El Diario del centro del país

Cuarta condena para un irascible y peligroso albañil de Villa Nueva

Héctor “Gurí” Romero se sentó ayer por cuarta vez en el banquillo de los acusados de la Cámara del Crimen de Villa María... y volvieron a condenarlo. A su lado, el abogado local Daniel Volpe

Juicio abreviado – Tres años de prisión efectiva, con declaración de reincidencia

Se trata de Héctor “Gurí” Romero, quien se declaró culpable de tres hechos de violencia, uno en contra de su exesposa y los restantes en perjuicio del exconcubino de su actual pareja, Belén Guzmán, quien también estaba acusada, pero no concurrió a la audiencia de debate

La Justicia villamariense le impuso ayer la cuarta condena a un trabajador de la construcción domiciliado en Villa Nueva, luego que admitiera haber protagonizado tres violentos episodios en perjuicio de su exesposa y del exconcubino de su actual pareja.

Héctor Jesús Romero (35) recibió una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo, con declaración de reincidencia, por lo que deberá cumplir íntegramente la sanción dictada por el camarista René Gandarillas.

Romero, alias “Gurí”, fue declarado autor responsable de “amenazas calificadas” (por el vínculo), “lesiones leves” y “amenazas reiteradas”. La confesión lisa y llana de todos los hechos posibilitó que la audiencia de debate se realizara bajo la modalidad de trámite abreviado, por lo que no se receptaron pruebas testimoniales en la sala.

El iracundo albañil llegó a juicio imputado en dos causas: la primera, por haber amenazado de muerte a su exesposa Lorena Paola Videla y a tres policías que fueron a detenerlo, y la segunda, por amenazar y herir con un destornillador a Nahuel Isaurral (25), exnovio de María Belén Guzmán (23), quien actualmente es pareja de Romero.

 

Ella no se presentó

Con respecto a la joven, cabe señalar que también estuvo involucrada en el hecho de violencia contra Isaurral, por lo que también fue imputada de “amenazas reiteradas”, aunque mantuvo la libertad por carecer de antecedentes.

Guzmán debía concurrir en la víspera a la Cámara del Crimen para sentarse en el banquillo de los acusados junto a Romero, pero el juicio comenzó sin ella, por lo que puede llegar a ser declarada en rebeldía -y ordenarse su detención- si no se presenta en Tribunales.

 

Siempre violento

El primero de los hechos por los que fue condenado Romero se produjo el 15 de marzo de 2017, alrededor de las 18, cuando discutió con su expareja y luego de insultarla le dijo que la iba a matar.

A raíz de ese hecho de violencia de género, concurrieron a la vivienda de Tucumán 1537, en Villa Nueva, los efectivos policiales Manuel Lozano, Néstor Amici, Gastón Pereyra y Facundo Marino que fueron comisionados desde la Central de Comunicaciones.

Luego de entrevistar a Videla sobre lo sucedido, los uniformados fueron tras el agresor. Romero salió del inmueble y los enfrentó portando una cuchilla de 30 centímetros de largo y les advirtió: “Los voy a cagar matando… uno por uno los voy a matar”.

Sin embargo, el irascible albañil optó por darse a la fuga, aunque fue detenido momentos más tarde.

 

Una brutal agresión

La otra causa por la que fue procesado y finalmente detenido se produjo en diciembre del año pasado, cuando Romero y Guzmán agredieron verbal y físicamente a Isaurral.

El 6 de diciembre, alrededor de las 4 de la tarde, la pareja iba en una motocicleta Honda 125 por calle Santa Fe de Villa María y frente a la plaza San Martín vieron que Isaurral circulaba en su bicicleta.

Luego de alcanzarlo, Romero se bajó de la moto y lo golpeó en la espalda, por lo que el joven cayó al suelo. El violento sujeto sacó un destornillador que tenía en el manubrio y le abalanzó sobre Isaurral, dándole varios puntazos en el tórax y en la zona lumbar.

En esas circunstancias, Guzmán, quien se hallaba arriba de la moto, le advirtió a su expareja: “Te voy a mandar a matar”. Y luego de que Romero lo atacara, le gritó: “Dejalo, dejalo, no le pegues más, ya está”.

Solo por milagro Isaurral sufrió heridas leves, pero el hecho pudo haber sido mucho más grave -incluso mortal- si alguno de los puntazos lesionaba algún órgano vital.

Finalmente, el 14 de diciembre, también a eso de las 4 de la tarde, Isaurral fue interceptado por la pareja cuando salía de su casa, ubicada en San Luis 734 de Villa Nueva.

Romero y Guzmán, quienes circulaban en la moto Honda, le gritaron: “Te vamos a matar, sos un hijo de puta, cuando te veamos te vamos a pegar un tiro, te vamos a cortar las piernas”.

 

Condenas anteriores

El 10 de septiembre de 2002, cuando tenía 19 años, Romero recibió su primera condena. Le aplicaron una pena de un año de prisión en suspenso por un hecho de “hurto calificado” y pudo mantener la libertad.

En tanto, el 9 de noviembre de 2004 le impusieron una pena de cinco años y ocho meses de cárcel por un hecho de “robo calificado”. Exactamente un año antes, él y un cómplice asaltaron a un contratista de cereales de Oliva, a quien le sustrajeron 110 mil pesos.

La tercera condena fue impuesta el 5 de marzo de 2012: tres años de prisión, con declaración de reincidencia, por hechos de “robo calificado”, “robo simple” y “violación de domicilio reiterada”.

Héctor Romero nació en Villa María el 10 de abril de 1983, registra último domicilio en Tucumán 1927 de Villa Nueva y es padre de siete hijos con tres mujeres diferentes.

Finalmente, cabe señalar que intervinieron en el debate el fiscal Correccional, Horacio Vázquez; el abogado Daniel Volpe, defensor de Romero, y el secretario Guillermo Picco.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Con Corsódromo en el Parque habrá cuatro días de Carnavales Gigantes

Mercedes Dagna

Pena unificada de tres años para un iracundo pintor riocuartense

Noemí Bramardo

La Nación paga tarde y mal la diálisis de los pacientes más humildes

Noemí Bramardo