El Diario del centro del país

Desde la Municipalidad recogen autos en estado de abandono

Los vehículos en aparente estado de abandono son llevados al Corralón municipal

Villa Nueva – Lo hacen tras un aviso previo y una intimación

Eduardo Astesiano, subsecretario de Seguridad Ciudadana, afirmó que las tareas se llevarán adelante durante todo el año. Afirmaron que la idea es poder fortalecer la seguridad vial y la social

Durante el pasado fin de semana personal de Seguridad Ciudadana de la vecina localidad realizó la tarea de remover autos que estaban sobre la vía pública en aparente estado de abandono.

El encargado de dicha área, Eduardo Astesiano, destacó en diálogo con un periodista de El Diario que “se hizo un relevamiento en la ciudad de los vehículos en estado de abandono” que constó de tres etapas previas.

 

Notificaciones e intimaciones

En ese sentido explicó que como primera medida se hizo una notificación verbal. En tanto, siguió un acta donde se notificaba a la persona que era propietaria el deseo de que tome cartas en el asunto. En caso de no dar con la persona, se la dejaban sobre el parabrisas.

Acto seguido se lo intimaba a un plazo de días porque “de caso contrario el vehículo iba a ser removido y secuestrado por personal municipal”.

Ya en cifras, Astesiano destacó que “a raíz de esa situación más del 50% de los propietarios retiraron de la vía pública esos vehículos en aparente estado de abandono”, sin dudas una cantidad positiva.

Es importante remarcar que desde hace un tiempo era bastante recurrente el hecho de encontrar diferentes autos y utilitarios en dicho estado mientras uno transitaba por la ciudad.

En más definiciones, el encargado explicó que “el viernes se comenzó con aquellos que no habían cumplido con esta intimación. Allí fue cuando se emprendió la tarea de secuestrar y trasladar estos vehículos poniéndolos a disposición del juez de Faltas municipal”.

El plazo que se les otorgaba, en palabras del entrevistado, era de 72 horas, pero aseguró que “de todas maneras cuando se empezó a trabajar esa gente ya hacía más de siete días que había sido notificada”.

En tanto, tampoco fue inmediato el accionar, “ya que hubo que solicitar una grúa y armar un operativo” en comunión con personal policial.

 

Balance

Bajo estas condiciones, durante el diálogo el reporteado confió que “cuando se hizo el relevamiento fueron entre 40 y 50 vehículos, pero más de la mitad fueron retirados después de la notificación”.

Un dato de importancia es que los vehículos no eran perteneciente a una zona geográfica preferente, sino que había de todos los sectores de la ciudad.

Siguiendo la modalidad, los mismos fueron acarreados al Corralón municipal a disposición de los encargados de labrar las multas. “Se hace un acta de infracción”, confió.

 

Peligros

En cuanto a la peligrosidad de que los vehículos se encuentren presentes, el subsecretario expuso que no solamente atentan contra “la seguridad vial, sino también con la seguridad propia”.

En ese mismo sentido mencionó que “hay autos abandonados que generan un lugar propicio para esconderse, que generan sombra” a malvivientes que los quieran usar como resguardo.

Referido a lo meramente vial, también se presenta la problemática de que estén por sobre las veredas u ocupando un espacio particular de la arteria donde perjudican directamente la circulación por las calles de la vecina localidad.

En ese marco de tareas, quien tiene a cargo la cartera, recalcó que las tareas comenzaron a realizarse hace más de un mes y que “la idea es mantenerlo durante el año”.

Tras estas labores la actividad no está cerrada. Ya hay titulares a los que esta semana se les cumple el plazo estipulado y se va a continuar con el trabajo y si aún persisten los automóviles que no acataron esa intimación deben tomar los recaudos necesarios.

“Aquellos que no han removido sus vehículos, deben hacerlo antes de que llegue el inspector con la grúa y la Policía y le secuestren el vehículo”, recalcó con seguridad.

Advirtiendo su accionar, el funcionario subrayó que “la idea de la Municipalidad no es recaudar, sino organizar el tránsito”.

Otro dato que también tiene que ver tal vez con el desconocimiento, es que muchos vecinos afirman que al tenerlo en frente de su casa consideran que no debería haber problema, pero la realidad es que están sobre la vía pública, porque los terrenos empiezan por detrás de la línea de edificación correspondiente a cada espacio catastral.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Complicados por las lluvias

Noemí Bramardo

“Siempre priorizamos a los que menos tenían y los que menos podían”

Alexis Loudet

Dolor en el radicalismo por el fallecimiento de Lola Sarmiento

Juan Pablo Morre