“Cambian la razón social de la empresa para no pagarme lo que corresponde”

Mirtha Salaberry concurrió a Tribunales a declarar, acompañada por su abogado Carlos Ruiz

La demandante denuncia que sus parientes han tomado posesión de la empresa sin haberle pagado nunca su parte

Mirtha Salaberry concurrió a Tribunales a declarar, acompañada por su abogado Carlos Ruiz

El viernes por la mañana, Mirtha Salaberry concurrió a Tribunales a declarar nuevamente por una causa que ya lleva 18 años abierta.

Su abogado, el doctor Carlos Ruiz, habló con EL DIARIO minutos después de finalizar la audiencia y explicó la causa: “Es un hecho al que tenemos que remontarnos a la década del 90. Había una sociedad conformada por dos cuñados, dos familias, que eran Salaberry y Servio. Con motivo de una enfermedad que empieza a padecer uno de los dueños, Guillermo Salaberry, se empiezan a producir una serie de acontecimientos que devienen en la expulsión de la empresa, de él primero y también de los herederos, que son Mirtha y Eugenio Salaberry”.

“La empresa originalmente era Salaberry y Servio, después fue Servio SA y ahora Manteca del Centro, porque cuando vieron que esta causa se empezó a mover un poco, han hecho nuevamente otro cambio de razón social”, afirmó Mirtha Salaberry a este medio.

“Se hace un trasvasamiento, a nuestro criterio irregular, por parte de los empresarios que quedaron”, manifestó Ruiz.

El trasvasamiento es una modalidad de la defraudación por vaciamiento derivada de afectar el normal desenvolvimiento de una empresa.

Según explicó el abogado, originalmente el socio de Salaberry transfiere una empresa láctea de gran producción a nombre de los hijos: “Entre otras cosas se hace una simulación de un concurso de oferentes, cosa que hemos acreditado ante el tribunal y la Fiscalía. De esa manera de apropiaron de la empresa, después de expulsar a Mirtha en su calidad de gerente”.

Esta es una denuncia que hace mucho tiempo que se está tramitando con pericias y testimoniales: “Hemos comparecido nuevamente desde el año pasado y logrado que esa causa nuevamente tome su curso”.

Mirtha Salaberry se manifestó en búsqueda de “verdad y justicia”: “Es un tema muy largo, triste y doloroso para mí porque es un tema de familia. Realmente esperemos que desde ahora se empiece a ver justicia y verdad. Son las dos cosas que pedimos. No tengo sed de venganza porque sinceramente son mi familia. Están equivocados en el accionar y yo por eso, como con ellos no puedo llegar a un entendimiento, quiero que la Justicia les haga ver la realidad. Ellos han tomado posesión de una empresa sin haber pagado nunca un peso. No hay ni un recibo firmado por mí y no me han pagado un centavo”.

“Parece increíble lo que estoy diciendo, pero yo funcionaba en la empresa como gerente con uso de firma y de un día para el otro recibí un telegrama de despido de mi tío. Desde ese día estoy peleando para que se me reconozca lo que es mío y recién ahora estoy empezando a tener resultados. En una instancia civil teníamos nueve juicios iniciados, de los cuales ganamos dos y ahora estamos con los siete restantes”, agregó.

 

Cambio de razón social

Las declaraciones quedan bajo reserva de sumario, pero Mirtha Salaberry brindó una serie de datos muy precisos y puntuales sobre los hechos: “Ha sido una declaración extensa, muy larga y meticulosa, pero que gracias a Dios hemos podido dar todos los detalles que necesitaba el tribunal”, señalo Ruiz.

“Hemos tomado conocimiento de esa transmisión de Salaberry y Servio por parte de uno de los socios, a favor de sus hijos, que ahora cambió la razón social. Porque indudablemente nos preocupa y mucho y por eso hemos venido hoy aquí”, agregó.

Al ser consultada por cuál es la razón por la que esta causa llena tantos años sin resolverse, argumentó: “La causa está abierta hace 18 años porque en el medio hubo una instrucción muy amplia, se realizaron diversas pericias contables, inspecciones judiciales entre otras cosas, y por distintas razones había quedado demorada. Nos convocaron a fines del año pasado y estamos tratando de darle un nuevo curso”.

“Durante la audiencia, Mirtha mostró fotografías del reconocimiento que ha hecho la gente de la escuela láctea de Villa María, en nombre de su padre. Es una persona reconocida en el sector y se encuentra muy frágil físicamente. Eso es un poco también lo que nos ha impulsado a venir aquí y movilizarnos nuevamente”, indicó.

“Uno siempre ha estado en una línea que es la verdad, no pretendo venganza. Quiero que a mí, en calidad de titular de las cuotas sociales, junto con mi hermano, se me pague lo que es mío o que se me lo devuelva. No tengo ningún problema en volver a estar en la empresa trabajando y llevándola adelante. Es una señora empresa en donde en estos momentos el concepto es empresarios ricos y empresas figurativamente fundidas”, finalizó Salaberry.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus