El Diario del centro del país

Campos anegados en toda la región

BAJO EL AGUA – Testimonios de productores de James Craik y Arroyo Algodón

Productores de la región relatan la situación que viven en sus campos inundados. Preocupación por las pérdidas y la intransitabilidad de los caminos por donde debe salir a diario la leche que llevan a la industria

Las últimas lluvias provocaron que se anegaran miles de hectáreas de campo. Si bien aún no están evaluados los daños, desde el INTA están trabajando en el relevamiento que se podrá medir una vez que bajen las aguas.

En principio, se puede saber que en toda el área circundante a Villa María, se generaron problemas de diferente magnitud.

En la zona de Villa Nueva y La Herradura, hay dificultades particularmente con los caminos anegados que impiden la normal salida de la producción.

Además, “no hay piso” para hacer las aplicaciones que corresponden a esta época del año.

También preocupa la zona rural ubicada en la región de Arroyo Algodón y James Craik, que son, al igual que Villa Nueva, lecheras por excelencia.

Desde la ruta 158, se puede ver la situación tierra adentro

Testimonios

El Diario Rural dialogó con algunos productores de la zona, que dieron cuenta del malestar y preocupación que les genera mirar cada mañana el fruto del esfuerzo bajo el agua.

Carlos Acosta, un hombre que nació en el campo que actualmente trabaja, dijo que “es la primera vez en tantos años que se inundó todo completo, no me quedaron ni 10 hectáreas sin agua”, dijo, al referirse a la situación del miércoles pasado. En las últimas horas, las aguas iban bajando despejando un poco el sector.

La parcela de Acosta está ubicado en el extremo norte de la localidad, sobre las márgenes del arroyo Algodón que históricamente fue apenas un hilo de agua y hoy, está desbordado. “Hace 63 años que vivo acá, y nunca vi esto. En la inundación de 2016, tuvimos problemas, pero no tanto como ahora”, planteó.

Dijo que tiene un tambo que produce 2.600 litros diarios y por el agua “estamos en 2.000”. “Además, tuve que llevar unas 35 vacas a otro lado y trato de mantener lo mejor posible a las que me quedan”, señaló. “Si bien no se puede evaluar mucho porque todo está bajo el agua, creo que hemos perdido bastante alfalfa y del sorgo, me queda poco”.

“Con esta situación, todos nos desesperamos y le echamos la culpa al otro o a las obras que no se hicieron. Por eso, creo que si se canaliza el arroyo, vamos a empezar a ver la solución a este problema”,

Finalmente, valoró el trabajo de la gente del Consorcio Caminero de Arroyo Algodón “que se porta muy bien ante todo este panorama complicado”.

El propietario de un campo vecino al de Acosta, Omar Aimino, considera que una de las causas del problema es la gran deforestación que se registró en los últimos años, lo que motiva la poca absorción.

“Pero la verdad, es que nunca se impulsaron políticas para frenar ese proceso. Te doy el caso nuestro, que cuidamos y mantenemos el monte que tenemos dentro del campo, pero el Gobierno no te premia por eso, ni te descuenta impuestos”, dijo. “Hay que seguir pagando. Mucha gente hizo trámites para la exención impositiva por la anterior inundación y no recibieron nada”, agregó.

El campo de Acosta, en Arroyo Algodón

Otra mirada

Héctor Bertone, productor de la zona, valoró el trabajo que se hizo en Arroyo Algodón (ver página 13, sección Regionales).

Relativizó la magnitud del problema aclarando que no están en presencia de una catástrofe. “Si comparás con lo que está pasando la gente del norte, acá no es tan grave”, dijo.

Puso su mirada en la necesidad de hacer obras integrales “y no individuales”. “Por suerte, Arroyo Algodón tiene muy buena gente en el Consorcio Caminero, gente joven, dispuesta que ha trabajado muy bien”.

Agregó que a su criterio, “hay que hacer un proyecto desde James Craik hasta los arroyos que están en esta zona para concretar un buen trabajo integral”.

 

Villa María: 719 milímetros en tres meses y medio

El INTA local dio a conocer ayer los registros pluviométricos de la ciudad, indicando que en el período que va del primer día de octubre hasta ayer, cayeron 719 milímetros de lluvia.

En octubre fueron 79 mm, en noviembre 399, en diciembre 103 y en lo que va de enero 138.

En la edición de El Diario de este domingo tendremos un informe con la comparación histórica de los registros.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Un tambo que funciona en la cárcel

Mercedes Dagna

Acuerdan pago por calidad

Mercedes Dagna

Hongos y calor: mala combinación para los rodeos

Noemí Bramardo