El Diario del centro del país

Avanzan en la ciudad ideas enchapadas

En la esquina de Lanín y Progreso, una obra que demuestra la perfección que se puede alcanzar en este tipo de realizaciones

Moda o solución

Ya no es extraño circular por la ciudad y encontrar construcciones que “dan la cara” de chapa a quien las quiera ver. Las hay en barrio Parque, en barrio Güemes, en barrio Palermo… Y están los diseñadores que se atreven para emplearla en interiores. Se rompe el mito de que se usan solamente en construcciones precarias, económicas o exclusiva para naves industriales

Porque urge contar con un ambiente más en la casa, porque la unión entre una parte nueva de la construcción y la estructura original da lugar a una filtración que se ha vuelto “intratable”, como revestimiento “de última generación”… Por lo que sea, la chapa de zinc ha empezado a estar presente a la hora de tomar decisiones para encontrar una solución.

El interior de la construcción que se levanta sobre un garaje en la calle 9 de Julio al 800

En 9 de Julio al 800, es posible observar cómo sobre un garaje se está edificando en chapa, con la estructura necesaria de perfiles para realizar el revestimiento interior en base a materiales propios de la construcción en seco.

En Müller y Santa Fe, un bar y cervecería se muestra con todo el frente prolijamente trabajado en chapa de zinc. Y si de prolijidad se trata, es también destacable la que resalta a la vista en una vivienda ubicada en la esquina de Lanín y Progreso.

Son apenas tres muestras de lo que puede ser visto como una moda o como una solución, pero que de cualquier manera está claro que avanza en Villa María.

El bar-cervecería ubicado frente al Polideportivo, luce el enchapado en su frente

De movida, se sabe que las chapas permiten un ahorro importante en comparación con los materiales tradicionales.

Pero los motivos para acudir a la chapa no tienen necesariamente que ser los económicos, sino que van asociados muchas veces a cuestiones de tiempo y versatilidad a la hora de brindar soluciones a problemas muy diversos.

Hace un lustro, comenzaron a verse algunas aplicaciones en pintorescos y consagrados barrios de estudiantes de la capital provincial. La “onda” comenzó en locales comerciales (gastronómicos y de moda, fundamentalmente). Algo nuevo se estaba abriendo paso. De ahí en más, empezaron a jugar otros factores, como la facilidad a la hora de aplicación y el hecho de que, realizado con buen gusto, causa una buena impresión a la vista; la sensación que deja toda nueva tendencia.

 

En la ciudad

Y la nueva “ola” no tardó en llegar a Villa María, donde con esta recorrida que realizamos desde nuestro suplemento demostramos que la chapa comienza a ser protagonistas de muchos proyectos, tanto en el caso de fachadas como en el de revestimientos interiores (como veremos en la página siguiente), reivindicando la nobleza del material, desmitificando cuestiones que recorrían la arquitectura y rompiendo con el preconcepto que indicaba que su uso estaba restringido a casas precarias o naves industriales.

En esta suerte de fábrica de ideas “enchapadas”, a la delantera en la materia parecen haberla tomado talleres metarlúrgicos ubicados en los distintos accesos a la ciudad, como así también sobre la avenida Carranza de Villa Nueva.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Vivienda semilla

Mercedes Dagna

Clásico MODERNO Clásico MODERNO Clás….

Alexis Loudet

El reconocimiento a otra idea importante

Lucas Bertolino Desatec