Consorcios, a las puertas de una crisis

Antonio Picca, titular de la Asociación de Consorcios Camineros, presidió la Asamblea

Con un presupuesto acotado y demoras en las certificaciones de trabajos de mantenimiento en caminos rurales, los consorcistas manifestaron su preocupación por la situación crítica que atraviesan. Cuestionan principalmente a Vialidad provincial

Antonio Picca, titular de la Asociación de Consorcios Camineros, presidió la Asamblea

El jueves último, la Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia de Córdoba realizó una Asamblea Extraordinaria para analizar la problemática generada por la falta de recursos originada -según dijo Antonio Picca a EL DIARIO Rural- en la demora de certificaciones y el bajo presupuesto asignado para la conservación de los caminos rurales de Córdoba.

Al término de la Asamblea resolvieron que “se realizarán cortes de rutas -en fecha y hora a definir- en diferentes lugares de la provincia de Córdoba como mecanismo de protesta frente a la indiferencia manifestada por las autoridades provinciales”.

Picca señaló que “acordamos esperar una semana para ver si hay una respuesta y si no la tenemos, no nos quedará otra que protestar, algo que por supuesto no queremos”. Asegura que el problema se genera en la “intransigencia” del titular de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, y de Eduardo Angulo Ferreyra, funcionario del área.

Indicó que la problemática se agudiza porque no certificaron las obras de enero y febrero. “Imagínese que una certificación tiene 62 pasos, si demoran el inicio no se sabe cuándo vamos a cobrar. Al mantenimiento hay que hacerlo, a los sueldos hay que pagarlos y a las máquinas hay que arreglarlas y ponerles gasoil”, señaló.

El otro tema es lo que pagan por la tarea de conservación de la red de caminos rurales. “Le doy el caso de mi consorcio, donde mantenemos 400 kilómetros y tenemos 110 mil pesos mensuales en sueldos y cargas sociales. Recibimos en total 150 mil. No nos alcanza para nada”, señaló.

El incremento para este año será de un 16%. “A nosotros no nos aumentan por la inflación de este año, sino la del año que pasó. Todos saben que fue más de un 16% y concretamente nuestro insumo principal, que es el gasoil, aumentó un 55%”, cuestionó.

Además, asegura que los inspectores están certificando “por debajo del 70%, ya que no alcanzaría el presupuesto. ¿No interesa el estado del camino? ¿Entonces la certificación es una mentira?”, se pregunta Picca.

Agregan entre otros reclamos la necesidad de recuperar un fondo especial (Focos), que beneficia particularmente a los consorcios más chicos y la importancia de volver a tener a un consorcista en el Directorio de Vialidad.

“Los consorcistas camineros realizamos nuestro trabajo ad honorem. Brindamos desinteresadamente tiempo y dedicación para colaborar con el mantenimiento y mejoramiento de la red de comunicación rural de los lugares de pertenencia. Si no fuera por la colaboración de los colonos y vecinos de la zona, hace un tiempo ya hubiéramos dejado de trabajar, porque los recursos no alcanzan”, dijo Picca.

Frente a ese escenario, espera contar con una respuesta. “Con Vottero ya no vale la pena hablar, porque cada vez que lo hacemos nos dice ‘la semana que viene les vamos a pagar’, pero nunca se concreta”, agregó.

“Cuando hacen anuncios de apoyo a los productores prometiendo plata para los caminos, a lo mejor tienen toda la intención, pero no deben contar con gente capacitada que ejecute esas intenciones, porque la plata no llega”, concluyó.

 

El Gobierno paga 400 pesos mensuales por kilómetro para la conservación de los caminos rurales.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus