El Diario del centro del país

Condenaron al “Calladito” Deheza a prisión perpetua por homicidio

Cámara del Crimen de Bell Ville – Ultima audiencia del segundo juicio por el crimen de Enrique “Kike” Espósito

A la 1 de la madrugada, el jurado popular por mayoría, decidió condenar a José Deheza, acusado de homicidio agravado por recompensa remuneratoria y uso de arma, como así también por los delitos de coacción

“Calladito” Deheza, junto a su abogado “Tati” Rodríguez, dio ayer los nombres de quienes, según él, asesinaron a Espósito (imagen de archivo)

Se llevó a cabo ayer en la Cámara del Crimen de Bell Ville, la última audiencia para dilucidar la responsabilidad de José “Calladito” Deheza, en el crimen de Enrique “Kike” Espósito, ocurrido hace ocho años en el barrio Costa de Oro de Villa Nueva.

La actividad inició a las 9 de la mañana del viernes y concluyó a la 1 de la madrugada del sábado, cuando después de deliberar por casi cuatro horas, los integrantes del jurado popular, por mayoría, condenaron a prisión perpetua al acusado.

Deheza, había “zafado” de una condena en el juicio que se hizo en Villa María, donde fue absuelto por el mismo delito. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia ordenó hacer un nuevo proceso, el que concluyó ayer en Bell Ville.

 

La audiencia

La audiencia final se extendió durante toda la jornada en un marco de permanente tensión.

El único acusado -dado que la otra imputada, Nora Lilian Abelleira, falleció antes del segundo juicio- no hizo honor a su apodo de “Calladito” y optó por declarar ante jueces y jurados. Aseguró que es inocente del crimen y que, a su parecer, el homicidio del empresario lácteo fue en ocasión de robo. Y hasta apuntó a quien, según su criterio, fue el autor.

Luego, llegó el turno de los alegatos. El fiscal Telmo Alejandro López Lema y el José Luis Bertoldi, representante legal de los hermanos Espósito (querellantes en la causa), pidieron la única condena posible para ese tipo de delito: prisión perpetua. Mientras que el defensor de Deheza, Eduardo “Tati” Rodríguez, solicitó la absolución por el beneficio de la duda.

En diálogo con El Diario, Rodríguez señaló que “no hay pruebas objetivas que indiquen que el que entró a la casa y mató a Espósito haya sido Deheza, solamente indicios y conjeturas a partir de una llamada telefónica, de la que no se sabe su contenido”.

“Deheza no ingresó a la casa de Espósito, sino que ingresó otra u otras personas en ocasión de robo”, agregó.

Por su parte, Bertoldi, coincidiendo con lo expuesto por el fiscal López Lema y argumentó el pedido de condena en base a algunos puntos centrales de la causa, que enumeró en una entrevista a este medio: “La visita de Abelleira a Deheza en la cárcel, cuando estaba preso por cometer un asesinato con alevosía utilizando un revolver del calibre similar al usado en el crimen de Espósito”; “la existencia de un registro de varias comunicaciones telefónicas entre Abelleira y Deheza, que finalizaron el día después de la muerte de ‘Kike’ cuando ambos teléfonos desaparecieron misteriosamente”; y “el raudo enriquecimiento de Deheza luego de la muerte de Esposito, sin un trabajo registrado ni ingresos comprobables para demostrar el incremento de su patrimonio”.

 

La difunta Nora Abelleira, en la imagen de 2015, cuando fue condenada por ser la autora intelectual del asesinato de su marido

La historia del caso

El 17 de junio de 2011 el empresario lácteo Enrique “Kike” Espósito (52 años) fue asesinado en su vivienda, ubicada en el barrio Costa de Oro de Villa Nueva.

Deheza fue acusado de ser el sicario, actuando por encargo de quien era la pareja de Espósito, Nora Abelleira.

El primer juicio, que se realizó en la Cámara del Crimen de Villa María en junio de 2015, concluyó con un veredicto cuestionable: condenaron a Abelleira y absolvieron a Deheza. Nadie quedó conforme y apelaron esa sentencia, por lo que el Tribunal Superior de Justicia ordenó volver a foja cero y a hacer otra vez el juicio. “Se que es dura una condena a perpetua, pero más grave es la muerte”, dijo, al término de la audiencia, el hermano de Espósito.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Ameghino juega su octavo amistoso

Daniel Rocha

De la “ballena azul” a “Momo”: cuidar la vulnerabilidad en la web

Juan Pablo Morre

ATE se reunió con dos de cinco ediles de Cambiemos

Mercedes Dagna