El Diario del centro del país

Crecer desde la buena semilla

Empresarias – HAB celebra 45 años de historia

Héctor Antonio Bertone inició su empresa en 1972, vendiendo un novedoso producto a bordo de un auto prestado. Hoy, sus hijos están al frente de la firma que tiene nueve sucursales y reconocimientos internacionales

 

Todo empezó hace 45 años, cuando un joven Héctor Antonio Bertone, por entonces empleado de una veterinaria, prestó atención a lo que proponía un viajante que traía un producto novedoso: el Treflan, un herbicida selectivo que mataba las malezas y no los cultivos. Ese concepto, hoy común, en 1972 parecía imposible.

Gastón y Pablo (foto), los hijos de Héctor, nos relatan esa historia que marca el hito fundacional de una empresa que nació y se desarrolló en Villa María y que hoy cosecha distinciones en el mundo.

“Mi papá conoció al viajante cuando llegó al negocio donde trabajaba tras el mostrador. Los dueños lo sacaron carpiendo porque en ese entonces era impensable un producto así. Mi papá buscó al viajante, Carlos Flanagan -hoy trabaja con nosotros-, y le dijo que él quería vender el Treflan”.

No tenía mucho. El auto prestado por el padre y la visión de lo que se venía para el campo.

Otra visión que tuvo el hombre, que hoy se ganó el apelativo de Don a fuerza de respeto y trabajo, es que si vendían “remedios para plantas” tenían que tener profesionales que los recetaran. Así que, a poco de andar la empresa, contrataron a Raúl Beletti, el primer ingeniero agrónomo. “Eso nos marcó a nosotros como empresa, vender con asesoramiento, no sólo productos”, explicaron.

“Vemos que si se mal usan los productos te sale más caro. Si te  equivocás en el producto o la dosis, terminás gastando más. Por eso hoy tenemos 18 agrónomos”, indicaron.

 

En 2005, Héctor Bertone se retiró de la firma para dedicarse al tambo y a la agricultura, que es lo que más le apasiona. Con la misma visión emprendedora fundó el establecimiento Alfredo José, que es señero en la actividad lechera.

 

El sector agropecuario fue evolucionando y HAB acompañó ese ritmo. “Esta es una zona mixta, donde hay lechería y agricultura, eso es importante. En áreas agrícolas puras, la actividad se concentra en un período corto del tiempo; en cambio, con los animales tenés una actividad estable todo el año”.

“Somos agradecidos, porque la zona nos ayudó a crecer”, agregaron.

“Los pilares de HAB son el asesoramiento técnico y la innovación tecnológica”, dijeron los hermanos Bertone. Es así que con ese definido perfil fueron desarrollándose hasta alcanzar a tener hoy nueve sucursales en la provincia, acopio de granos, multiplicación de semillas y “en este momento estamos yendo hacia la agricultura de precisión”.

 

Cuidado ambiental

HAB es una empresa que ha recibido las máximas distinciones por el celo que ponen en la minimización del riesgo por manipulación y depósito de agroquímicos. Ha recibido la máxima distinción de Casafe (Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes) que garantiza con el título de “Depósito OK Premium” las condiciones de seguridad de la planta del barrio Industrial. “Acá tenemos red de hidrantes con presión positiva, una capa de impermeabilizado debajo del suelo por si llega a haber un derrame, algo imposible. También hay contenciones en todo el depósito”, dijeron.

 

HAB tiene cinco unidades de negocios: acopio, agroinsumos, nutrición animal, semillero y agricultura de precisión.

 

“Las inversiones para seguridad y cuidado ambiental las hacemos por la filosofía de la empresa”, expresaron.

Esos parámetros le valieron la calificación de la máxima categoría de Depósito OK y precisamente mañana Analía Bertone (hermana de Pablo y Gastón) recibirá en Washington el premio ERA (de Respeto Ambiental) que entrega Corteva, la división de agricultura DowDupont. Es decir, esa multinacional eligió como la de mejores condiciones y servicios de la región Cono Sur -exceptuando Brasil, que entra en otra categoría- a una empresa de Villa María.

“En definitiva, mi viejo nos enseñó que hay que ofrecer y hacer lo mejor, así como ayer, como hoy y esperamos que siempre”, concluyeron

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

¿Se le puede pedir más a la soja?

Daniel Rocha

Agua potable para el norte, con energía solar

Alexis Loudet

Pinturería Atlántida cumplió 40 años y lo celebra con premios para los clientes

Lucas Bertolino Desatec