El Diario del centro del país

Detuvieron a dos efectivos de la Policía Caminera por hurto

Ambos policías fueron llevados ayer a la cárcel de Bouwer

Apresados en Villa María y Río Segundo, fueron trasladados a la cárcel de Bouwer

Habrían secuestrado pertenencias en un procedimiento en la autopista que ayer aparecieron al ser allanadas sus viviendas

Dos integrantes de la Policía Caminera de la Provincia de Córdoba fueron arrestados durante la jornada de ayer, por la presunta comisión del delito de “hurto agravado y falsificación de documento público”, de acuerdo a los datos recogidos por El Diario.

Los uniformados fueron aprehendidos en dos allanamientos que dispuso la Justicia en viviendas situadas en las ciudades de Villa María y Río Segundo, precisamente donde residen los involucrados.

Pudo saberse que se trata de los cabos primeros Marcos Oscar Zabala y Ezequiel David Suárez, quienes se domicilian en Mitre 214 de Villa María y la ciudad atravesada por el río Xanaes, respectivamente.

Hasta los lugares mencionados concurrieron ayer, en forma simultánea, distintas comisiones policiales para dar cumplimiento a las respectivas órdenes de allanamiento, ocasión en la que se logró el secuestro de objetos que los agentes mencionados habían incautado en oportunidad de realizar un reciente procedimiento en la autopista AU9.

Se conoció, pese al secreto de sumario, que tras ser arrestados y luego trasladados a los Tribunales de Villa María, toda vez que la causa es investigada por la Fiscalía de Instrucción del Tercero Turno, a cargo de René Bosio, Secretaría de Juan José Aguilar, ambos policías fueron llevados entre las 14 y las 15 de ayer a la cárcel de Bouwer, donde finalmente quedaron alojados.

 

Por qué se los acusa

La investigación se inició cuando un individuo de nacionalidad venezolana fue hallado por Zabala y Suárez, cuando caminaba sobre la banquina de la autopista AU9, en el tramo comprendido entre Villa María y Bell Ville.

Durante el control aprehendieron al caminante por “encubrimiento”, dado que el mismo llevaba en su poder un teléfono celular que había sido robado.

Tras comparecer ante la Justicia, el sujeto recuperó la libertad, momento en el que reclamó que se le devolvieran sus pertenencias, que consistía en una mochila negra en la que llevaba ropas, perfumes importados, tres linternas led y sus documentos personales.

Ante ello el funcionario judicial requirió el acta del procedimiento y, para sorpresa, en ninguna parte de la misma se hacía mención a los objetos que fueron secuestrados.

Tras las consultas del caso, un testigo confirmó que, efectivamente, al caminante venezolano ambos policías le habían incautado la mochila con los objetos mencionados.

Ayer, durante los allanamientos, se encontró en casa de los dos policías sospechados parte de las pertenencias del caraqueño, entre ellas los perfumes y otros elementos.

Los cabos primeros son investigados por hurto agravado, en razón de que se trata de funcionarios de la fuerza policial, y de falsificación de documento público, porque en el acta del procedimiento realizado en la autopista que firmaron ambos, en ninguna parte se da cuenta de las pertenencias secuestradas.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“Todavía me tiembla el cuerpo”

Alexis Loudet

Alerta en la Fábrica: sociedad por decreto

Alexis Loudet

Fue elevada a juicio la causa por el femicidio de Celeste Caballero

Noemí Bramardo