El Diario del centro del país

Caruso presentó su propuesta gremial para los entrenadores

PARA SUS COLEGAS DE LA CIUDAD Y LA REGION

Junto a Omar Labruna, el reconocido DT explicó a sus pares los lineamientos con los que pretende llegar a la conducción de la Asociación de Técnicos de Fútbol Argentino (ATFA)

Junto a Labruna y los técnicos que presenciaron la reunión, Caruso Lombardi se mostró fuerte y decidido a tomar las riendas del gremio

Con una marcada crítica hacia la actual conducción de la Asociación de Técnicos de Fútbol Argentino (ATFA), que desde hace más de 20 años es ejercida por Victorio Nicolás Cocco, el reconocido entrenador Ricardo Caruso Lombardi, acompañado por el también destacado Angel Labruna, pasó ayer por Villa María para explicar a sus colegas de la ciudad y la región las propuestas que pretende poner en práctica si logra que su lista, denominada “Agrupación Federal de Directores Técnicos Lista 26”, logra imponerse en las elecciones del mencionado gremio.

En las palabras que dirigió hacia sus colegas presentes, en una cita que tuvo lugar antes del mediodía en la sede del Club Alumni, Caruso Lombardi comenzó diciendo: “Este encuentro es muy importante para que ustedes después difundan con sus colegas todos lo que escucharon acá”.

“Ser directores técnicos es lo mejor que nos puede pasar, porque es algo que nos gusta, pero el fútbol todavía nunca nos dio nada”, sostuvo.

Al mismo tiempo, sobre los motivos que lo llevaron a incursionar en el ámbito gremial, Caruso Lombardi aseguró: “Empezamos a hacer esta movida por el padrón que tiene la gente que conduce nuestro gremio desde hace 27 años, en el que la mayoría son entrenadores que ya fallecieron y todos los vivos están afuera”.

“En ese punto comenzó la disputa con el oficialismo. Nos separamos porque había cosas que no nos gustaban y empezamos un camino nuevo”, relató.

Seguidamente, manifestó: “Ser técnico de fútbol implica un montón de cosas, que hoy ustedes no las tienen, como por ejemplo una obra social, algo que cuesta mucho dinero tener”.

“Otra cosa que tiene que aprovechar, y que en la actualidad no pueden hacerlo, es el carnet de técnico, lo que los habilita a entrar a cualquier cancha del país, por ejemplo, a la de Boca o la de River”, destacó, a lo que añadió además: “Durante muchos años les hicieron pagar una cuota, pero lo que ustedes no saben es que nunca deberían haberla pagado. ¿Por qué? Porque cuando los entrenadores no tienen trabajo es el gremio quien tiene que pagar esa cuota, para que ustedes puedan seguir entrando a las canchas. Así lo establece el estatuto, no es algo que inventamos nosotros. Además, si ustedes tienen trabajo a esa cuota la tiene que pagar el club, es decir que nunca deberían haberla pagado”.

“Tampoco tienen que cobrarles para darles los certificados analíticos de los cursos que hicieron”, apuntó.

Por último, a modo de síntesis dentro de un amplio y variado discurso, como ya es costumbre en el mediático DT, Caruso Lombardi les remarcó a sus pares: “Es nuestra obligación conseguirles un contrato de trabajo, porque la mayoría de ustedes lo están haciendo en negro”.

 

“Es nuestra obligación conseguirles un contrato de trabajo, porque la mayoría de ustedes lo están haciendo en negro”, le dijo el reconocido DT a sus colegas

Lograr una profesión digna

A su turno, Labruna comenzó diciendo: “Tenemos un gremio en el que hace 25 años que están las mismas personas en la directiva y eso nos lleva a que hoy no estamos representados, no tenemos fuerza y no hay gestión”.

“Con Ricardo (Caruso Lombardi) tenemos más de 20 años trabajando en esto y queremos devolverle a la profesión algo de todo lo que nos dio, porque nos encontramos con un gremio que no nos apoya en absolutamente nada. Ni siquiera figuramos en el padrón, pero siempre nos sacaron plata”, disparó.

Al respecto, indicó: “Tenemos que lograr transformar el gremio para que podamos ser representativos y ese es el camino que estamos emprendiendo, por eso estamos recorriendo todo el país para contarles nuestro proyecto”.

“Con la gran cantidad de entrenadores argentinos que están trabajando fuera del país, si logramos que aporten solamente el 1% de todo lo que ganan no tengan duda que con los contratos millonarios que tienen, más allá de que podríamos lograr que al aporte lo hagan sus clubes, lograríamos invertir para que tengamos una obra social de maravilla”, aseguró, y a modo de síntesis expresó: “Tenemos que hacer que nuestra profesión sea digna”.

En el encuentro también estuvo presente Ricardo Carnielli, actual DT de Las Palmas y que supo trabajar en la ciudad como ayudante de campo de Víctor Riggio.

 

El origen del conflicto gremial

Antes que el Gobierno de Mauricio Macri diluyera el Ministerio de Trabajo, el entonces jefe de la cartera, Jorge Triaca, suspendió el congreso extraordinario de la ATFA, propuesto para elegir la junta electoral, por encontrar irregularidades en los manejos de Cocco, quien lidera la misma desde casi siempre.

Según constató la cartera en ese momento, la convocatoria de Cocco presentó numerosas irregularidades, por lo que las impugnaciones presentadas por la opositora “Agrupación Federal Directores Técnicos Lista 26” prosperaron.

Uno de los pedidos fue firmado por el propio Caruso Lombardi, quien como afiliado relató las incongruencias entre las fechas previstas para la asamblea y los plazos para que la oposición pueda presentar su lista en el marco del proceso electoral.

Días antes un dictamen de Trabajo también había detectado graves irregularidades en el proceso electoral puesto en marcha por el gremio para renovar sus autoridades, cuyas elecciones estaban previstas para el 30 de junio, por lo que suspendió los comicios.

Concretamente, hacían referencia a las arbitrariedades de la conducción de Cocco que violaba los plazos y las garantías para que la oposición pueda presentar su propia nómina de candidatos.

La suspensión de los comicios y luego de la asamblea, no fue la única preocupación del secretario general de los técnicos de fútbol, ya que los números presentados en los balances del gremio también están en discusión.

En paralelo la figura de Caruso fue cobrando fuerza desde la oposición. Es que, aunque todavía no hay nada definido, el compromiso del ex-DT de Racing y San Lorenzo, y el respaldo cosechado entre sus colegas, lo hacen emerger como el candidato natural para enfrentar la desgastada conducción de Cocco.

Así, Caruso aprovechó la movida y está recorriendo todo el país. Ayer, después de su paso por Villa María, junto a Labruna emprendieron viaje hacia la ciudad de Santa Fe, mientras que el viernes por la noche realizaron un encuentro de las mismas características con colegas de Río Cuarto y su zona de influencia.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Con 60 eventos en todo el mes, celebrarán el aniversario de Villa Nueva

Daniel Rocha

El agua causó serios daños en el predio de la AFUCO

Mercedes Dagna

Convocan a los chicos

Noemí Bramardo