El Diario del centro del país

Carga tributaria: de cada $10, entre 3 y 8 son de impuestos

Si un litro de nafta cuesta $40, casi $14 son de impuestos. En juguetes, el encarecimiento por impuestos pisa el 50%

Instituto Argentino de Análisis Fiscal

Los impuestos explican por qué existe una diferencia de entre 30% y 50% sobre el precio de un artículo en Argentina contra el mismo en el exterior

En una economía que tuvo un atraso del tipo de cambio y una alta inflación recurrentes es fácil evidenciar que los bienes domésticos suelen ser entre 10% y 60% más caros que en otros mercados. Tal vez por eso los argentinos que viajan al exterior suelen cotejar precios de alimentos, artículos electrónicos y de lujo, prendas de vestir, cosméticos, juguetes, bebidas e incluso de servicios públicos con los países que visitan.

Sin embargo, para que la comparación sea válida, el consumidor debería descontar el componente impositivo local. Los impuestos explican una diferencia de entre 30% y 52% sobre el precio final de un artículo autóctono versus uno extranjero.

No es un dato menor que la Argentina sea el país con el mayor número de impuestos. Según estadísticas publicadas por Carta Financiera, consultora del economista Miguel Angel Boggiano, existen 106 tributos: 23 más que en Bolivia y 103 adicionales a los que exige el sistema tributario de Hong Kong. “El nivel de carga tributaria en la Argentina está entre los más altos del mundo. La presión fiscal será récord en 2019, cerrará en 33,2% del PBI sumando impuestos nacionales, provinciales y municipales”, explicó Nadín Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Es habitual que quienes no están familiarizados con el sistema impositivo argentino, y que además no conocen como está conformada la cadena de valor de un producto o servicio, culpen a las marcas o a las empresas de retail por los preciosaltos. Los supermercados son blanco de esas quejas a diario, pero lo que el consumidor tal vez no sabe es que el Estado, en sus diferentes niveles, encarece un alimento un 38,8% promedio, según datos de Iaraf.

Argañaraz dividió a los alimentos en dos grupos: los que tributan IVA por el 21% y los que pagan la mitad (10,5%). “Los que tributan la totalidad del IVA tienen una carga impositiva del 42,3%”, dijo el experto en temas fiscales a Clarín.

En esa lista están los enlatados, la mermelada, las galletitas, entre otros artículos de primera necesidad. “Los que pagan 10,5% de IVA, tienen una carga impositiva menor, de 36,9%”, agrega Argañaraz. Los cortes cárnicos y el pan están en este último grupo.

Entonces, si un kilo de asado cuesta $175 (precio promedio relevado por el INDEC en la canasta del IPC), $110 son para la industria y los $65 restantes van a las arcas estatales en concepto de IVA, Seguridad Social, Ganancias, Impuesto al Cheque, Ingresos Brutos y Tasas Municipales.

Con los datos de Iaraf se ven las diferencias entre la Argentina y otros países de la región: en Uruguay, pagan impuestos por el 43% del precio final de un litro y medio de gaseosa; en Chile, 40,4%; en Perú, 39,9%; en México, 37,9% y en Paraguay, 28,5%.

El foco sobre el peso que hoy tienen los impuestos sobre alimentos, bebidas y otros bienes de la economía se puso en evidencia con el debate por la reforma tributaria, que finalmente se convirtió en ley a fines de 2017. Cuando el Gobierno liberó el precio de los combustibles y anunció la quita gradual de subsidios sobre los servicios públicos, puso de manifiesto el peso que tienen los impuestos en las naftas.

El conductor que carga nafta súper en cualquier surtidor del país contribuye con el 34,3% del precio final (promedio) en concepto de Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) -un cargo adicional por el dióxido de carbono (CO2)-, IVA e Ingresos Brutos. Es decir, por cada litro de combustible, que tiene un precio promedio de $40, $13,72 son para pagar impuestos y los restantes $26,28, para cubrir los costos y la rentabilidad del sector.

Los consumidores de juguetes e indumentaria suelen preguntarse por qué es más conveniente comprar esos artículos en el exterior. El costo argentino, con un alto componente impositivo, explica esa diferencia de precios que puede ser de hasta seis veces comparado con los de Estados Unidos. El 48,22% del precio final de un juego de mesa, un kit didáctico o de una pelota fabricada en la Argentina son impuestos.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Premiaron las mejores ideas emprendedoras

Mercedes Dagna

Cierran cinco Pymes por día

Noemí Bramardo

Pese a que bajaron las tasas, crecieron los plazos fijos

Mercedes Dagna