El Diario del centro del país

Comenzaron a llegar telegramas de despido a trabajadores de Grassani

Los trabajadores y gremialistas se mostraron consternados por los hechos acontecidos ayer

Se agrava la situación en la empresa metalúrgica local

Durante la jornada de ayer, los responsables de la firma dejaron cesantes a siete empleados. Para el gremio fue una desagradable sorpresa y pidieron una audiencia que se concretaría hoy en la delegación local del Ministerio de Trabajo

La peor noticia finalmente llegó ayer para algunos de los trabajadores que se desempeñan en la metalúrgica Víctor Grassani y Cía. SA.

Es que durante las primeras horas de la víspera, comenzaron a llegar los telegramas de despido, desvinculando de la empresa a siete de los 27 empleados que integran el plantel laboral.

Tras varias jornadas de tensión (con retención de servicios en la planta productiva de barrio Carlos Pellegrini) y la débil señal de solución del pasado sábado, donde los 27 operarios recibieron 5 mil pesos a cuenta de los dos meses de haberes que todavía no han cobrado, generaron un impacto de dolor e incertidumbre en los obreros y sus familias.

“Esta mañana nos desayunamos con que habían llegado telegramas de despido, no sabemos cuántos son ni las razones que invoca la empresa para dejar gente sin trabajo. Incluso no hemos podido hacer contacto con el abogado de la empresa”, manifestó el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Osmar Carreras.

“Estamos en una situación compleja. Sabíamos que esta era una semana de definiciones porque esto no daba para más. Por un lado o por otro tenía que reventar”, explicó el referente sindical.

“Lo último que habíamos hablado con la empresa era que ellos querían continuar y que no hubiera despidos. A última hora del viernes aceptaron nuestra condición de entregarles cinco mil pesos a los trabajadores, cuestión que se efectivizó el sábado. Quedaron que entre lunes y martes harían una propuesta al grupo”, acotó el consultado por este matutino.

“En lugar de una proposición para seguir trabajando echaron a algunos, no sabemos cuántos ni el tenor de las comunicaciones efectuadas”, advirtió Carreras.

“Estamos todos consternados. No esperábamos esto, de ninguna manera”, apuntó el avezado gremialista.

 

Al Ministerio

Ante la acción determinada por los responsables de la firma, el sindicato que ampara a los trabajadores solicitó de inmediato una audiencia en la delegación local del Ministerio de Trabajo.

Según pudo conocerse, el encuentro entre partes se producirá hoy al mediodía, en la sede de la cartera laboral.

“Queremos que vayan y escuchar cuál es la idea que tiene la empresa. En definitiva, qué es lo que van a hacer”, enfatizó el líder gremial.

“Con el abogado del gremio vamos a ir viendo qué cosas se pueden hacer, para ir tomando los recaudos que correspondan, tratando de que la situación no se profundice más”, remarcó.

“Lo que no se entiende es que no tienen plata para pagar una quincena y sí tienen para hacer frente a indemnizaciones. Es inexplicable esto”,

“Todo lo que podamos hacer para preservar la fuente de trabajo, lo vamos a hacer”, subrayó para cerrar.

 

Malestar sin fin

Bronca e indignación fue factor común entre los que lamentablemente recibieron su telegrama ayer.

En diálogo con El Diario, algunos de los despedidos precisaron que para echarlos la firma fundamentó que por la “falta de productividad” la empresa se encontraba en crisis.

“Acá han dejado sin trabajo a gente que tiene muchos años de trayectoria. Entendemos que hay leyes que nos amparan y las vamos a hacer valer”, señalaron los consultados por este medio.

Según entienden, y basándose en lo que expresa el artículo 275 de la Ley de Contratos de Trabajo, lo decidido por los empleadores fue “malicioso”.

“Ellos han puesto todas las trabas posibles. Nos deben dos meses y medio de sueldo y no quedaba otra solución que hacer un paro”, agregaron.

“Nos prometieron una propuesta y terminaron despidiendo a empleados”.

“La solución es que paguen. Hemos invertido mucho tiempo acá y eso tiene un valor. Hace más de dos meses que le debemos a todo el mundo por culpa de los empresarios”, coincidieron en subrayar.

“El tema es que ahora nos echaron y no tenemos a quién cobrarle todo lo que adeudan”, expresaron para concluir.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Anunciaron plan de 70 viviendas

Noemí Bramardo

Colocan nuevos nomencladores

Noemí Bramardo

Avanzan tareas de adoquinado

Noemí Bramardo