El Diario del centro del país

Denunciaron al intendente por mal desempeño de funcionario público

El conflicto es por la posesión de un terreno ubicado en Jorge Newbery y Costa Rica. Buscan que se cumpla un acuerdo que realizaron con el municipio para poder construir sus viviendas

Conflicto habitacional

Además, por estafa a la fe pública. Fueron las familias que tenían un convenio con el municipio y reclaman la posesión de 23 hectáreas de barrio Las Playas para construir sus viviendas. Hoy se presentarán en Tribunales para hacer un seguimiento del expediente

 

Las familias que reclaman por la posesión de 23 hectáreas de barrio Las Playas, presentaron una denuncia al intendente Martín Gill por mal desempeño de funcionario público y estafa a la fe pública: “Presentamos una denuncia, con pruebas adjuntas. La denuncia penal la presentamos en la Fiscalía de Turno 3, a cargo del fiscal René Bosio, con el abogado Eduardo Rigalt. Ya tenemos hasta el número de expediente”, manifestó Nadia Brossard, en representación del grupo. Además expresó que hoy se presentarán con el abogado para hacer un seguimiento de la causa: “Una de las compañeras se va a presentar como querellante”.

 

El porqué de la denuncia

Las 42 familias que tienen firmado un convenio con el municipio, en el cual éste se comprometía a expropiar 23 hectáreas de barrio Las Playas para ser destinadas a viviendas sociales, decidieron presentar esta denuncia ante la falta de respuesta y el vencimiento del plazo firmado: “Se presentaron copias de los convenios. En un momento hubo también una venta de esas tierras, pero tampoco salió la posesión. En la Justicia nos recibieron bien, pudimos ver el expediente de la demanda de expropiación que inició la Municipalidad, que se inició recién el 19 de diciembre. Eso demuestra la buena voluntad de querer solucionar el problema de la falta de cumplimiento del convenio, pero es una demanda que no tiene curso porque no han pagado los aranceles y el depósito para la expropiación”, expresó Brossard según les explicaron cuando hicieron la presentación.

 

Hubo contacto, pero no habrá mesa de diálogo

Consultada sobre si alguien del municipio se comunicó con las familias para intentar abrir un diálogo, Brossard señaló que un funcionario contactó a Rigalt: “Le manifestó a nuestro abogado que si levantábamos la denuncia, ellos se iban a sentar a dialogar. El doctor Rigalt nos consultó, nosotros hicimos una asamblea esa tarde, y decidimos que no íbamos a levantar la denuncia, pero sí queríamos dialogar. No levantamos la denuncia porque no hay garantías de que después de eso se inicie una mesa de diálogo”.

 

Levantaron el campamento

Estos terrenos fueron tomados originalmente en diciembre de 2015, momento en el que empezaron las negociaciones, que culminaron tiempo después con este acuerdo. Estas 42 familias volvieron a tomar los terrenos ubicados en la intersección de Jorge Newbery y Costa Rica, en el barrio Las Playas el 17 de diciembre   exigiendo el cumplimiento de este convenio.

El 20 de diciembre pasado, tres días después, lo levantaron y decidieron trasladarse a la plaza Independencia, frente al municipio, donde volvieron a instalarse con carpas, para exigir que se escuche su reclamo. Pese a que en un primer momento, la decisión era pasar las fiestas y permanecer el tiempo que sea necesario, luego de una nueva asamblea, las familias optaron por no pasar allí Navidad y Año Nuevo: “Fueron varios motivos por los que decidimos levantar. Uno fue por las fiestas, aunque algunos se querían quedar. Por otro lado, sabíamos que el municipio no tenía respuesta para darnos, por eso también presentamos la denuncia. No tenían cómo responder y sentíamos que era quedarnos al vicio. El reclamo tenía que pasar a la Justicia porque no había respuesta y así nos organizamos”.

“Cuando fuimos al Concejo Deliberante, pidieron los informes para saber si estaba iniciada la demanda de expropiación y corroboraron que no estaba depositado el montón necesario para iniciarlo. Están incumpliendo con lo que habíamos acordado”, agregó.

 

La situación de las familias

Cuando tomaron las tierras de Las Playas en diciembre, lo hicieron porque muchas de las familias estaba llegando a una situación límite. Muchas no podían renovar alquileres o incluso tenían órdenes de desalojo y se estaban quedando en la calle con niños y bebés: “Una de las compañeras, con dos hijitas, se fue a parar a la casa de la abuela. Otro compañero está en la casa de su hermano con sus dos hijos, pero son todas soluciones momentáneas y no se pueden quedar en esos lugares”.

“Nosotros queremos soluciones, pero entendemos los tiempos. El problema es que hasta la toma no habían hecho nada, no habían presentado la demanda de expropiación. Ahora queremos que siga su curso, si no nunca se va a hacer. Nosotros queremos que avance, aunque lleve el tiempo que lleve”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La obra de gas, en un 88%

Daniel Rocha

ATE se reunió con dos de cinco ediles de Cambiemos

Mercedes Dagna

Buscan alternativas a la iniciativa

Alexis Loudet