Detuvieron a un policía acusado de manosear a una adolescente

Se trata del agente Norberto Centeno, quien cumplía tareas en la Unidad Departamental, además de conducir un taxi. La menor lo vio el domingo a la noche en una parada de la costanera y su padre lo denunció. Lo arrestaron poco después

 

Un agente de la Unidad Departamental General San Martín, que también se gana la vida conduciendo un taxi, fue detenido el domingo por la noche luego de que una jovencita de 15 años lo sindicara como el sujeto que la había manoseado la semana pasada, luego de subir al coche de alquiler.

El funcionario policial fue identificado como Norberto Jesús Centeno, alias “Beto”, quien desde hace algún tiempo no estaba trabajando en la fuerza de seguridad (se encontraba en tareas no operativas) a raíz de haber sido denunciado por su pareja por un supuesto hecho de violencia familiar que también está en manos de la Justicia.

Centeno, de 31 años (14 de agosto de 1986) fue arrestado en las inmediaciones del puente Juan Domingo Perón, más precisamente en una parada de taxis ubicada frente a un bar de la zona.

Según confirmó ayer a EL DIARIO una calificada fuente judicial, la adolescente se encontraba paseando con su padre por el recorrido peñero cuando se percató que a bordo de uno de los taxis se encontraba el conductor que el viernes pasado la había transportado en el vehículo.

 

De regreso a casa

Extraoficialmente se indicó que la víctima le pidió que la llevara hasta el barrio Los Olmos, pero como no le alcanzaba el dinero le dijo que la dejara lo más cerca. En esas circunstancias y dentro del rodado se habría producido el incidente denunciado por la menor, quien le atribuye a Centeno haberla manoseado y de pedirle “un piquito” a cambio de llevarla hasta su casa.

Si bien el hecho está siendo investigado a partir de los dichos de la denunciante, la fiscal Silvia Maldonado ordenó la detención del sospechoso, quien en principio fue imputado como presunto autor de “abuso sexual simple” (manoseos o tocamientos impúdicos), quien se encuentra alojado en la Alcaidía de barrio San Justo, aunque en las próximas horas sería trasladado al penal de Bouwer por razones de seguridad.

Centeno cumplía tareas como agente de la Policía villamariense, pero actualmente no estaba prestando servicios a raíz de una denuncia presentada por su concubina por un hecho de violencia de género.

Una fuente judicial indicó que el agente será indagado por la fiscal Maldonado en los próximos días, luego de que designe abogado defensor.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus