El Diario del centro del país

Certificados del esfuerzo diario de los chicos de la Escuela Granja

El taller de oficio en carpintería estuvo abierto a la comunidad, por lo que además de los estudiantes de la Granja también pudieron asistir jóvenes que no pertenecen a esa institución

Cierre de año en la institución municipal

A la par de quienes concluyeron sus estudios de Nivel Primario, otros recibieron la constancia de que se capacitaron en carpintería, por lo que ahora tienen una salida laboral

Jóvenes de la Escuela Granja Los Amigos, establecimiento que depende de la Municipalidad de Villa María, recibieron sus certificados por finalizar estudios primarios y talleres de oficios.

Son ocho chicos. Tres finalizaron el trayecto de Nivel Primario a través de la modalidad CENPA, mientras que otros cinco concluyeron este año el taller de oficio en carpintería, una alternativa de salida laboral.

Durante el año, en la institución ubicada en la prolongación de calle Vélez Sársfield en las afueras de la ciudad, se llevan adelante diversos talleres de oficios.

En 2018 se dio la particularidad de que se decidió abrir la propuesta de carpintería a la comunidad, para que los participantes puedan desarrollar un conocimiento amplio y práctico de la producción, restauración y arreglo de muebles. “Tuvo una vertiente marcada hacia el aprendizaje para el tratamiento de madera reciclada -pallets o cajones de frutas- como materia prima esencial, identificando también cuáles son las herramientas específicas y necesarias”, indicaron ayer desde el Gobierno.

Además del CENPA, la escuela que conduce Melina Mosquera es sede del Programa de Inclusión y Terminalidad (PIT) que impulsa el Gobierno de la Provincia de Córdoba para que los jóvenes tengan acceso a terminar sus estudios de Nivel Medio.

En el período anual que está por concluir hubo diversas situaciones que sobresalieron.

Por ejemplo, en un trabajo conjunto con la Dirección de Discapacidad, los jóvenes desarrollaron un proyecto de creación de juegos de mesa tradicionales para el Centro Municipal para el Desarrollo Integral de Personas con Discapacidad (CEMDI), adaptados para el uso en actividades que tienen como objetivo potenciar el pensamiento, la coordinación, motricidad y memoria.

Se trató de rompecabezas, dominós, juegos de encastre y el tradicional ta-te-ti, entre otros.

Ayer se repasó que la Escuela Granja, como espacio para el desarrollo integral de los adolescentes, también cuenta con un gabinete de computación que se inauguró a fines del año pasado a través del programa Clic Inclusivo y a partir de esta iniciativa los chicos comenzaron con clases de informática.

Además continuó en el año la propuesta insignia de la institución, como es el taller de huerta y cría animales que, junto al de carpintería, estuvo abierto a la sociedad.

 

En las tutorías

Ocho jóvenes y adultos recibieron sus títulos de educación primaria a través del sistema municipal de tutorías. Fue en la escuela Ricardo Rojas, en consonancia con la entrega de títulos a quienes cursaron en esa institución de calle Buenos Aires y Porfirio Seppey.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Una edición afectada por la devaluación

Alexis Loudet

Almuerzo y show en Villa Fiusa

Noemí Bramardo

Por aquellas que no se rindieron

Noemí Bramardo