Cumpliendo 15 años al servicio de los clientes

LAN Autopartes, la empresa de Hugo Spadafore, un equipo al servicio de los clientes
LAN Autopartes, la empresa de Hugo Spadafore, un equipo al servicio de los clientes

Hugo Spadafore llegó a Villa María y de la mano de su suegro Bucci ingresó en 1978 a Budavi. O sea que se puede decir que tiene casi 40 años de experiencia en el rubro. Son 38, para ser exactos. Y desde finales del complejo 2001 emprendió su propio camino, el que transita desde hace tres lustros. Sorteando los avatares que cíclicamente va planteando la economía nacional, pudo consolidar una estructura con fuerte impronta familiar, para ofrecer soluciones… “Uno de nuestros fuertes es que conseguimos todos los repuestos en el menor tiempo… cualquiera sea la marca”, dijo a Peso Específico.

Cuando al responsable de Lan Autopartes se le pregunta cuáles son las características de su comercio que destacaría en primer lugar, no duda en señalar a sus dos hijos Alejo y Nicolás, y a su empleado Leo, así como a su esposa Susel: “Hemos formado un equipo. Los chicos le han dado un vuelco al mostrador -más allá de que este nuevo local (en Chile y Vélez Sarsfield) es mucho más luminoso y la gente estaciona sin problemas y sin estacionamiento medido-; lo cierto es que ellos ponen toda la juventud, la onda y los conocimientos de Internet al servicio del cliente, para conseguirle las mejores soluciones en el menor tiempo… Y mi señora, que nos da una mano con un montón de temas administrativos”, explica.

“Tenemos un stock muy importante, con todo lo que sea amortiguadores, tren delantero completo, bombas, discos y pastillas de freno y líneas de mangueras de todas las marcas, tanto para autos como para pick up…”, comenta Spadafore, y regresa sobre la frase anterior para subrayar que “si aparece algo complicado, con el manejo de Internet que tienen los chicos conseguimos todos los repuestos en el menor tiempo, cualquiera sea la marca, incluyendo las importadas como BMW o Mercedes Benz, por citar algunas, ya que estamos conectados con las agencias de Córdoba y Buenos Aires, para poder dar el mejor servicio”.

Y enseguida agrega: “Además, si conocemos un producto que pueda darle al cliente una solución y es más económico, se le ofrece, porque sabemos cómo son los tiempos que corren.

Sobre el particular, es decir, la situación económica durante 2016, señala que “el año empezó muy complicado, se tranquilizó un poco en marzo y en julio se trabajó bien, aunque un 15% por debajo de lo que sería óptimo. Y en ese momento se entró en una suerte de meseta hasta estos días. Estamos a la espera de que, con el medio aguinaldo y el bono que se pagará en algunos sectores, haya quienes salgan a poner en condiciones los vehículos para ir de vacaciones”.

Igualmente, para alguien que se lanzó “al agua” en aquel difícil 2001, todas son posibilidades: Lan Autopartes no se queda en la ciudad, ya que uno de los hijos de Spadafore se dedica a recorrer la zona, llegando a las localidades situadas hasta a 120 kilómetros de Villa María, con el propósito de abastecer a negocios del ramo como directamente a mecánicos que realizan sus pedidos por vía telefónica o por Internet. “Tenemos el vehículo del local a disposición y vamos allá donde creen que podemos ser útiles y brindar nuestras piezas y nuestras soluciones”, afirma Hugo, quien, además, indica que sus clientes se reparten “un 60% en la ciudad y un 40% en la región”.

Así fue y es la construcción cotidiana de esta empresa con impronta familiar, que viene de cumplir sus quince años en el rubro de las autopartes. Y sus integrantes están dispuestos “a seguir dando lo mejor cada día, para que sean muchos años más, y cada vez mejores”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus