Buenos vecinos musicales

De la Rivera presentó su flamante disco “A la deriva” (foto Mundo Rojo)

El domingo pasado – “Popcorn Fest” con De la Rivera y Madre Chicha

Amigos, compañeros de ruta, vecinos. Así definió Gastón Pérez Rivera, ante el público presente (cerca de 550 personas, con muchas entradas de cortesía), a la relación estrecha que se forjara entre su banda, De la Rivera, con Madre Chicha, la otra formación local que acababa de dejar en el escenario una sustanciosa combinación de ritmos andinos y mestizos con letras preñadas de contenido social.

A pesar de las diferencias estilísticas y de formato entre una y otra (en De la Rivera claramente abrevan las herencias de la música más bolichera de raíz negra como el funk, el soul y el disco), se pueden detectar coincidencias. El “Alcoyana-Alcoyana”, en este caso, remite a una búsqueda más que profesional, concienzuda y expansiva de la escena rockera “hecha en Villa María” hacia otras latitudes, tanto en la provincia como a nivel país. Tanto la prensa especializada como el público ávido de consumo alternativo reconoce en estas referencias artísticas a una movida imposible de dimensionar soslayando la irrupción de la carrera de Música de la UNVM como polo de atracción (la mayoría de los Chicha provienen de afuera de la ciudad, incluyendo a Carlos Loarte Flores de Perú).

En el marco del “Popcorn fest”, una velada ideada y organizada por Mundo Rojo el domingo pasado, Madre Chicha logró agitar el ambiente y provocar “pogos” amigables, con su potencialidad bifronte a cargo de los imparables “frontmans” Pedro Cabal y Fausto Vercellino, a pura sonoridad latina y actitud rapera. Mientras, De la Rivera plasmó un recital “in crescendo” en el cual alumbró su última placa “A la deriva” para luego arremeter con hits imbatibles de otras producciones como “Súbete a mi disco”, “Aniversario” y “Flash”.

Con la incorporación de la dulce voz de Anita Sibona en coros, el tridente de Gastón y los hermanos Lucas y Tomás dieron sobradas muestras de que esa aceitada factoría de pop continúa creando éxitos que se impregnan como por ósmosis. Pruebe escuchar “Carolyn” (en el disco co-escrita e interpretada a dúo junto a Ale Sergi de Miranda!), sin que la termine canturreando minutos después.

En “Quizá” los muchachos confesaron su costado “Luismi” mientras que en “La canción del Mundial” regalaron un chiche sonoro a los fanáticos de la Play. En el debe, hubo algunas “frituras” de audio en el último pasaje.

Tanto en aperturas, intervalos como en el cierre estuvo el Dj cordobés Fede Flores “calentando” las pistas en una nueva noche fría.

Juan Ramón Seia

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus