Comisión de agua: Gill le cerró las puertas a Peressutti y la oposición

Gill dijo que quiere un estudio despojado de “las pasiones políticas”

Sostuvo que quiso darle un perfil técnico y no político. Remarcó que las conclusiones de la comisión sí serán analizadas con los concejales y la auditora general. Dijo que quiere un estudio “absolutamente objetivo”

Gill dijo que quiere un estudio despojado de “las pasiones políticas”

El intendente Martín Gill ratificó que los concejales de la oposición y la auditora general del municipio, Alicia Peressutti, no podrán participar de la comisión armada para recibir el servicio de agua potable y cloacas de la ciudad.

Como se conoce, de cara al inminente final de la concesión que tiene la Cooperativa 15 de Mayo Limitada, el mandatario implementó una comisión para la recepción del servicio. Tras esto, en las últimas semanas los ediles de Juntos por Villa María (la versión local de Cambiemos), primero, y la auditora Peressutti, después, solicitaron ser incorporados a la misma.

Ayer EL DIARIO le consultó a Gill si le abrirá la puerta a este pedido, a lo que respondió que no, fundamentando que eligió hacerla meramente técnica.

“La recepción del servicio es una atribución del Departamento Ejecutivo Municipal, y nosotros hemos elegido que la comisión sea eminentemente técnica, no política, tanto del perfil contable, jurídico, como del perfil técnico de las obras”, argumentó el jefe comunal.

No obstante, aseguró que “apenas tengamos los resultados vamos a convocar a todos los sectores, el Concejo Deliberante y la Auditoría General, porque la intención es, entre todos con las herramientas y la información en la mano, poder determinar cuál es el mejor esquema de la prestación del servicio hacia adelante con las características que hemos mencionado”.

Dijo que ese paso previo a la definición “será un trabajo en conjunto” con los ediles “porque se requiere una mayoría calificada y porque es voluntad de todos los villamarienses, independiente del espacio político que integran, buscar un esquema de administración que brinde un mejor servicio, que dé lugar a todos los actores de la prestación, que defienda el trabajo de todos los villamarienses y que defienda la inserción de los recursos en la ciudad y no un esquema de alguien que quita los recursos de la localidad”.

Con lo de la mayoría calificada hizo referencia a que la cuestión deberá ser avalada por dos terceras partes del Concejo Deliberante, por lo que al menos ocho ediles deberán estar de acuerdo. Y el oficialismo tiene siete.

Respecto a la solicitud de la auditora, EL DIARIO le consultó al intendente si Peressutti no está facultada por Carta Orgánica para ser parte de la comisión. “Técnicamente no”, sostuvo Gill.

“No obstante eso y si existe voluntad, le he planteado a Alicia la disponibilidad de que tome contacto con los elementos técnicos. No va a haber inconveniente”, explicó y reiteró que eligió “un perfil puramente técnico”, resaltando incluso que ha seleccionado “integrantes que ni siquiera conozco, a los efectos de tener un estudio absolutamente objetivo, quitado de las pasiones políticas y que nos permita brindar a los actores que tenemos que tomar una decisión el panorama absolutamente cierto de la realidad sobre la cual vamos a tener que regular”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus