Bruno insistirá para que Villa María sea una ciudad libre de pirotecnia

La edil aseguró que pedirán el tratamiento de una iniciativa que plantea eliminar el uso, depósito, fabricación y venta mayorista y minorista de pirotecnia en la ciudad

Bruno aspira a que, aunque sea gradualmente, Villa María sea un municipio de pirotecnia cero

La presidenta de Juntos por Villa María, Karina Bruno, confirmó que el bloque insistirá con el tratamiento de un proyecto presentado anteriormente, que propone la prohibición del uso de pirotecnia en Villa María.

La solicitud se cursará en la reunión de la Comisión de Acuerdos que se celebrará mañana, para determinar los temas que bajarán al recinto en la sesión legislativa del jueves.

“Una ciudad libre de pirotecnia es un tema en el que están avanzando muchos municipios del país y que tiene que ver no solo con la protección de los animales, sino también con la de los adultos y niños”, señaló la edil.

“Hay muchas alternativas para festejar, la pirotecnia es sumamente perjudicial y trae consecuencias lamentables para la salud de las personas y para el medio ambiente”, consideró Bruno.

“Queremos llevar a un municipio de pirotecnia cero, por eso vamos a insistir pidiendo el tratamiento del proyecto que presentamos hace un tiempo”, remarcó, al tiempo que explicó que “la iniciativa no fue archivada, aún se encuentra en estado parlamentario, a pesar de que nunca fue tratada”.

“Nosotros presentamos el proyecto con nuestra impronta, pero estamos abiertos a escuchar, a considerar y a modificar, cualquier cambio que pueda haber en la iniciativa saldrá de la discusión de comisión. Pero lo importante es que queremos llevar, aunque sea de forma progresiva, a un municipio de pirotecnia cero”, subrayó.

Hace un tiempo, la edil presentó un proyecto de ordenanza cuyo principal objetivo es que se declare a Villa María una ciudad libre de pirotecnia.

Puntualmente, en la iniciativa se solicita la eliminación definitiva del uso de elementos pirotécnicos en ocasión de festividades o eventos públicos organizados por el municipio.

Además, se plantea que también quedaría prohibida la fabricación, comercialización, depósito y venta al público mayorista o minorista de esos elementos.

Por otra parte, establece que a través del Departamento Ejecutivo Municipal se promueva una amplia campaña de información y concientización, que será solventada mediante el dinero recaudado por las infracciones a dicha norma.

En ese sentido, el proyecto contempla la aplicación de importantes multas para quienes incumplan lo previsto en la ordenanza.

Finalmente, exige establecer una línea telefónica para recepción de denuncias y reclamos.

En ese momento, Bruno aclaró que el proyecto no apuntaba a un evento en particular, ni exclusivamente al show de fuegos artificiales que ejecuta el municipio a fin de año, sino a prohibir la venta y uso de pirotecnia en la ciudad.

La edil consideró que es posible hacer “eventos agradables a la vista sin estruendo”, que no sean perjudiciales a la salud psicofísica de personas y animales, y sin afectar interese comerciales en gran medida.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus