El Diario del centro del país

Condena en suspenso y libertad

Herrador junto a su defensora, la asesora letrada Silvina Muñoz, poco antes de ser condenado y de recuperar la libertad luego de cinco meses

Un joven villamariense fue condenado ayer por una serie de hechos de violencia de género cometidos en perjuicio de su expareja, pero recibió una pena de dos años de prisión de ejecución condicional y pudo recuperar la libertad luego de casi cinco meses.

Al cabo de un juicio oral y público de trámite abreviado, Brian Ezequiel Herrador (18) fue declarado autor responsable de “amenazas”, “lesiones leves calificadas”, “desobediencia a la autoridad” y “daño”, delitos que tuvieron como víctima a Alondra Micaela Romero, con quien mantuvo una relación sentimental desde que tenían 13 años y con quien tuvo un hijo en 2017.

Herrador, alias “Tuta”, es un jornalero nacido en Villa María el 29 de agosto de 1999 y domiciliado en barrio Los Olmos de esta ciudad, quien fue detenido el pasado 6 de julio luego de una serie de hechos denunciados por Romero.

La audiencia de debate fue presidida por la jueza Eve Flores y contó con la participación del fiscal Correccional, Horacio Vázquez, y de la defensora oficial Silvina Muñoz, quienes previo a las deliberaciones habían acordado solicitar en sus alegatos la pena finalmente impuesta.

La magistrada dispuso que Herrador cumpla una serie de reglas de conducta para mantener la libertad, como terminar la escuela secundaria, conseguir un trabajo estable, realizar un tratamiento médico para recuperarse de su adicción a las drogas y uno psicológico para morigerar su violenta personalidad. Además, no podrá mantener ningún contacto con la víctima ni su hijito, hasta que la Justicia disponga lo contrario.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Un hombre de 61 años herido en un accidente

Noemí Bramardo

Detuvieron a una mujer que vendía droga a camioneros

Mercedes Dagna

Detuvieron en un allanamiento al presunto autor de un robo calificado

Juan Pablo Morre