El Diario del centro del país

Cambios que prevé el nuevo Código Penal para casos de “abuso sexual”

El juez Borinsky es vocal de la Cámara Federal de Casación y titular de la Comisión de Reforma del Código Penal

El juez Mariano Borinsky explicó algunas de las modificaciones que se harán a la legislación

El Código nos marca cuál es el termómetro de la sociedad y cuáles son sus valores, y uno de esos valores tiene que ver con la protección de la libertad y la integridad sexual”, señaló el titular de la Comisión de Reforma

 

El presidente de la Comisión de Reforma del Código Penal, Mariano Hernán Borinsky, detalló las penas que podrían recibir los condenados por casos de abuso sexual tras la aplicación del nuevo Código, que será presentado en el Congreso de la Nación en marzo.

Una de las medidas prevé que los abusadores no quedarán en libertad hasta cumplir la totalidad de la condena. “Es uno de los pedidos de la opinión pública, conjuntamente con temas de seguridad y cuestiones vinculadas a la economía”, explico Borinsky.

“El Código Penal nos marca cuál es el termómetro de la sociedad y cuáles son sus valores, y uno de esos valores tiene que ver con la protección de la libertad y la integridad sexual”, agregó el magistrado en declaraciones a la emisora Cadena 3.

Borinsky, quien se desempeña como miembro de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación, señaló que esta disposición también se aplicará para delitos como “homicidio”, “secuestro extorsivo” y “trata de persona”, entre otros.

Por otra parte, dijo que para los casos de “abuso sexual”, el nuevo Código prevé una sanción de ocho a 20 años de prisión y un “sistema de seguimiento sociojudicial poscondena”.

“Esto da la posibilidad que el juez, por ejemplo, obligue a presentarse al condenado periódicamente ante determinado lugar y a participar de programas informativos, laborales y culturales sobre educación sexual”, precisó Borinsky al ser entrevistado por el periodista cordobés Miguel Clariá.

Entre otras medidas que podrían aplicarse para los abusadores tras su condena, la reforma prevé la prohibición de ausentarse del lugar en donde reside y de aproximarse o comunicarse con la víctima o familiares de la misma.

Estas pautas y “obligaciones sociales y culturales” podrán ser determinadas por el juez “en un plazo de 10 años con posterioridad del cumplimiento de la pena” a fines de “prevenir la comisión de nuevos delitos”, detalló Borinsky.

 

Sobre la reforma

Lo que jurídicamente se denomina como “abuso sexual con acceso carnal” es lo que configura una violación. Este término fue derogado en mayo de 1999 a través de la Ley 25.087, que efectuó importantes modificaciones a los delitos contra la integridad sexual.

El anteproyecto tipifica el abuso sexual en forma ordenada y de acuerdo a su gravedad: a) “simple”, con una pena de prisión de seis meses a cinco años; b) “gravemente ultrajante”, con una pena de prisión de cuatro a 10 años, y c) “con acceso carnal”, con una pena de seis a 15 años de prisión.

El “acceso carnal” se configura cuando el abuso se materializa vía anal, vaginal u oral o también cuando el abuso sexual se realizare mediante la introducción de objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías.

En los casos de “acceso carnal”, se prevé un agravante con pena de ocho a 20 años de prisión, cuando resulta un grave daño en la salud física o mental de la víctima; si el hecho fuere cometido por ascendiente, descendiente, afín en línea recta, hermano, tutor, curador, ministro de algún culto reconocido o no, encargado de la educación o de la guarda. También cuando el autor tuviere conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual grave, y hubiere existido peligro de contagio; cuando el hecho fuere cometido por dos o más personas, o con armas.

A su vez, cuando fuere cometido por personal perteneciente a las fuerzas policiales o de seguridad, en ocasión de sus funciones. O cuando el hecho fuere cometido contra una persona menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma. O si resultare el embarazo de la víctima.

 

Otras consideraciones

Resulta importante remarcar que si bien el delito de abuso sexual es de aquellos denominados “de mano propia”, nada impide que en caso de concurrencia de victimarios, se apliquen las previsiones del artículo 45 del anteproyecto, es decir, que se sancione no solo a quien en términos causales materializó el delito (accedió carnalmente), sino también a aquellos que hubieren intervenido en el suceso de alguna otra forma en razón de su aporte cualitativo al resultado lesivo.

Más allá de la tipificación específica del delito de abuso sexual, su verificación también impacta en otros artículos del anteproyecto del Código Penal de la Nación.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Vecino de Oliva a prisión por obtener beneficios fiscales con papeles falsos

Juan Pablo Morre

Acuchillaron a un hombre en Oliva

Alexis Loudet

Pelea de egresados en el centro de la ciudad

Alexis Loudet