Con coros y discursos, el festejo comenzó en un Verdi colmado

Darío Volonté junto a referentes de instituciones y vecinos inició la ceremonia con Aurora. Gill dijo que “el centro de un pueblo es la persona”

Volonté y distintos ciudadanos en el momento en que arrancó el acto

Un Teatro Verdi colmado le dio marco ayer al acto principal con el que Villa María celebró sus 150 años, desde las 10.30 de la mañana.

Veteranos de la Guerra de Malvinas e integrantes del Coro de Niños y el Coro Nonino fueron algunos de los protagonistas de la ceremonia, que contó con largos discursos del intendente Martín Gill (ver recuadro en página 3) y del ministro de Gobierno de la provincia, Juan Carlos Massei.

La llovizna y el frío alteraron los planes originales, ya que inicialmente el evento protocolar se iba a efectuar en el mismo sitio del último cumpleaños, en el Parque de la Vida, puntualmente en la esquina de avenida Sabattini y calle San Juan. Las condiciones climáticas llevaron a decidir el martes a la noche el cambio de escenario.

El excombatiente y tenor Darío Volonté abrió la mañana en el Verdi con Aurora, escoltado por el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas y representantes de las siguientes instituciones: las escuelas José Ingenieros y Agustín Alvarez, el IPEM 49 Domingo Faustino Sarmiento, Corralón Municipal, Centro de Promoción Familiar Amadeo Sabattini, las cooperativas 74 de barrio La Calera y Mujeres al frente, Bomberos y el Centro Nuevas Oportunidades. También allí estuvieron el histórico plazero Jorge Rosales, el trabajador ferroviario y referente de los jubilados Risieri Bettiol, un representante de adultos mayores y el empresario Aldo Montagner.

De esta manera, el evento tuvo un arranque emotivo y sentido, que generó los aplausos de los centenares de vecinos que llenaron el histórico teatro de avenida Hipólito Yrigoyen, en una fría mañana en la que la ciudad tuvo sus calles desiertas.

Volonté fue también quien luego entonó el Himno nacional argentino, otro de los pasajes emotivos. Después comenzaron los discursos con el intendente Martín Gill, quien en los primeros minutos de su alocución se emocionó y no pudo evitar que su voz se quebrara. Fue cuando nombró a los héroes de Malvinas, tras saludar en primer término la presencia de la “exintendenta” y el “exintendente”, a quienes no nombró: Nora Bedano y Eduardo Accastello.

El mandatario, quien había llegado al Verdi con el ministro Massei, habló 17 minutos, al final de los cuales pidió “redoblar el esfuerzo, construir unidad desde los distintos espacios” y tener “la generosidad de mirar lo que nos une más que lo que nos separa”.

 

Con los coros, cerró la ceremonia principal del miércoles

La intendenta de los Niños y el ministro

Luego de Gill subió al escenario la intendenta de los Niños, Helena López, quien tiene 12 años.

En un breve discurso, rescató a quienes desde el origen de Villa María hasta hoy “pusieron un granito para formar la historia” local.

La pequeña consideró que en esta localidad, además de escuelas y espacios públicos, “tenemos lugares donde aprender” tanto los niños como los adultos, e hizo mención al Festival Villa María Vive y Siente, precisamente la megaactividad que se concreta en estos días. Dijo que en estos eventos hay “actividades y juegos” que la escuela no brinda.

Le siguió Massei (ver recuadro en página 2) y finalmente llegaron el Coro de Niños y el Coro Nonino, con diferentes instrumentistas, que regalaron una postal de excelencia más cerca del mediodía.

Después ya vino la apertura del Villa María Vive y Siente, que la semana que viene recibirá la presencia del gobernador Juan Schiaretti, quien ayer pese a lo anunciado hasta las últimas horas del martes no estuvo en el aniversario.

 

Discurso y plaquetas: Massei, Graglia y una marca de memoria

“Venimos a renovar nuestro compromiso con esta ciudad. Es renovar el compromiso con una Córdoba federal”, dijo en su discurso el ministro Massei, quien asistió en representación del Gobierno de la provincia y ante la ausencia de Schiaretti por “temas de agenda”.

Definió a Villa María como “una de las ciudades más progresistas” y en alusión a la tirantez con la Nación aseguró que desde la provincia no pelean “con nadie” sino que defienden a Córdoba. Se refirió a dinero que queda “a los porteños” y entonces declaró: “Decimos que queremos lo que le corresponde a Córdoba”.

Luego de su alocución, subió al escenario el intendente villanovense Natalio Graglia. Con Massei, Gill y la intendenta de los Niños, Helena López, exhibieron una plaqueta recordatoria y una marca de memoria que se instalará en la plaza Capitán de los Andes de Villa Nueva.

El Gobierno de Italia también dijo presente, con una placa que quedará en la plaza Centenario tras su restauración.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus