Con el abrazo de los bajitos

En fila, decenas de niños y niñas esperaban para abrazar al “profe”. Muchos le entregaron cartas y carteles

No habría vuelta atrás en la decisión de la institución de haber echado sin causa declarada a un docente y exalumno de la casa. El despido fue 20 días después de la afiliación gremial del trabajador

En fila, decenas de niños y niñas esperaban para abrazar al “profe”. Muchos le entregaron cartas y carteles

La de ayer fue una “salida del cole” especial para niños, niñas, docentes y familiares de alumnos que esperaban afuera del Instituto del Rosario aguardando la salida de Matías Malfante, uno de los trabajadores despedidos de esa entidad privada religiosa.

Decenas de “bajitos” llorando y haciendo fila para abrazar a su profesor, padres y madres expresando a viva voz el apoyo al maestro despedido sin causa, luego de haber egresado y trabajado durante más de diez años para ese establecimiento.

Además, la presencia de todo el arco gremial encabezado por el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) y la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC); a quienes se sumaron referentes de CGT, CTA, ATE, La Bancaria, Judiciales, UOCRA, AOITA y el Sindicato de Cadetes.

Matías es profesor de educación física y se enteró el viernes por el saldo de la cuenta bancaria, y tras un llamado que realizó a la escuela, que estaba despedido de su función como docente en las Rosarinas (donde también fue abanderado del profesorado que cursó allí).

Al no haber recibido el telegrama de despido correspondiente ayer se presentó a su lugar de trabajo normalmente.

Luego de habérsele impedido el ingreso al edificio por la mañana logró que se le ceda el paso para cumplir con su tarea, sin imaginar lo que sucedería a la salida.

Luego de la manifestación llevada a cabo en las afueras de la institución de bulevar Alvear los manifestantes partieron hacia la sede local del Ministerio de Trabajo donde pasado el mediodía se realizó una audiencia de conciliación entre las partes.

“En la reunión dejaron en claro que no hay una intención de que sea reincorporado aunque yo le solicite que quiero volver porque no hay un motivo”, expresó Malfante al finalizar el encuentro entre representantes legales del establecimiento educativo.

Veinte días atrás el trabajador se adhirió a SADOP y tras ser consultado sobre si ese acto pudo haber molestado a los directivos, respondió: “Lo que pasa es que al no tener ninguna causa y ellos negar todo yo puedo pensar que todo puede tener un sentido con lo que fue la lucha y los paros”.

 

“Hay miedo”

Antes de hablar con EL DIARIO, el maestro despedido se dirigió a las personas que brindaron su apoyo durantes esas horas y dijo creer que “sí hay miedo, por más que ellos (directivos) digan que no”.

Además de la titular local del gremio de docentes privados, Mónica Carrizo, se hizo presente el secretario general provincial, Jorge Repetto, quien también participó de la mediación.

“Ya venían con una actitud de no reincorporar al compañero. De todos modos siempre tengo esperanzas en las instancias de diálogo y pedí a los representantes legales de la institución poder hablar con la monja”, señaló el gremialista.

“Hoy tienen un colchón de plata para hechar a la gente que quieren. Después del primer paro ciculó la versión de que podían dejar sin empleo a los que adhirieran”, detalló Carrizo.

 

¿Y la doctrina?

“Nos parece lamentable, nosotros siempre pensamos que un colegio católico podría revertir esa situación porque lo que está bregando el Papa Francisco sobre la falta de trabajo, ser más solidario”, reclamó Repetto.

En ese sentido, el dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y reconocido profesante de la religión católica, Jorge Heredia, se mostró “defraudado” por esa escuela religiosa. “Siento vergüenza de que sean quienes transmitan los valores de la Iglesia a nuestros hijos”, sentenció.

Nicolás egresó en 2010 de la escuela primaria en el Instituto del Rosario y se llegó junto a sus excompañeros a darle su apoyo a Matías. “Tanto que pedíamos por Dios y por el prójimo y tanto que nos enseñaron a amar más allá de la religión o del partido político, ahora esto no es una ensañanza para los chicos”, reflexionó.

En 2013 la misma institución despidió sin causa a una docente, pero fue reincorporada luego de que el Ministerio de Trabajo le diera la razón frente a la postura de las autoridades.

 

Apostillas

“Sin comentarios”. Así se retiraron de la audiencia de conciliación la representante legal de las Rosarinas, Georgina Etchegaray, y el abogado Carlos Durán tras ser abordados por este medio.

Corte de calle. Ante la presencia de más de 150 manifestantes agentes de Tránsito, que normalmente regulan el tráfico al mediodía en ese lugar, se vieron obligados a cortar el bulevar Alvear entre Corrientes y Buenos Aires.

No ingresa nadie. Excepto padres y madres, docentes y alumnos, el personal de seguridad del instituto privado dijo tener orden de “no dejar ingresar a nadie”, incluso a la prensa.

“Las autoridades ya dijeron que no van a hablar y si revocan la decisión saldremos nosotros a comunicarlo”, explicó una de las trabajadoras de la empresa de seguridad privada.

 

“Dejaron en claro que no hay una intención de que sea reincorporado, aunque yo les solicité que quiero volver porque no hay un motivo” (Matías, despedido)

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus