Bajo agua

Las napas altas y la humedad hacen que muchos de los caminos que aparentan estar en buen estado sean en realidad intransitables

Los efectos de las inundaciones generan pérdidas de calidad de suelos y económicas a toda la provincia. La Bolsa de Cereales de Córdoba hizo un informe dando cuenta que hay más de 300 mil hectáreas que aún están con agua en la superficie

Las napas altas y la humedad hacen que muchos de los caminos que aparentan estar en buen estado sean en realidad intransitables

 

Las lluvias recientes siguen complicando el panorama de todo el sur provincial, que sigue sufriendo los efectos de las inundaciones.

En nuestra región, los departamentos más afectados son Unión y Marcos Juárez.

Para dimensionar las pérdidas en calidad de suelo y en pesos, el Departamento de Información Económica de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCC) elaboró un informe riguroso con mediciones satelitales que dan cuenta de la cantidad de hectáreas. El estudio utilizó tecnología satelital y comparó las “manchas” de agua que se fueron extendiendo por las tierras agrícolas del sur provincial.

Así es que pudo determinar que en el Departamento Unión, que en julio de 2014 tenía 26.650 hectáreas afectadas por el agua, en abril de 2017 llegaron a 40.790, lo que representa un crecimiento del 53%.

En el Departamento Marcos Juárez la situación es similar: registraron 28.790 hectáreas afectadas en julio de 2014 y en abril de este año 44.790, lo que representa un incremento del 53%.

Otros departamentos están en peor situación, como es el caso del Roque Sáenz Peña y General Roca, donde aumentó la superficie afectada por las inundaciones un 663% y 825%, respectivamente.

Cabe señalar que estas hectáreas inundadas no están todas en superficie agrícola. Según el informe, el 12% corresponde a superficie agrícola del Roque Sáenz Peña, el 4% al General Roca, el 2% al Marcos Juárez y el 1% al Unión.

César Alonso, uno de los técnicos de la BCC que dio a conocer la información a la prensa el lunes último, destacó que “desde General Cabrera hacia el sur, la situación de los caminos está muy complicada”.

“En esa zona manisera se perdió gran parte del rendimiento, porque al estar pasadas de humedad las cajas se desprenden de la planta y hay una gran presencia de hongos”, destacó.

 

¿Cuánto es en pesos?

A su turno, Gonzalo Augusto dio un detalle de las pérdidas económicas que representan las inundaciones del sur provincial.

“Como consecuencia de los excesos hídricos, el área afectada registra una pérdida potencial de 257.000 toneladas de maíz, 234.000 toneladas de soja y 30.500 toneladas de maní por un valor de U$S117 millones o $1.817 millones. Desagregando por cultivo, la soja dejaría de aportar al este y sur de la provincia U$S57 millones, el maíz U$S40 millones y el maní U$S20 millones”.

A la hora de determinar las pérdidas por departamento, al Unión y al Marcos Juárez dejarán de ingresar casi 18 millones de pesos, mientras que en el Roque Sáenz Peña y el General Roca las pérdidas alcanzarán los 100 millones de la misma moneda.

Destacó que esas estimaciones son solo por la pérdida en venta de granos, a lo que hay que sumarle a otros sectores afectados indirectamente, como los contratistas, transportistas, comercios, acopios, cooperativas, agronomías, venta de maquinaria agrícola, entre otros.

Tal como estilan en los informes de la BCC, cuantifican el dinero perdido con lo que se podría hacer: “Alcanzaría para construir 50 feedlots de 2.500 cabezas por ciclo, que generarían más de 200 empleos directos, o para poner en marcha 60 granjas porcinas de 250 madres cada una, contratando a 240 personas, o bien instalar 130 biodigestores de 2 MWH que darían electricidad a 34.000 hogares”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus