Centro de salud provincial ampliará tratamiento del estrés y del burnout

El estrés crónico en el trabajo se extiende cada año
El estrés crónico en el trabajo se extiende cada año

Clínica Diquecito, la institución médica referente a nivel internacional en el tratamiento de afecciones de la posmodernidad tales como la obesidad, estrés crónico, drogas y tabaquismo, cumple 71 años de vida y los celebra anunciando novedades.

Como resultado de una serie de estudios realizados a lo largo del año pasado, en los cuales se detectaron nuevas necesidades de salud del paciente actual, la institución médica anunció que desde este año potenciará sus programas orientados al tratamiento médico del estrés y burnout, nicho en el cual apunta a ser líder como ya lo es desde hace décadas en materia de obesidad.

El síndrome de burnout (quemado, fundido, agotado) es definido como un proceso paulatino, por el cual las personas pierden interés en su trabajo, el sentido de responsabilidad y pueden hasta llegar a profundas depresiones que llevan a la muerte.

El agotamiento es físico y psíquico, significa estar o sentirse quemado, agotado, sobrecargado, exhausto, el cuerpo está literalmente quemado. No es estrés común, sino laboral y crónico: la persona lleva años, semanas o días en los que viene afectado por el cansancio y se deja estar, se automedica y cae en el síndrome cuando el estrés se hace crónico.

Los números hablan por sí solos: el programa de tratamiento integral del estrés y burnout experimentó un aumento del 30% en su demanda en el último trimestre de 2016, frente a igual período del año anterior, cifra que va de la mano con los crecientes índices de esta afección a nivel mundial.

Cabe destacar que el estrés es mucho más que una situación molesta en nuestro diario vivir, sino que su falta de tratamiento conlleva la aparición de importantes enfermedades que pueden dejar secuelas físicas.

Priscila Busse Grawitz, gerente general de la clínica de La Calera, advirtió que en los últimos años se han sumado nuevos disparadores a patologías ya conocidas: “El estrés se está viendo a nivel mundial de otra manera, y las personas se están empezando a concientizar de que ya no se trata de algo simplemente molesto sino que sus consecuencias pueden llegar a afectar distintos niveles de nuestro bienestar general físico, afectivo y social, comprometiendo seriamente nuestra salud. Es por eso que nuestra institución ha asumido el compromiso de intensificar sus esfuerzos para dar lucha a esta afección, así como lo seguimos haciendo con la obesidad y con las adicciones”, dijo la hija del fundador.

A lo largo de 2017 la Clínica prevé no sólo dotar de mayores recursos a su área de tratamiento integral del estrés y burnout, y potenciar su promoción a nivel regional, sino también realizar campañas de prevención a través de medios digitales y audiovisuales, a los fines de concientizar a las personas sobre este mal y brindarles herramientas para poder combatirlo.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus