El Diario del centro del país

De la Novena a la Procesión

SILVIO PELLICO – Festejos Patronales

El cura párroco José Defagot y la comisión de la Capilla San José, llevaron adelante junto a la comunidad la Novena patronal en honor a San José, que tendrá su punto cúlmine en la jornada de hoy, con la realización de la tradicional Procesión por las calles de la localidad y la Santa Misa.

Durante la Novena se rezó por distintas intenciones, por los agentes de educación y la cultura, por los buenos frutos de los trabajos del campo, por el hospital, por sus médicos, enfermeros, personal administrativo y de limpieza, por la unción de los enfermos mayores de 65 años, por el Papa Francisco (a seis años del pontificado), también se rezó por los niños y catequistas, por los integrantes del club local, deportistas, dirigentes, por los integrantes del Consorcio Caminero y del Destacamento Policial, sintetizaron. Además, se rezó por el Cura Brochero, por los vecinos de la localidad fallecidos el último año, por la cooperativas del pueblo (Sil-Pe Limitada y Sociedad Unión Popular Limitada).

Mientras que, en la tarde de hoy, a partir de las 18, se realizará la misa comunitaria en honor al Patrono religioso San José y posteriormente comenzará la Procesión por las distintas arterias.

 

La historia de la capilla y sus curas

La historia de la Capilla San José, donde la feligresía de Silvio Pellico rendirá homenaje hoy a su Santo Patrono, y quien le da nombre al templo, es la tercera en su historia.

El pueblo tuvo tres iglesias. La primera se construyó en 1908 y estaba ubicada en la esquina de la calle Belgrano y avenida Los Inmigrantes.

En 1924 se levantó una segunda capilla que estaba al lado de la anterior y donde hoy se alza la actual. En el año 1953 nace la nueva iglesia que se construyó con el aporte de toda la comunidad, esta última cuenta con un reloj que suena cada 30 minutos.

En 1898 llegó el primer cura párroco a la localidad, se trataba de Bernardino Maciel, que daba misa en los galpones, lo iban a buscar a Villa María, en volantas de la época, a campo traviesa.

En 1992 lo remplaza Fortunato Gambini, en 1908 se hizo cargo Pablo Colabianchi Cicerón, que estuvo 30 años al frente de la iglesia y en la Casa Parroquial se realizaban reuniones donde se decide el tema de la primera escuela y también sobre la fundación de la Cooperativa Unión Popular.

En el año 1938 llega el padre Ferrari, desde el año 1940 comienzan a llegar párrocos de La Playosa, ellos fueron los sacerdotes Rodríguez, Antuna, Larroca, Abdreata, Casina, Cano, posteriormente desde Villa María, el padre Hugo Salvato, Aguirre, Margartini, Tenor, Licari, Romero, Cruchin y luego el padre José Defagó.

Sacerdotes: esta localidad ha sido una verdadera cuna de sacerdotes que transcendieron a nivel nacional, tal el caso de Antonio Conrero que estuvo ejerciendo funciones en Olta (La Rioja), monseñor Juan D. Demarchi que en su primera parte estuvo en Roma especializándose, posteriormente en nuestro país ocupó altos cargos en la curia argentina y monseñor Blas Conrero fue haciendo los pasos lógicos y en el año 1968, el Papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Tucumán en remplazo de Juan Carlos Aramburu.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Recuperación y prevención

Noemí Bramardo

El Presupuesto 2019 ya está en el Concejo

Daniel Rocha

La educación técnica festejó una década

Noemí Bramardo