Basurales en el río: creen que “hay muchas empresas involucradas”

A metros del cauce del río se observan residuos que difícilmente provengan de hogares. No hay restos de comida, sino escombros, neumáticos usados, perfiles y placas de Durlock, todo en grandes cantidades

Así lo expresaron desde la Municipalidad. Esperan sacar la basura para reforestar y que la gente pueda volver a disfrutar de las distintas playas, que en los últimos años se han visto muy afectadas por la actitud de las personas que arrojan desechos

A metros del cauce del río se observan residuos que difícilmente provengan de hogares. No hay restos de comida, sino escombros, neumáticos usados, perfiles y placas de Durlock, todo en grandes cantidades

Que el río Ctalamochita tenga su paso por la ciudad es motivo de orgullo para los villamarienses, no solo por lo que significa este cauce para la provincia, sino también porque presenta numerosas playas y recovecos que son frecuentados durante todo el año, aunque más en épocas donde el clima acompaña.

La vida en Villa María no sería la misma sin el río; este fundamento basta para que como comunidad -incluyendo el Estado- asumamos el compromiso de cuidarlo de la contaminación.

En la actualidad existen al menos dos microbasurales a la vera del Ctalamochita que ponen en riesgo la tierra y el agua de esas zonas: Barrancas del Río y el puente Andino.

Lo que se puede ver en ambos lugares es que la mayoría de los residuos no son hogareños y necesitan de vehículos especiales para llegar hasta esos espacios.

El director de Ambiente y Saneamiento de la Municipalidad de Villa María, el geólogo Germán Tissera, afirmó a EL DIARIO que “hay muchas empresas involucradas” en la contaminación de esas áreas, tras ser consultado sobre cómo se llegó a la situación actual.

Detrás del montículo está el Ctalamochita, en su paso por Barrancas del Río. Los operarios se encuentran todos los días con nuevos desechos

Desde esa cartera municipal ordenaron el saneamiento del microbasural de Barrancas de Río, donde esperan poder plantar unos 100 árboles luego de finalizar las tareas.

“En el caso del puente Andino vamos a tener que llamar a licitación para hacer la limpieza, porque es un espacio amplio y hay bloques de cemento muy grandes que no son tan simples de sacar”, señaló Tissera.

En el barrio que se ubica a la vera de la ruta 2 -que lleva el nombre de avenida Savio en esa parte- van por la cuarta semana de trabajo y esperan poder finalizar antes de diciembre.

El apuro se debe a que el personal que opera en la limpieza de esa especie de “playón” -ubicado del otro lado de la calle que da al río- se encuentra cada mañana con nuevos montículos de desechos.

“Arrancamos por Barrancas del Río porque queremos que la gente se apropie del lugar. Aprovechamos que está cerrada la avenida Savio y que hay mucha circulación por la zona para que se vea que se está generando un espacio para disfrutar”, expresó Germán Tissera.

Sobre la posibilidad de crear una reserva y proteger por ordenanza ese descampado, dijo que “estaría bárbaro, pero el objetivo principal es sanear el área”.

¿Cómo se llegó a esto?

En el Andino hay enormes bloques de cemento que solo pudieron llegar hasta allí en camiones. El municipio llamará a licitación para la limpieza

El basural de Barrancas del Río -al que se accede por calle República de Siria o por ruta 2- se generó a lo largo de “un año y medio”, según el titular de Ambiente del municipio.

“Mandábamos los camiones del Corralón y al otro día teníamos basura de nuevo”, aseguró Tissera a este medio.

La contaminación del Andino data de más tiempo y es por eso que demandará mayor esfuerzo el saneamiento de esa zona.

“Estaban llegando muchos residuos de empresas privadas que generan un daño ambiental”, indicó el funcionario.

¿Serán los mismos empresarios que eligen la costa del río para emplazar sus mansiones los que la están arruinando en las zonas marginales?

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus