El Diario del centro del país

Condenaron a un abusador que le contagió herpes a una menor

Oscar Pérez reconoció haber abusado de la menor, pero dijo que no sabía que tenía herpes. De todos modos, fue declarado culpable de “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa” y recibió una pena de seis años

Juicio abreviado – Seis años de prisión efectiva por un intento de violación

Se trata de Oscar Arturo Pérez, un sexagenario que abusó sexualmente de una niña a la que cuidaba cuando su madre salía a trabajar. El depravado, quien se declaró culpable, no llegó a accederla carnalmente, pero infectó sus genitales con la enfermedad

 

A requerimiento de la Fiscalía y la Defensa, luego de un acuerdo entre las partes, el juez René Gandarillas le impuso ayer una condena de seis años de prisión de cumplimiento efectivo a un sujeto que reconoció haber querido violar a una menor, a la que le contagió herpes simple.

La pena recayó en Oscar Arturo Pérez (67), quien fue declarado autor responsable de “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa”, agravado por ser portador de una enfermedad de transmisión sexual.

Pérez está detenido desde hace casi un año, pero el hecho ocurrió a fines de 2016, cuando abusó de la niña, que por entonces tenía 11 años y estaba a su cuidado, ya que la madre había salido a trabajar, según indicó el fiscal Francisco Márquez en declaraciones periodísticas.

“El hecho se esclareció porque a la nena le picaba la zona vaginal; fue llevada al Hospital Pasteur y allí le detectaron la presencia de herpes. Entonces la mamá le preguntó quién había sido, y ella acusó a Pérez”, precisó el funcionario judicial.

Como el delito es de instancia privada, la audiencia de debate se realizó a puertas cerradas, aunque pudo saberse que el imputado confesó el hecho y posibilitó que el juicio se realizara bajo la modalidad de trámite abreviado.

Previo a las deliberaciones, el fiscal Márquez y el abogado defensor Antonio Alarcos habían acordado solicitar la sanción finalmente impuesta por el juez Gandarillas si Pérez se declaraba culpable, tal como estaba descripta la acusación.

A poco de iniciado el debate y tras la lectura de la pieza acusatoria por parte de la secretaria Gabriela Sanz, el sexagenario reconoció haber sometido a sus bajos instintos a la criatura, aunque dijo que no sabía que padecía la enfermedad que le contagió.

En diálogo con un periodista de Radio Show, el titular del Ministerio Público indicó que el informe médico del examen genital practicado a la víctima indicó que “tenía el himen sano, es decir que (Pérez) no la había desflorado, pero intentó hacerlo”.

En definitiva, la menor no fue accedida carnalmente (es decir que no fue violada porque no hubo penetración), pero sí roces en la región vaginal y el contagio de la enfermedad de transmisión sexual que padece el abusador.

El fiscal Márquez enfatizó la necesidad de proteger a los menores ante este tipo de situaciones y que es muy importante saber a qué persona se los deja a su cuidado.

 

Reforma del Código

En mayo de 2017, el Gobierno nacional promulgó la Ley 27.352, que define en forma más precisa las acciones que comprende el delito de “abuso sexual”.

La norma es una modificación al artículo 119 del Código Penal de la Nación y fue impulsada para acotar el margen de interpretación que puedan tener los jueces sobre el texto.

“La pena será de seis a 15 años de prisión cuando, mediando las circunstancias del primer párrafo, hubiere acceso carnal por cualquier vía”, indicaba uno de los párrafos antes de la modificación.

Ahora, precisa: “Acceso carnal por vía anal, vaginal u oral, o realizare otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías”.

Con esa incorporación, que sancionó el Congreso en abril del mismo año, los magistrados ya no pueden argumentar que algunas de esas acciones no constituyen abuso sexual.

Cabe aclarar que, en el caso de Pérez, el delito fue “en grado de tentativa” y por ende la pena se disminuye, tanto el mínimo como el máximo.

 

Qué es el herpes

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple. Esto ocurre por el contacto directo con el líquido que contienen las ampollas o las úlceras que se encuentran en los genitales, muslos o ano de una persona infectada, generando síntomas como ardor, comezón, dolor y malestar.

Se contagia a través del contacto íntimo, ya sea vaginal, oral u anal, y ocurre frecuentemente en adolescente y adultos en edades comprendidas entre los 14 y 49 años, por no utilizar preservativo durante las relaciones sexuales.

Aunque el herpes genital no tiene cura definitiva, debido a que el virus no consigue ser eliminado del organismo, es posible realizar tratamiento con comprimidos o pomadas antivirales para aliviar los síntomas y evitar que surjan las ampollas en la piel.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Cinco condenas en cuatro juicios

Alexis Loudet

Atraparon a un sujeto acusado de ultrajar a su hija de 9 años

Juan Pablo Morre

Urtubey dijo que la mitad de la población no está con Macri ni con Cristina Kirchner

Daniel Rocha