

Para más, sostuvo que “cada uno de todos los proyectos que hemos realizado hasta el momento, fueron de acuerdo a la necesidad de cada familia y lo mismo sucede con el plan Familiaris Consortio”.

Los requisitos generales para acceder a una vivienda social son: no tener otra propiedad (terreno ni construcción), tener menores a cargo, alguna discapacidad o capacidades diferentes de uno de los integrantes de la familia y la posibilidad de trabajar en la autoconstrucción asistida técnicamente”, informó, sobre lo que manifestó además que “en ese último punto hacemos mucho hincapié desde Cáritas porque, mientras va construyendo, el propietario recibe una capacitación teórica y práctica durante todo el proceso”.

“El género no limita la posibilidad de la autoconstrucción. Muchísimas casas fueron construidas, por ejemplo, por madres solteras que tuvieron la voluntad de tener su propia casa. Las únicas limitaciones que existen son las ganas y el tiempo para poder hacerlo”, aseguró.

 

“Con este sistema, se puede ayudar a otra familia a cumplir el sueño de la vivienda propia”, destacó Ruiz

A corto plazo

De cara a lo que se viene en materias de planes de viviendas, Ruiz adelantó que “para el próximo año el principal objetivo es que quede establecido el proyecto del Estado nacional, porque ya tenemos planificada la construcción de viviendas en Leones, Oliva, Ballesteros, Ticino, Chilibroste, Villa María y Villa Nueva”.

“Algo que nos limita es la falta de aporte de tierras por parte del Estado, que lo que hace es aportar el dinero para la construcción. En gran parte de las localidades donde se construyó a través de un programa de Cáritas, las tierras fueron donadas por los municipios, a través de sus diferentes concejos deliberantes”, comentó.

 

Una gran necesidad

Analizando la realidad local en materia de viviendas, el entrevistado aseguró: “Nos duele ver la gran necesidad de vivienda que hay en la sociedad. Las tres esferas del Estado, municipal, provincial y nacional, deben activar el tema viviendas, porque es imperiosa la necesidad de la gente”.

“Es muchísima la gente que está viviendo ‘amontonada’, con muchas familias en la misma casa. En Buenos Aires a eso se le llama villa, pero en nuestra ciudad no”, criticó y a la vez cuestionó: “Hay bastante gente de clase media con mucha necesidad, que no puede pagar alquileres porque los valores son usurarios y no tienen nada que ver con la realidad”.

Por último, sobre ello opinó: “Lo ideal sería que pudieran invertir ese dinero en su propia casa, por eso apostamos mucho a la autoconstrucción, un método que posibilita que cada uno aporte su propia mano de obra y que pueda comprar el material, obteniendo un ahorro aproximado del 40% en el valor de su casa”.

“Además, se hace una cadena en la que se puede ayudar a otra familia a cumplir el sueño de la vivienda propia”, redondeó.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus