El “cólera grande”

El pensamiento de Pablo Granado

La palabra sigue ardiendo