Con libre circulación por la ciudad

A pesar de que el proyecto se aprobó por unanimidad, se debatió durante una hora y media en el recinto

Sesión legislativa – Como lo prometieron la semana pasada, regularon el uso de motos eléctricas

Crearán un registro municipal para inscribirlas y una oblea identificatoria; momentáneamente, circularán con la sola constancia de inscripción

La muy esperada ordenanza que reglamenta la circulación de las motos eléctricas en la ciudad fue sancionada ayer por unanimidad. Seguido desde las gradas por los usuarios de estos vehículos -y aún estando todos de acuerdo en que el proyecto se aprobara- el debate se extendió por hora y media.

Verónica Navarro, autora de la iniciativa a la que se le introdujeron modificaciones que se consensuaron entre los bloques, dio los detalles de la normativa (ver recuadro) y aclaró que va a tener validez para Villa María.

“La problemática se visibilizó en marzo con la emergencia vial, cuando se anunció que las motos eléctricas iban a ser secuestradas, lo que generó entre los usuarios angustia y bronca”, señaló.

“El 28 de mayo presenté un proyecto, que se aprueba modificado, producto de escuchar a usuarios y comerciantes”, indicó Navarro y destacó que la Legislatura de Córdoba aprobó la modificación de la Ley Provincial de Tránsito que incorpora estos vehículos.

Karina Bruno, del bloque Juntos por Villa María, recordó que en marzo empezaron los problemas para circular con motos eléctricas, que los controles se agudizaban sin apuntar a la prevención, y que en abril presentó un proyecto para dar una solución, pero que nunca se trató.

“Hasta hace 10 o 15 días no logramos que la agenda legislativa tomara la realidad de la gente, fue esa misma gente la que impuso que había que resolver este problema. Se habló de muchas cosas de por qué no se podía resolver, pero este municipio es autónomo”, remarcó y aclaró que la norma comprende a las motos eléctricas que no tienen homologación y no pueden ser inscriptas por haber sido importadas como juguetes porque pagaban menos impuestos.

Bustamante afirmó que los vecinos fueron ejemplo de perseverancia y parte importante de que se vote esta ordenanza.

La presidenta de Juntos por Villa María, Gisele Machicado, agregó que no hubo predisposición del oficialismo de avanzar en este proyecto durante mucho tiempo.

Sin caprichos

El presidente del bloque oficialista, Carlos De Falco, aseguró que no fue un capricho denegar el tratamiento sobre tablas que se hizo la semana pasada, porque era necesario hacer ajustes.

“Quedó la sensación de capricho, pero había una razón para esperar, que era perfeccionar el proyecto, era necesaria una adecuación”, reiteró.

En tanto, Nora Landart, de la minoría, consideró que cuando se vencen los plazos las palabras huelgan.

“Se siente una especial satisfacción si se repara un estado de injusticia que fue instalado por el municipio” , afirmó y consideró que fueron los vecinos los que lograron esta sanción.

La oficialista Verónica Vivó intervino para decir que el proyecto de Bruno refería a ciclomotores, no de motos eléctricas, y que fue presentado después que el de Navarro.

Bruno le respondió que los proyectos están con la fecha de ingreso.

“Las dos únicas personas que nos pusimos a trabajar en el tema fuimos Navarro y yo, el problema es que yo soy oposición y Verónica es accastellista, entonces ése es el fondo de la cuestión de por qué no se trataron los proyectos”, subrayó.

“Hay muchos que fundamentan lo que viene del Ejecutivo, pero de autoría de proyectos y creación legislativa de temas de fondo, cero”, disparó.

“Terminamos hablando de la basura de la política, de quién presenta primero, pero alguna vez hay que levantar la vara de lo que hacemos acá”, concluyó.

Punto por punto, qué es lo que establece la nueva ordenanza

Autoriza en el ejido de la ciudad, la circulación de los motovehículos eléctricos que se producen industrialmente y se comercializan en establecimientos habilitados para tales fines.

La autorización es exclusiva de motovehículos eléctricos que no hayan obtenido la debida homologación para su inscripción en el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor.

Se crea, en el ámbito de la Secretaría de Gobierno y Vínculos Comunitarios, el Registro municipal de motovehículos eléctricos, que no tendrá el carácter de constitución de la propiedad, sino de registración voluntaria de la misma, con carácter especial a los fines de señalar al responsable tributario del moto vehículo. Dicho registro deberá ser llevado en un libro foliado y rubricado, que debe reunir los datos de nombre, apellido, DNI y domicilio del titular; identificación del motovehículo; número de chasis y motor; factura de compra, número de orden de registración, firma del titular y todo otro dato que el Departamento Ejecutivo determine.

Para la inscripción, el ciudadano deberá concurrir a la Secretaría de Aplicación con DNI, factura de compra del motovehículo con todos sus datos identificatorios y el seguro exigido.

Una vez registrado se le extenderá al titular una constancia de inscripción que, conjuntamente con una oblea que se le entregará, son necesarios para circular, además de los otros requisitos establecidos. La oblea deberá contener medidas de seguridad y el número de orden establecido en el Registro, y deberá ser colocada en el motovehículo de forma visible. El pago de los derechos de oficina para la inscripción y del costo de la oblea es a cargo del titular.

A los fines impositivos y en materia de regulación de tránsito en la vía pública, estos vehículos se incluirán en la categoría de ciclomotor o motovehículos según corresponda.

Cuando se transfiera la propiedad de un motovehículo eléctrico se comunicará a la Secretaría de Aplicación para dejar constancia de ello, concurriendo transmitente y adquirente munidos de DNI, la factura de compra con todos los datos identificatorios del vehículo y el seguro.

En las disposiciones transitorias, la ordenanza autoriza la circulación de motovehículos eléctricos con la sola constancia de inscripción el registro hasta tanto el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) confeccione las obleas, que deberán hacerse en el plazo de 90 días.

También ordena al DEM que implemente una amplia campaña de difusión de esta legislación a través de los medios de comunicación. Por último, señala que el DEM reglamentará la ordenanza en el término de 30 días y que regirá a partir de su sanción y publicación en el Boletín Municipal.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus