“Donde vamos a tocar nos piden por nuestros arreglos corales”

Alrededor de 200 estudiantes desfilaron por el cuerpo coral durante dos décadas

EN EL RECTORADO – El Coro Nonino de la UNVM comienza a celebrar sus 20 años de vida

Esta noche habrá una muestra de fotos, documentos y objetos. Posteriormente actuará el cuerpo vocal

Mucha gente cree que el nombre del elenco coral de la UNVM se debe a la obra cumbre de Astor Piazzolla, “Adiós Nonino”, que le dedicara el genial compositor a su padre, Vicente “Nonino” Piazzolla, luego de su muerte.

Pero no.

La formación que dirige la magíster Cristina Gallo lleva dicho título debido a una pieza anterior y poco conocida titulada simplemente “Nonino”, creada por el revolucionario del tango cuando su progenitor todavía se hallaba en vida.

Así lo explica la directora a EL DIARIO, a instancias del 20º aniversario de creación del Coro Nonino que esta noche coronará una de las actividades programadas para la celebración.

Hoy a las 20.30 y en el hall del Rectorado de la Universidad Nacional de Villa María (Entre Ríos 1431), se inaugurará formalmente una exposición de documentos escritos, fotográficos y objetos museísticos que aluden a la historia del cuerpo vocal. Posteriormente, el propio coro brindará un breve concierto en el auditorio de dicho espacio, abierto para la comunidad universitaria y el público en general.

“Cada año -comentó Gallo- los responsables del Archivo de la UNVM, con Marcelo Révora a la cabeza, diseñan una muestra en el Rectorado que se extiende durante todo el año. En este caso se pensó en el coro y por eso hicimos una selección de documentos (como la resolución de la creación del conjunto), placas, premios, fotos y un estandarte ligados a nuestra historia que se muestran en cuatro vitrinas”.

¿Cómo nació el Nonino?
-En la primera camada de alumnos de la Licenciatura de Composición Musical en Orientación Popular, que eran alrededor de 15, había mucha impronta de directores corales o que estaban vinculados a ellos, como Marcelino Martini, Gerardo Gómez, Miriam Ferreyra, Rubén Terreno y Silvia Espíndola. Además estaba la cátedra de Práctica Coral. Por eso, junto al coordinador de la carrera, Juan Carlos Ciallella, fuimos a plantearle la creación del coro al entonces rector Carlos Domínguez. También se lo enmarcó como un elenco que podía actuar en actos y que podía presentarse en otras universidades. Luego, Ciallella fue uno de los motores para elegir el nombre del coro dado su amor por la obra de Piazzolla.

¿Recordás cuántos estudiantes pasaron por el coro?
-Alrededor de 200. En breve se publicará un libro de  investigación sobre la performance vocal llamado “El canto de la UNVM”, que hicimos junto a Manuela Reyes y Gustavo Espada, entre otros, donde dedicamos una parte importante al Nonino. Allí comento parte de su historia y su producción de arreglos que es como su sello. Donde vamos a actuar, tanto en el país como afuera, nos piden los arreglos que hacemos de distintas obras. También queremos editar alguna publicación con nuestras partituras.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus