Canaria: nueva y con ganas de crecer

Marcela Zamparo, una de las docentes que acompañó a los alumnos en la conformación de la cooperativa

Alumnos de quinto año de la especialidad Gestión Administrativa del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia le dieron forma a la cooperativa escolar que se dedicará a la venta de “merchandising” de la institución
Todo comenzó como un trabajo dentro del aula en el que tenían que investigar sobre el cooperativismo. Pero una cosa fue llevando a la otra, y al adsorción de conocimientos generó también un impulso hacia ir por más.
Por eso es que se animaron a crear lo que posteriormente denominaron Cooperativa Canaria. Se trata del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia, que hace apenas un puñado de meses que se metió en el mundo de las cooperativas escolares.
“Empezamos el año con un proyecto de parte de la escuela de formar una cooperativa pero no sabíamos mucho sobre el tema, qué hace, cómo trabaja, y demás”, contaron los jóvenes, visiblemente entusiasmados por todo lo que tienen por descubrir y hacer por delante.
“Lo primero  que tuvimos que hacer fue informarnos de qué se trata, qué valores engloba, estábamos cerca del Día del Cooperativismo y surgió la idea”, mencionaron sobre el proyecto que comenzó en 2017.
“La idea era saber cómo funcionaba, más que nada pensando en el futuro, para saber y aprender qué es y capacitarnos como una forma de trabajo alternativa a una empresa”, reflexionaron.
Una visita de Marcelo Coppari, docente responsable de la creación de otras cooperativas escolares, y algunas capacitaciones, hizo que los alumnos comenzaran a caminar el sendero que los llevaría a la creación de su propia cooperativa.
“En noviembre de 2017 se votó entre dos listas, se eligió el nombre y en diciembre arrancamos”, resumieron.
Son 60 estudiantes de la institución los que forman parte de la cooperativa, todos ellos alumnos de quinto año de la especialidad Gestión Administrativa que contaron con el fundamental apoyo de sus docentes.
El Consejo de Administración quedó integrado por: Joaquín Peppino (presidente), Victoria Sánchez (vicepresidenta), Melina Trabucco (secretaria), Lucía González y Gaspar Gattino (tesoreros), Aldana Venier, Camila Romero, Nahuel Cornaglia, Santiago Rosso, Tomás Duarte, Santiago Ateca y Renata Pintos.
“Es un proyecto nuevo, entonces por ahora somos los alumnos de 5to. año Gestión, pero más adelante quieren implementarlo en las otras orientaciones para que sean parte también. Estamos viendo para ir preparando a los chicos de cuarto año para que el año que viene formen parte”, profundizaron.
A su vez, contaron también que “esto es paralelo a lo escolar; por ahí nos cuesta un poco encontrar los espacios porque tampoco pueden estar los 60 chicos trabajando entonces es complicado, pero vamos despacio, tranquilos”.

Fines
Lejos de pensar en excedentes y en lo que la cooperativa les puede dejar en materia monetaria, los estudiantes coincidieron al afirmar que, cuando se los consulta sobre los fines, son “todos los valores que te da el trabajar en equipo, cooperar para llegar a un fin”.
También, si bien no es lo principal que buscamos, es tener excedentes para poder usarlos en proyectos, en las camperas del último año o poder ayudar económicamente a los que no tienen”, plantearon y aclararon: “La plata es secundaria. Haber trabajado en equipo, haber unido a los dos cursos, es lo más importante. Valores y amistades”.
“Vamos a vender cuellitos para el invierno y más adelante remeras. Vamos a hacer cosas de la escuela para la escuela, el merchandising y todo lo que tenga que ver con indumentaria principalmente. Buscamos un proveedor, el diseño lo hacen desde Arte. Nos dedicamos a la comercialización. No producimos. Y nos van a ayudar las diferentes orientaciones”, detallaron y agregaron: “Buscamos mejorar la escuela también, para que los alumnos estén más cómodos, poder abaratar costos de la remera de la Farándula”.
En cuanto a los proyectos que se están llevando adelante, destacan que durante toda la semana, por el Día del Cooperativismo, estuvieron visitando aulas en el jardín y la primaria “para que conozcan qué es y los valores”.

Un mundo diferente
“No conocíamos bien lo que era una cooperativa”, reconocieron los jóvenes. Al investigar “nos dimos cuenta de que no es solo una organización, sino que dentro de ella hay muchos valores para resaltar”, aseveraron.
“Es algo diferente a una empresa. Puede ser una forma de llevar a cabo un proyecto, se trabaja de otra manera. Está bueno porque investigamos las cooperativas de Villa María y vimos que se puede llegar a ser muy grande, pueden llegar a ser muy bueno”, contaron.
Sobre lo que esperan lograr en un futuro cercano, resaltaron que “queremos que siga creciendo y que podamos hacer que los chicos de cuarto que el año que viene entran a quinto tomen en serio lo de la cooperativa, la hagan crecer y la mejoren”. Finalmente, sobre la Cooperativa Canaria, auguraron: “Esperamos que en un futuro trascienda, que sea conocida en la ciudad y donde más se pueda”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus