Conociendo la Ciudad Universal de Auroville

Angel Adrián Fernández es especialista en Disciplinas complementarias, y durante dos meses visitó la localidad situada en el sudeste de India, declarada por la Unesco como una ciudad cultural internacional. Desea traspolar algunas de las experiencias observadas, como talleres de inteligencia intuitiva y conciencia del cuerpo para niños y jóvenes. Un encantamiento con un entorno místico conformado por decenas de nacionalidades.

Escribe: José Glanzmann

 

Auroville es una localidad de la India, donde residen 2.500 habitantes, aunque está diagramada para albergar a unas 50.000 personas. En la temporada alta, en el invierno, suelen recibir un mayor flujo de visitantes. Se trata de un lugar clásicamente cosmopolita con alrededor de 54 nacionalidades compartiendo la geografía hindú, con unos nueve argentinos viviendo allí.

La historia detalla que fue la francesa Mirra Alfassa, conocida como “Madre”, la fundadora de la ciudad, quien en 1954 dio a conocer lo que ella llamó “Un Sueño”. “Debería haber en la Tierra un lugar que ninguna nación pudiese reclamar como suyo; donde todo ser humano de buena voluntad que tuviera una aspiración sincera pudiera vivir libre como ciudadano del mundo obedeciendo a una sola autoridad, la de la suprema verdad; un lugar de paz, de concordia y de armonía” invoca un fragmento del mensaje original en aquellos primeros tintes de iniciación.

¿Por qué traje tanto material de allá? Me pregunta Adrián ante los folletos y revistas expuestas en la mesa del bar en que nos juntamos. Y casi responde automáticamente sin muchas consultas más que la curiosidad que le comparto ante su objeto de culto: “La ciudad de la Aurora”

“Yo me enteré de la existencia de este lugar hace unos quince años, y partir de ahí me empezó a llamar la atención porque también escuché que fue declarada por la Unesco como una Ciudad Universal, donde no hay ni nacionalidades ni religiones. Y, básicamente porque una amiga que fue ahí, me dijo: “No sabés la ciudad que conocí, te vi ahí”. Hasta que el año pasado empezamos a gestar un poco el viaje, con una amiga que se dedica a excursiones turísticas, y entre ellos planificamos ir hacia aquel país, por un mes.

-¿Cómo fue la experiencia de este viaje que termina impactando en tu admiración profunda por sus modos y su cultura?

-Fui con un grupo de 30 personas, como turistas de Córdoba y Buenos Aires, yo era el único de nuestra ciudad. Cuando se hizo la propuesta, el recorrido tenía como destino final a Auroville, pero por un solo día. A partir de ahí empiezo a gestar si había alguna posibilidad de quedarme, y conseguí asentarme durante dos meses en la localidad.

Ahí descubro muchísimos detalles que vía Internet, por ejemplo, se desconocen.

-¿Es un pequeño polo turístico de la India?

-Si bien viven básicamente del turismo, no les interesa tanto, lo que piden es un poco de tranquilidad en cuanto a los hábitos de visita.

No es una ciudad que sea uno de los polos turísticos de la India. Tampoco les interesa que vayan turistas en masa, que se saquen selfies, no quieren que los visitantes piensen que están al lado de la Torre Eiffel. De hecho al lado del emblema del poblado, que es el Matrimandir, no se puede ingresar con cámaras fotográficas, salvo permisos especiales o días concretos para tal fin.

-Vos te enfocaste en la experiencia educativa alternativa que apreciaste, y pensás en alguna de esas actividades para nuestra ciudad…

-Sí, porque uno de los pilares allí es la educación, pero no hablando de una modalidad tradicional, sino que existen unas doce escuelas y todas son libres, donde no se trabaja con una currícula, sino que se programa a partir de las necesidades de los niños. Todos los sistemas educativos existentes como Waldorf, Montessori, Escuelas libres, todas confluyen en Auroville, ya sea en su totalidad o parcialmente. Pero todas las escuelas tienen esa impronta, más algunas disciplinas que son exclusivas de allá, y que desde 2018 van a empezar a desarrollarse en países de América Latina como, por ejemplo, el ATB (el despertar de la conciencia a través del cuerpo).

Tuve la posibilidad de participar de un solo taller de estos, y de entablar buena relación con Rosa, una instructora que estaría viniendo en principio para dictar talleres de ATB. Por otra parte, hace apenas un mes, se acaba de recibir la primera instructora argentina en el método, Celeste una chica de la provincia de Neuquén.

Uno puede ver la expresividad que muestran los niños por medio de estas actividades. También pude reconocer como hacen mucho teatro en las escuelas que serían como las primarias de aquí. Es sumamente divertido, encima tienen un valor agregado en lo que es ingenio y artesanía, porque arman sus propias indumentarias, representan contenidos que suelen ser leídos en libros históricos. Los procesos educativos son muy vivos, y lo importante es ver la frescura, la tranquilidad, la sonrisa que tienen todos los chicos.

