Condena y libertad para chapista local por “exhibiciones obscenas”

De izquierda a derecha, el secretario Guillermo Picco, el camarista René Gandarillas y el fiscal Francisco Márquez, en una fotografía de archivo

Juicio abreviado – Durante la instrucción de la causa dijo que no fue intencional

Se trata de Mario Salas, quien admitió haberle mostrado los genitales a una niña que concurrió al taller donde trabaja. Le impusieron una sanción de siete meses y 11 días de prisión efectiva (el mismo tiempo que llevaba detenido) y fue excarcelado

Un hombre de 64 años, empleado de un taller de chapa y pintura de Villa María, fue condenado ayer en la Cámara del Crimen local por haberle mostrado los genitales a una menor que concurrió a su lugar de trabajo para cobrarle una deuda.

Al cabo de un juicio de trámite abreviado, Mario Alberto Salas recibió una pena de siete meses y 11 días, el mismo tiempo que llevaba entre rejas, por lo que recuperó la libertad ni bien concluyó la audiencia.

Salas, quien padece un serio problema auditivo (circunstancia que generó no pocos inconvenientes para el normal desarrollo del debate), fue declarado autor responsable de “exhibiciones obscenas” luego de que admitiera el hecho que se le atribuía, ocurrido en los primeros días de octubre del año pasado.

Según la acusación, cuando la menor ingresó al taller para cobrarle unos alfajores que le había vendido un par de días antes, el chapista salió del baño con los pantalones bajos mientras le decía “ya te voy a dar la plata… ya te pago”.

Aunque el juicio se realizó a puertas cerradas por tratarse de un delito de instancia privada, pudo saberse que durante la instrucción de la causa Salas se defendió diciendo que su proceder no había sido intencional y que no sabía que la niña estaba adentro del galpón.

 

“Lo admito”

Sin embargo, a poco de comenzada la audiencia y luego de que el secretario Guillermo Picco leyera la pieza acusatoria, el sexagenario declaró en relación al hecho y con un lacónico “lo admito” reconoció su culpabilidad.

La confesión no sólo posibilitó que el juicio se realizara bajo la modalidad de trámite abreviado (con lo cual se omitió la recepción de testimonios en la sala y se incorporó por lectura toda la prueba colectada en el expediente), sino que también dio vía libre a un acuerdo previo al que habían arribado el fiscal de Cámara, Francisco Márquez, y la abogada defensora, Florencia Vottero.

En esa instancia, el Ministerio Público y la Defensa coincidieron que, en la ronda de alegatos, iban a solicitar al juez René Gandarillas una pena de siete meses y 11 días de prisión para el chapista, lo que le iba a permitir salir de la cárcel porque era exactamente el tiempo que llevaba entre rejas.

En efecto, Salas fue detenido el 7 de octubre de 2017 por disposición judicial, poco después de que la mamá de la niña radicara la denuncia penal a raíz del hecho ocurrido en el taller que está ubicado a la par de la casa de la víctima.

Cabe señalar que el ahora condenado chapista y pintor no registraba antecedentes de ningún tipo y al momento de ser detenido estaba domiciliado en San Luis 1862, en barrio Lamadrid de esta ciudad.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus