El Diario del centro del país

Como es costumbre, más gente salió en Año Nuevo que en Navidad

La propuesta llevada a cabo en la cancha de rugby volvió a ser la más convocante (foto, Facu Bosetti)

De fiesta en fiesta – Varias propuestas contaron con el doble de público que una semana atrás

La Final Fest, aunque resultó nuevamente la opción más numerosa, contó con una merma de asistentes. Los chaparrones afectaron en parte las veladas

 

Como ya es una tendencia en las últimas temporadas, las fiestas de fin de año superaron considerablemente en cantidad de asistentes a las propuestas organizadas en Navidad.

En tanto, los intensos chaparrones acaecidos entre las 5 y las 6.30 condicionaron en parte la realización de algunas opciones organizadas al aire libre, las cuales de todos modos, se llevaron a cabo con buena concurrencia.

 

Final Fest

La fiesta realizada en la cancha de rugby del Club San Martín volvió a ser la propuesta más numerosa y masiva, aunque fue la única que mermó su cantidad de público: de 3.700 personas en Navidad a alrededor de 3 mil en Año Nuevo.

No obstante, el montaje similar a un festival musical (con varios escenarios, food trucks, zona de descanso, sectores VIP y bar), colmó las expectativas de los espectadores que no se amilanaron con las lluvias cortas pero intensas y se quedaron sobre el verde césped o buscaron refugio en algunos gacebos. Entre los atractivos se repitió el show de presentación con fuegos artificiales, luces “buscacielo”, bailarinas en escenario y el prestigioso deejay de Buenos Aires Baunder (Paul Carr), socio de Hernán Cattáneo, en la pista electrónica.

 

Rumba

La propuesta desarrollada en La Bodega contó con más público que en Navidad, aunque padeció en parte los chaparrones que obligaron a trasladar las pistas con sonido y deejays de afuera hacia dentro de los salones.

Asimismo, los organizadores superaron las expectativas con creces. La fiesta se extendió hasta pasadas las 7 de la mañana.

Pasto

La disco ubicada sobre ruta 2 en Villa Nueva, donde antes funcionara Quinoto, contó con prácticamente el doble de público que en Navidad. “Creemos que hemos superado las 1.500 personas”, indicaron los organizadores. El espacio estuvo dividido en cuatro pistas: Limbo de electrónica (la menos concurrida), Pantera de rock, Bunker con cumbia y neoperreo y Safari, en exteriores, con la fiesta temática “Guachi Guau Party”, con música de los años 90 y 2000. En la ocasión, también formaron parte de la propuesta los bailarines y “drags” de la academia local Diversity, más personajes disfrazados como un Carlos Saúl Menem y Mario y Luigi Bross, quienes repartieron sidra entre los presentes.

 

Cronos Fest

Se trata de la nueva opción que se había sumado días atrás y únicamente para recibir el Año Nuevo. La fiesta, desarrollada en el predio del salón Monet en Villa Nueva, contó con alrededor de mil personas, un número que superó holgadamente las expectativas de los organizadores.

La propuesta, que contó con música electrónica hasta las 3 (con Pedro Massafra) y cachengue hasta las 6.30 (con Agustín Moncada), también padeció en parte los chaparrones caídos, aunque el público se guareció en las carpas.

La velada también contó con fuegos artificiales, pantallas y máquinas de papel.

 

Supper Club

En el boliche ubicado sobre ruta 2 se desarrolló la velada para mayores de 30 años con el doble de concurrencia de espectadores que en Navidad. Alrededor de 800 personas se acercaron a la disco que días atrás -el sábado-, había alcanzado la capacidad total con la actuación del conjunto cuartetero La Barra.

 

Madre Selva

El espacio cultural ubicado sobre Porfirio Seppey al 600 montó la segunda edición de su “Año Nuevo Salvaje” con instalaciones especiales, shows de “drag queens” locales y de Buenos Aires y una ambientación acorde a los “instintos humanos”.

El público, que fue reducido a un centenar de personas, comenzó a ingresar a las 2.30. Como dato de color, se encontraba entre los asistentes nada menos que la reconocida actriz Celeste Cid (ver página 10).

 

Polaroid

El pub sobre calle Mendoza al 500 organizó una fiesta especial con música en vivo: actuó el grupo Pacheco, y luego hicieron lo propio los deejays de Madre Chicha y Macheiou. Asistieron un poco más de 200 personas, una cifra similar a Navidad.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Dictarán taller de Oratoria Consciente en AERCA

Alexis Loudet

La Usina Cultural convoca a artistas para su grilla del año venidero

Daniel Rocha

“Tatoteatro” estrenará en abril una obra que describe la recurrente crisis argentina

Juan Pablo Morre