 

Talleres e intercambios para Villa María

Dentro de las propuestas en mente, desde su retorno del viaje, está plasmar un acercamiento entre ambas ciudades. Por ejemplo, uno de los objetivos ideados sería traer talleres de ATB a nuestra tierra para difundir estos ejercicios en torno a la conciencia del cuerpo.     

“Villa María tiene el tamaño justo para albergar algunas de estas iniciativas y talleres que se gestan en la ciudad India. Por eso lo hace interesante para generar un intercambio, ya que no es una metrópoli como Capital Federal, ni tampoco es un campo donde estarían medio desorientados. Se podrían encontrar con algo similar a lo que ellos viven, pero en un contexto de ciudad.”

También, en Auroville, existe un programa educativo hecho para jóvenes de 18 a 28 años para que vayan hacia allá por un período de cinco semanas para que reconozcan y vivan toda la experiencia. Y esa propuesta tengo interés en acercársela al municipio local, más que todo a partir de que nuestra ciudad tiene el aval de la Unesco como Ciudad del Aprendizaje, siendo un punto en común entre ambas ciudades.

Otra de las posibilidades concretas que se pueden plasmar son conferencias online. De hecho dentro de un mes vendrá Andrea, quien organiza estos viajes, y vamos a dar una charla sobre Auroville, cuando es posible que hagamos un enlace vía Skype con algún auroviliano adulto o joven para difundir sus experiencias y procesos educativos.

 

Una ONG con zonas productivas hacia el interior

“Mirándolo desde nuestro punto de vista occidental, es como una especie de country, porque está conformado por cien comunidades, pero algunas tienen muchos habitantes y otras, solo cuatro. Y posee diferentes zonas al interior, una zona internacional, otra residencial, otra educativa y otra industrial. “

“Su sustento económico está vinculado al turismo, por otra parte el Gobierno indio aporta muchísimo capital, ya que Auroville está conformado como una ONG. Y además existen muchos aportes de voluntarios, mediante donaciones que colaboran con el proyecto.”

“Muchos se creen que es una comunidad de chozas hippies pero no lo es, eso fue quizás hace cincuenta años cuando surgiera el asentamiento. Pero se trata de una ciudad de avanzada en muchos temas como, por ejemplo, la sustentabilidad en el cuidado del ambiente. Y en el aspecto del dinero, que se suele mencionar que es un lugar donde se vive sin dinero, pero no es tan así. Se necesita para ciertos intercambios, pero no es primordial para los que aurovilianos (los residentes en forma permanente), no te quedas sin comer”

A modo de ejemplo, el entrevistado comenta sobre una especie de supermercado en donde el habitante retira mercaderías a conciencia por mes, nadie se lleva cosas para “llenarse”, y después a fin de mes se anota en una cuenta. Luego, si te llegan gastos por 100, podes pagar la totalidad u 80, y al mes siguiente si podés vas retribuyendo la diferencia y así.

Otro punto que destacó como interesante a replicar es una especie de “diario semanal de noticias y eventos de interés general” que llega a cada hogar con el resumen de la agenda de talleres, cursos, películas, entre otras, tanto públicos como privados. Se trata de una especie de guía cultura integral.

 

Sin Gobierno ni Policía

“Hay un sistema de seguridad pero no utilizan armas, solo un sistema de comunicación para situaciones anormales o de emergencia. Y a nivel organizativo, poseen por encima de todo una Asamblea de residentes, luego otros órganos menores integrados para cuestiones de trabajo y administraciones locales.”

 

Programas de Innovación educativa

Según describe el sitio oficial en español de Auroville, existen diversos programas educativos para los niños como, por ejemplo, “The Learning Community” que evitando el concepto de “clase”, introduce a los niños en espacios abiertos y enfatiza un aprendizaje de inteligencia manual e intuitiva para niños de 7 a 14 años.  

O el “Transition” una escuela de educación primaria con programas muy innovadores en los que se dan clases diarias del programa “Despertar a Través del Cuerpo” (ATB).

 

Datos de su origen

En noviembre de 1966 la Asamblea General de la Unesco reconoce unánimemente a Auroville como Ciudad Universal. Con este beneplácito empiezan a organizarse los preparativos y se compran los primeros terrenos para la futura ciudad.  Fue construida según los planes del arquitecto francés Roger Anger siguiendo las indicaciones de la Madre, su diseño original es un mandala.

La ciudad fue inaugurada el 28 de febrero de 1968 en presencia del presidente de la India y representantes de otros 124 países

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus